Latest Posts:

Mostrando las entradas con la etiqueta america central. Mostrar todas las entradas
Mostrando las entradas con la etiqueta america central. Mostrar todas las entradas

21 de octubre de 2018

Costa Rica: Primer país en América prohíbe la caza deportiva

El 25% del territorio de Costa Rica está protegido por reservas y parques naturales.


Costa Rica se ha convertido en este nuevo milenio en un ejemplo para todo el mundo en el cuidado de la naturaleza. Un gran ejemplo es que fue el primer país en América en tener la iniciativa de prohibir la caza deportiva. El principal objetivo de esta nación centroamericana es conservar la biodiversidad y atraer a turistas más respetuosos con el medio ambiente.

Un punto muy importante es que esta reforma de la ley, que regula la caza de animales, fue propuesta por los mismos ciudadanos. La norma fue llevada ante el Poder Legislativo con el respaldo inicial de 177,000 firmas que fueron recolectadas por la Asociación Preservacionista de Flora y Fauna (Apreflofas).

La persona que incumpla esta ley puede ser sancionada hasta con 1.5 millones de colones, esto equivale a 3,000 dólares, y dependiendo de la especie, podría incluso ser condenada a estar entre dos y cuatro meses en prisión. Por otro lado, esta ley va más allá y también castiga la exportación y el tráfico de cualquier especie de flora o fauna silvestre.

“Los costarricenses nos tenemos que sentir muy contentos de que se lanza un mensaje atrevido al mundo prohibiendo la caza deportiva, que se manifiesta en contra de la fauna silvestre. Es un paso muy grande e importante”, declaró el biólogo costarricense Freddy Pacheco, ex catedrático jubilado de la Universidad Nacional de Costa Rica a El País.

“Aunque algunos van a catalogar como exagerada esta propuesta de Costa Rica, lo cierto es que estamos muy contentos y es hora de que la flora y la fauna silvestre sean valoradas y no utilizadas como mecanismo para hacer dinero. La fauna silvestre merece todo respeto y protección de la humanidad” concluyó.

Fuente: Nat Geo

5 de febrero de 2018

Por qué resisten mejor a los terremotos y huracanes los edificios prehispánicos que los nuevos

La construcción, los materiales y el sentido común, detrás de la resistencia de las construcciones mayas.

El cemento utilizado para reformas de edificaciones antiguas, menos resistente frente a la cal que ellos utilizaban


El sentido común con que construían, el secreto para hacer frente a terremotos y huracanes.
Según datos de la Secretaría de Cultura de México, 1.821 monumentos han sufrido daños tras los dos grandes terremotos que sufrió el país el pasado mes de septiembre. Una regla parece evidente al hacer el mapa de los desperfectos: cuanto más vieja es la construcción menores han sido los daños. De hecho, una pregunta surge de entre los escombros al constatar esta evidencia: ¿Por qué las construcciones mayas, aztecas, zapotecas... aguantan más huracanes y terremotos que los edificios más modernos hechos con tecnologías más avanzadas?

Pongamos primero números para corroborar la afirmación. De las 1821 afecciones, de las cuales 242 tienen daños severos, 1.228 moderados y 351 menores, sólo hay cinco centros arqueológicos prehispánicos que tienen algún tipo de daño (ninguno severo). "Monte Albán, Oaxaca; Iglesia Vieja y Chiapa de Corzo, Chiapas; Xochicalco, Morelos y Malinalco, en Estado de México, son los cinco puntos donde ha habido afecciones", explica a EL MUNDO Pedro Francisco Sánchez Nava, Coordinador Nacional de Arqueología del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

Entender cómo desde hace casi 2.000 años se levantaban edificaciones que soportan mejor los duros eventos climáticos que han azotado durante siglos México, requiere contemplar diferentes planos que en ocasiones concluyen en una simplicidad asombrosa: sentido común.

"Cuando tenemos huracanes en la Península del Yucatán, y monitoreamos vía satélite lo que está ocurriendo con las inundaciones que afectan al terreno, comprobamos que las poblaciones actuales quedan anegadas y las viejas ciudades mayas son los únicos puntos sin inundaciones". ¿Por qué? "Porque los mayas entendieron que debían situarse en zonas altas y allí levantaron sus urbes. Hoy se construye en barrancos, laderas... El mundo prehispánico convivía con sismos y huracanes igual que nosotros. En Oaxaca hay constancia de un noble cuyo nombre era Ocho Terremoto, explica el responsable del INAH.

También influye, más allá de la capacidad de observar la naturaleza y de adaptarse a ella y no viceversa, los sistemas constructivos, la arquitectura y los materiales usados. "Los monumentos prehispánicos tienen plantas muy grandes. Se usaba un sistema de células que se iban rellenando y se recubrían con estuco, lo que les da mucha elasticidad", explica Sánchez Nava que vuelve a apuntar a la contemplación del entorno: "La forma piramidal es la construcción más estable. Ellos imitaban la forma de las montañas; las pirámides son una reproducción de lo que era sagrado para ellos. De la montaña llegaba el agua, vivían los ancestros, estaba el inframundo...".

Lea el artículo completo en:

El Mundo Ciencia

29 de mayo de 2016

Cuando Perú tenía fronteras con Costa Rica y Panamá

pangea
La Tierra es un planeta geológicamente vivo, no necesito explicaros ahora la teoría de la deriva continental. Tampoco creo que sea necesario explicar de nuevo, que hubo un día (entre finales del Paleozoico y comienzos del Mesozoico) en que todos los continentes estaban unidos entre sí, formando un súper continente al que llamamos Pangea.

Bien, los chicos de Open Culture, unos fanáticos de la geografía, han creado un mapa en el que se muestra donde quedarían las actuales naciones si hubiera que trasladarlas a aquella lejana época, hace unos 300 millones de años. 

Así quedarían lo países en Pangea
 

Si os fijáis en el mapa, de haber existido humanos, o ciudades, por aquel entonces, los países de Perú, Costa Ria y Panamá tenían fronteras comunes, eramos como "primos hermanos". Y a los portugueses viajar a Groenlandia les costaría un paso. Por no hablar de un partido de fútbol entre dos potencias del sur: Argentina y Sudáfrica, ¿para qué usar un avión? Estas y otras curiosidades que os invito a descubrir las podeís hallar en este mapa:

Aquí una versión del mapa en resolución más alta.

Me enteré leyendo Neatorama

Fuente:

Mailkenais Blog

26 de octubre de 2012

Arqueólogos de Guatemala anuncian el hallazgo de la tumba maya más antigua

Descubren antigua tumba maya

Las pruebas de carbono indicaron que la tumba fue construida entre los años 700 y 400 antes de Cristo.

Arqueólogos de Guatemala anunciaron el hallazgo de la que creen es la tumba maya más antigua jamás descubierta.

Se cree que pertenece a un antiguo gobernante o un líder religioso que vivió hace más de dos mil años y que sirve de puente entre las culturas olmeca y maya en América Central.

Los científicos dijeron que no se hallaron huesos, probablemente porque se desintegraron. Pero descubrieron una rica variedad de artículos de jade, incluyendo un collar que representa una figura humana con cabeza de buitre.

El arqueólogo guatemalteco Miguel Orrego dijo que las pruebas de carbono indicaron que la tumba fue construida entre los años 700 y 400 antes de Cristo, varios siglos antes de que la civilización maya alcanzara su plenitud.

La tumba fue hallada en Tak'alik Ab'aj, un sitio al sur de Guatemala, unos 180 kilómetros al sur de Ciudad de Guatemala.

Los científicos no encontraron huesos en la tumba, probablemente debido a que se habían desintegrado.

Pero la figura con cabeza de buitre parece identificar ocupante de la tumba como un ajaw -o gobernante- porque ese símbolo representaba poder y buena posición económica y les pertenecía a los hombres ancianos respetados.

Gran Jefe

Los científicos llamaron al ocupante de la tumba del K'utz Chman, que en la lengua maya, Mam, significa buitre abuelo.

El líder puede haber sido el primero en introducir elementos que más tarde se convirtieron en característicos de la cultura maya, como la construcción las pirámides y la talla de esculturas que representan las familias reales.

El imperio olmeca comenzó a desvanecerse alrededor del año 400 A.C., mientras que la civilización maya estaba empezando a crecer y desarrollarse, dijo Christa Schieber, otra arqueóloga que trabaja en el sitio. Miguel Orrego y Christa Schieber, del Instituto de Antropología e Historia de Guatemala, dirigen la investigación en ese sitio.

Los mayas pasaron a gobernar gran parte de América Central 250 a 800 D.C. Su imperio se extendía desde la actual Honduras hasta el centro de México.

Fuente:

BBC Ciencia

21 de septiembre de 2012

El Salvador: El mar contra el manglar

El aumento del nivel del océano, debido aparentemente al cambio climático, se está comiendo parte del litoral de El Salvador, incluso un bosque de manglares.

La naturaleza demoró decenas de miles de años para formar los manglares de El Salvador, y todo el ecositema a su alrededor, y en pocos años el calentamiento global (producto básico de las emisiones de los países industrializados) los va destruir para siempre.


Tocones son lo que queda de los manglares.

Los árboles muertos sobresalen de la arena como esqueletos gigantes. Son la prueba concluyente que aquí hace poco, en lugar de esta playa azotada por el viento y las fuertes olas del Pacifico, hubo un bosque de manglares. En la región costera del Bajo Lempa en El Salvador, el cambio climático – en forma de mares crecientes – ha llegado temprano.

Según los lugareños del pueblecito de La Tirana, el Océano Pacifico ha avanzado unos 300 metros desde 2005, empujando la playa delante de él y consumiendo así el frágil ecosistema del cual dependen, prácticamente su única fuente de ingreso monetario. Cuando la marea está baja, pasan por el espeso lodo del manglar buscando “punche”, una especie de cangrejo tropical.

Apenas quedan 500 metros de manglar y, si la tendencia actual sigue, habrá desaparecido para 2025

Cuando les va bien, los habitantes de La Tirana encuentran hasta dos docenas de punche en un día de arduo trabajo, que se venden en el mercado local en unos 3,50 dólares (2,85 euros) cada uno. Con esto, atienden algunas necesidades básicas como ropa, aceite, sal y medicinas que complementan lo obtenido con sus actividades agrícolas y de pesca de subsistencia.

Pero apenas quedan 500 metros de manglar y, si la tendencia actual sigue, habrá desaparecido para el año 2025. “No tenemos ni agua potable ni luz pero tenemos nuestra vida aquí,” dice Nahun Díaz, de 26 años, y alcalde de La Tirana. “Aquí nos queremos quedar pero el mar lo decidirá”.

Según el IPCC, la comisión científica de la ONU dedicada a investigar el cambio climático, el nivel del mar subió durante el siglo pasado 1,7 milímetros al año, aproximadamente. Las corrientes causadas por el derretimiento de los polos y otras masas de hielo como los glaciares alpinos, por un lado, y la expansión termal del agua, por otro, están contribuyendo a este efecto.

Los científicos también informan que el aumento en el nivel del mar no es igual en todo el mundo debido a varios factores, incluido el efecto Coriolis, provocado por el giro de la tierra.

El Salvador calcula que perderá entre 10% y 28% de su litoral en los próximos 100 años

Mientras tanto, el Ministerio de Ambiente y Recursos Naturales (MARN) de El Salvador ya ha calculado que esta nación centroamericana perderá entre 10% y 28% de su litoral en los próximos 100 años. La predicción obedece a los dos extremos del aumento del nivel del mar pronosticado por los varios modelos actuales de simulación de cambio climático, que oscila entre 13 centímetros y 1,1 metros.

En el Bajo Lempa, estas cifras significan poco. Allí ven cómo cada día las olas empujan la arena, desplazándola hacia el corazón del bosque de manglares, y cómo los tocones desaparecen bajo el avance del Pacifico.

“Falta que los científicos vengan para estudiarlo, pero todos los índices nos sugieren que aquí ya está subiendo el mar y son los más pobres los que se ven más perjudicados”, dice Ricardo Navarro, presidente de CESTA, el brazo salvadoreño de Amigos de la Tierra.

Sin embargo, no es solamente por el mar creciente por lo que El Salvador está considerado entre los países más vulnerables al cambio climático. Cada año, huracanes y tormentas tropicales más fuertes asolan Centroamérica. El Salvador, con la segunda tasa más alta de América en deforestación, después de Haití, no podría ser más vulnerable a las inundaciones que estas tempestades implican.

Según el MARN, hubo una sola tormenta extrema en toda la década de los sesenta, otra en los setenta y dos en la de los ochenta. Y luego algo raro sucedió. Hubo cuatro en los noventa (incluido el huracán Mitch que mató a miles de personas por todo Centroamérica) y ocho en los el primer decenio del siglo XXI.

Las inundaciones ya se han vuelto comunes, asolando cada año casas, cultivos y ganado

En el pueblo de Octavio Ortiz, a unos dos kilómetros de La Tirana, al lado del Río Lempa, la vía fluvial más grande del país, Herminia Arqueta, cuenta como las inundaciones ya se han vuelto comunes, convirtiéndose en un peligro estacional que asuela sus casas, cultivos y ganado todos los años.

“Esto nunca sucedió antes de Mitch”, dice la viuda de 46 años, que vive con dos de sus cuatro hijas y depende en gran parte de la agricultura de subsistencia. “Ya cada octubre, cuando empiezan las lluvias, tenemos que prepáranos para lo peor”.

El año pasado, lluvias provocadas por una depresión tropical, llamada 12E por los meteorólogos, dejo el piso de su casa inundado con 65 centímetros de agua durante tres semanas. Peor aún, destruyó toda la cosecha de maíz y arroz, que había sido financiada con un préstamo de 1.000 dólares (814 euros). Ahora, está a punto de vender cinco de sus siete vacas lecheras para cancelar la deuda.

“Apenas sobrevivimos gracias a ellas [las vacas]”, dice Arqueta frente a su casa. “Es lo mismo para todos aquí. Hemos comprado semillas y ganado con préstamos y ahora hemos perdido todo. Muchos no van a poder devolver el dinero”.

Asediado por un tsunami de violencia impulsado por las pandillas y el narcotráfico que lo ha llevado a tener la segunda tasa más alta del mundo de homicidios en 2010, El Salvador lo último que necesita es una crisis climática.

“Nuestro legado de deforestación y descuido ecológico nos ha dejado demasiado vulnerables al cambio climático”, dice Navarro. “Si el gobierno no aplica medidas significativas de adaptación, vamos a tener una ola de refugiados climáticos en el país”.

En la placidez de los manglares, tal advertencia parece incongruente. Mientras que remamos suavemente por el bosque, de regreso de la playa hacia La Tirana, en una visita a este ecosistema tan delicado auspiciada por una beca del Pulitzer Center on Crisis Reporting, de Washington DC, Nahun Díaz, con su hija Ingrid, de tres años, sentada en su rodilla, pregunta: “¿A dónde nos iríamos? Nuestra vida aquí es la única que conocemos. Sin el manglar, no somos nada”.

Fuente:

El País (España)

9 de julio de 2012

La Comisión Ballenera Internacional cierra reunión sin grandes acuerdos

Reunión de la Comisión Ballenera Internacional

En la reunión de Panamá fueron evidentes las diferencias entre los países en relación con la caza de ballenas.

La Comisión Ballenera Internacional (CBI) concluyó en Panamá su 64ª reunión anual, en la que aprobó cuotas para la caza de ballenas para subsistencia aborigen en algunos lugares para los próximos seis años y rechazó la creación de un santuario en el Atlántico Sur.

En la conferencia quedaron patentes las diferencias que hay entre los que impulsan una política conservacionista de los cetáceos y quienes promueven su caza para uso comercial.

La CBI aprobó renovar las cuotas de la caza de ballenas con fines de subsistencia aborigen para el estado de Alaska (EE.UU.), Rusia y las islas de San Vicente y Granadinas, después de una ardua discusión en la que el bloque liderado por Latinoamérica objetó la inclusión del archipiélago caribeño.

La discusión más controvertida, que al final fue rechazada, fue la propuesta de crear un santuario ballenero en el Atlántico Sur por parte de América Latina, que ya había sido planteada anteriormente pero sin llegar siquiera a ser votada.

La propuesta latinoamericana, encabezada por el llamado Grupo de Buenos Aires, recibió el respaldo de 38 de los 61 países presentes en la reunión, es decir, el 65%, pero los estatutos de la CBI establecen que las resoluciones deben aprobarse por tres cuartas partes de los países presentes en el pleno.

Fuente:

BBC Ciencia

30 de mayo de 2012

Mosquitos transgénicos contra el dengue en Panamá

Mosquito

Las autoridades sanitarias planean diseminar millones de mosquitos Aedes aegypti genéticamente modificados.

El dengue es uno de los mayores problemas de salud pública de Panamá. Y para combatirlo las autoridades sanitarias planean diseminar millones de mosquitos Aedes aegypti genéticamente modificados, que impedirían la reproducción de la especie vectora de la enfermedad.

Los insectos están programados para competir -y ganar- por las hembras y procrear larvas que morirán casi enseguida. 

La estrategia, que ya se experimentó en varios países, ha sido cuestionada por grupos ambientalistas y académicos, que temen daños al ecosistema panameño.

Pero el Instituto Conmemorativo Gorgas de Estudios de Salud (Icges) dependiente del Ministerio de Salud y responsable del proyecto, descarta que haya problemas.

A los mosquitos transgénicos se les crea una proteína letal que impide el desarrollo de las larvas del insecto, y en caso de que sobrevivan no podrían transmitirse a otros seres vivos.

"Lo que se piensa es que el riesgo, si existe, es extremadamente bajo", le dice a BBC Mundo Néstor Sosa, director del Instituto.

"Se han hecho experimentos alimentando a otros seres con estas larvas y no se ha visto ningún efecto. Y las posibilidades de que el hombre entre en contacto con éstas son muy remotas", agrega Sosa.

Machos vs hembras

Los mosquitos transgénicos que se pretenden diseminar en Panamá fueron diseñados por la empresa Oxitec, del Reino Unido, que también ha emprendido proyectos en otros países con alta incidencia de dengue.

El proyecto consiste en modificar un gen de los insectos macho, el cual se transmite a los huevecillos cuando se aparean con las hembras.

Cuando éstos se desarrollan en larvas mueren antes de completar la metamorfosis. El proceso se repite en cada ciclo de procreación, lo cual provoca que cada vez sean menos los insectos que nacen.

En el caso de Panamá el objetivo es reducir hasta en 80% las poblaciones de Aedes. Los sobrevivientes pueden ser controlados con métodos tradicionales.

El resultado sería una reducción importante en el contagio de dengue, especialmente del tipo hemorrágico que cada año causa la muerte a decenas de panameños.

Los investigadores del Icges esperan que la Comision Nacional de Bioseguridad autorice la importación de los huevecillos modificados genéticamente, e iniciar la experimentación en el laboratorio.

Luego los insectos serían diseminados en un área controlada, que en este caso sería una zona rodeada de bosques cerca de la capital de Panamá, y en caso de que hubiera éxito se podría aplicar en el resto del país.

Los primeros resultados, dice Sosa, empezarían a fluir en 2014.

Tetraciclina

Pero no todos comparten el optimismo del Instituto Gorgas.

Camilo Rodríguez Beltrán, investigador de la Universidad del Desarrollo de Chile, dice que es necesario completar todas las pruebas antes de aplicarla en campo.

"El problema es que la estrategia tiene un bache: hay una cantidad de mosquitos que van a sobrevivir", dice en conversación con BBC Mundo.

"Varios de los insectos genéticamente modificados van a permanecer en la naturaleza, y algunos serán hembras que transmiten el dengue", añade.

Habría, entonces, una nueva población de Aedes modificados sin presencia previa en los ecosistemas. 

Hasta ahora se desconoce el impacto que tendrían en el entorno.

Hay, además, un riesgo adicional. La modificación genética se anula cuando los mosquitos entran en contacto con tetraciclina, un medicamento que en aguas limpias -el hábitat natural del Aedes- no existe, pero que sí aparece en desechos urbanos.

Algunos estudios muestran que poblaciones pequeñas de Aedes sobreviven en estos espacios. ¿Puede anular la estrategia panameña contra el dengue?

No, responde Sosa. La cantidad de tetraciclina en aguas residuales es "mucho menos" de la que necesitan las larvas del insecto para completar su desarrollo.

Y aunque lograsen sobrevivir, su número sería tan pequeño que no afectarían en la incidencia de contagio del dengue.

Fuente:

BBC Ciencia


Contenido relacionado

13 de diciembre de 2011

La misteriosa enfermedad que azota a los trabajadores azucareros de Centroamérica

Niño en campo azucarero

Una misteriosa enfermedad renal se está convirtiendo en una de las principales causas de muerte de hombres en América Central.

En El Salvador es la segunda causa de muerte y en Nicaragua está matando a más hombres que el VIH y la diabetes combinadas.

No se ha logrado confirmar su causa, pero se piensa que las víctimas están, literalmente, matándose trabajando. Esta es la historia.

P.D. "Conocer Ciencia" hace un llamado a la comunidad internacional a no cosumir el azúcar amargo de centroamérica. ¡Boicot al azúcar de Centroamérica!


En las tierras bajas de Nicaragua, una región de vastos cultivos de caña de azúcar, está la pequeña comunidad de La Isla.

Sus pequeñas casas forman un mosaico de concreto y madera. Trozos de tela sirven como puertas.

Maudiel Martínez sale de una de estas casas para saludarme. Es un hombre pálido con pómulos protuberantes. Camina inclinado como un anciano, pero sólo tiene 19 años.

"La forma como esta enfermedad surge es que usted me ve ahora, pero en un mes me habré ido. Te puede atacar súbitamente" dice.

Los riñones de Maudiel están dejando de trabajar. No llevan a cabo su función esencial de filtrar los desechos de su cuerpo. El jóven se está envenenado internamente.

Cuando comenzó a estar mal hace dos años ya conocía esta enfermedad y sabía cómo podría terminar.

"Pensé en mi padre y abuelo" explica.

Ambos murieron del mismo trastorno, igual que tres de sus hermanos.

Todos trabajaban en los campos azucareros.

La enfermedad renal ha matado a tantos hombres que la gente local ahora no sólo llama a la comunidad "La Isla" sino "La Isla de las Viudas".

La epidemia se extiende más allá de Nicaragua. Es prevalente a lo largo de la costa del Pacífico en Centroamérica, en seis países.

"Es importante que la enfermedad renal crónica renal (ERC) que afecta a miles de trabajadores rurales en América Central sea reconocida como lo que es: una gran epidemia con un impacto tremendo en la población" afirma el doctor Victor Penchaszadeh, epidemiólogo clínico de la Universidad de Columbia en Estados Unidos y asesor de la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

La ministra de salud de El Salvador recientemente pidió ayuda a la comunidad internacional. Según la funcionaria la epidemia "está consumiendo a nuestras poblaciones".

Calor excesivo

En una clínica de El Salvador, en la región agrícola de Bajo Lempa, el doctor Carlos Orantes recientemente encontró que 25% de los hombres de la zona sufrían la enfermedad.

Hombre enfermo en Centroamérica

Se cree que las condiciones de trabajo pueden ser responsables de la enfermedad.

Además, dice, la mayoría de los enfermos no mostraban signos de hipertensión o diabetes, las causas más comunes de ERC en otras partes del mundo.

"La mayoría de los hombres que estudiamos tenían ERC pero su causa era desconocida" explica.

Lo que los hombres de la región tenían en común es que todos trabajaban en el campo. Así que el doctor Orantes cree que una de las principales causas del daño renal son los tóxicos químicos -pesticidas y herbicidas- que son utilizados de forma rutinaria en la agricultura.

"Estas sustancias químicas están prohibidas en Estados Unidos, Europa y Canadá, pero se usan aquí, sin ninguna protección, en grandes cantidades, lo cual es muy preocupante" señala el médico.

Pero no descarta que pueda haber otras causas. Por ejemplo, el uso excesivo de analgésicos puede dañar los riñones, igual que tomar mucho alcohol.

Ambos son problemas importantes en esta región, afirma el doctor Orantes.

En Nicaragua la enfermedad ya se convirtió en un tema político.

En 2006 el Banco Mundial otorgó un préstamo a la mayor compañía azucarera de Nicaragua para construir una planta de etanol.

Los trabajadores de la plantación presentaron un reclamo diciendo que las condiciones de trabajo de la compañía y el uso de tóxicos químicos estaban provocando una epidemia.

Afirmaban que el préstamo violaba los propios estándares del Banco sobre la seguridad y prácticas medioambientales.

En respuesta, el Banco acordó financiar un estudio para tratar de identificar la causa de la epidemia.

"La evidencia apunta claramente a la hipótesis de que el estrés por el calor podría ser la causa de esta enfermedad" afirma el doctor Daniel Brooks de la Universidad de Boston, Estados Unidos, quien está dirigiendo la investigación.

El científico y su equipo encontraron que los trabajadores azucareros no son los únicos que están cayendo enfermos.

Los mineros y trabajadores portuarios también sufren altos niveles de enfermedad renal, y sin embargo, ellos no están expuestos a los químicos agrícolas.

Lo que estos hombres tienen en común, dice el investigador, es que todos trabajan largas horas en condiciones de calor extremo.

"Día tras día de trabajo manual duro en condiciones calientes, sin suficiente reemplazo de líquidos, puede tener efectos en los riñones que no son obvios a primera vista pero con el tiempo se acumulan hasta llegar a un estado de enfermedad" dice el doctor Brooks.

"Nunca se ha podido demostrar que esto cause enfermedad renal crónica, así que estaríamos hablando de un nuevo mecanismo que hasta ahora no ha sido descrito en la literatura científica" agrega.

Pero el científico afirma que un nuevo estudio preliminar apoya esta hipótesis. Su equipo analizó muestras de sangre y orina de trabajadores azucareros que llevaban a cabo diversos trabajos.

Los científicos encontraron más evidencia de daño renal en los trabajadores que realizaban las labores más duras en el exterior.

La profesora Aurora Aragón de la Universidad Nacional de Nicaragua, en León, afirma que esta explicación tiene sentido.

Desde hace tiempo sospecha que parte del problema es la forma como se les paga a los trabajadores azucareros: reciben más dinero entre más caña de azúcar corten.

"Esta forma de trabajo fuerza a la gente a hacer más de lo que son capaces y esto no es bueno para su salud" dice.

Sin alternativa

Trabajadores azucareros

Los hombres no tienen otra alternativa de trabajo que los cultivos de azúcar.

"El trabajo en el campo nos hace sentir mareados y con náusea" dice José Donald Cortez, quien corta caña desde hace 18 años.

"A menudo tenemos fiebre".

Cortez ahora padece enfermedad renal y dirige una organización de trabajadores del azúcar en Nicaragua que están enfermos. Está convencido de que algo en las plantaciones de azúcar está causando la enfermedad.

Sea lo que sea, dicen, los que están enfermos necesitan tratamiento de diálisis, que puede mantenerlos vivos si les fallan los riñones.

Pero pocos pueden obtenerlo porque la diálisis es extremadamente costosa y muy poco disponible.

"Si se lo pides al ministerio de salud te dicen que ellos no tienen el dinero. Si le preguntas a la compañía de azúcar si ellos son responsables, te dicen 'no'".

Por su parte, las compañías azucareras afirman que no están convencidas de que las sustancias químicas que se usan en sus plantaciones son responsables de la epidemia. Aún así, dicen, tratarán de proteger la salud de sus empleados.

Un conglomerado que posee varias plantaciones azucareras en Centroamérica, el Grupo Pellas, señala que ha comenzado a dar a sus trabajadores un descanso de una hora para el almuerzo y ahora emplea a personal para asegurarse de que los hombres beben agua.

La compañía también lleva a cabo pruebas rutinarias renales en sus empleados.

El portavoz de la empresa, Ariel Granera, expresa que si se encuentra que un trabajador tiene enfermedad renal se le deja ir, por preocupación y por su propio bien, agrega.

Pero los trabajadores enfermos que han sido despedidos afirman que lo que reciben de las compañías y de la seguridad social no es suficiente para vivir y cuando pierden sus empleos pierden el derecho a recibir tratamiento de las clínicas de la empresa.

En La Isla, y muchos otros pueblos similares, los hombres a menudo son empleados por contratistas que no llevan a cabo análisis de enfermedad renal.

Todos saben que trabajar en los campos azucareros es un riesgo grande, pero no hay otro tipo de empleos en la región.

"No tenemos alternativa" dice una mujer que recientemente perdió a su padre. "No hay otra forma de mantener a la familia".

Fuente:

BBC Ciencia

Contenido relacionado

14 de octubre de 2011

Desarrollan frijoles tolerantes a sequías para América Central

Frijoles Fotos gentileza Steve Beeb

Se han distribuido variedades de frijos tolerantes a la sequía en Nicaragua y en Ruanda. Fotos: gentileza Steve Beebe.

Frijoles tolerantes a sequías ya están siendo cultivados en América Central, ofreciendo a productores una herramienta ante uno de los fenómenos climáticos extremos que podría ser cada vez más frecuente debido al calentamiento global.

Las variedades resistentes son el resultado de un trabajo de al menos tres décadas del Centro Internacional de Agricultura Tropical, CIAT, con sede en Colombia, donde se han combinado, en cruzamientos convencionales, genes de plantas de zonas expuestas a sequías en México y Centroamérica.

El material de esos cruzamientos es a su vez fruto de la labor de agricultores en la región, ya que proviene de variedades criollas o tradicionales sometidas a un proceso de selección natural por generaciones de productores en América Latina.

"Aquí en CIAT tenemos un banco de germoplasma con más de 26.000 colectas de frijoles tradicionales convencionales", dijo a BBC Mundo Steve Beebe, genetista y director del programa de frijol del CIAT.

"Hicimos cruzamientos entre diferentes materiales de Centroamérica y de México y hacemos una selección en el campo. Tenemos una época de seca de junio a setiembre, sembramos en esa época y sometemos los materiales a selección en esas condiciones para elegir los que tienen la capacidad de producir granos con poca agua".

De Centroamérica a Ruanda

El frijol es una planta autofertilizada, ya que cada flor es una unidad sexual completa, en la que el polen pasa de la antera, la parte masculina, al estigma, la femenina.

Productores de frijol Foto gentileza Steve Beebe

Las nuevas variedades han tenido buena aceptación entre los agricultores, según el CIAT.

Los cruzamientos a mano requieren un alto grado de destreza manual, según Beebe. Se abre la flor de una planta madre y se fertiliza la planta madre con el polen de otro padre.

La primera variedad resistente a la sequía fue liberada hace dos años en Nicaragua. "Ha logrado bastante aceptación entre los productores, sobre todo de la costa pacífica, que es bastante seca, y en cierto grado en el norte del país en la frontera con Honduras", dijo Beebe.

"También fueron lanzados dos materiales en Ruanda, en África central, en la parte oriental del país que también tiene clima seco. Es interesante que materiales que se comportan bien en Centroamérica suelen ser de buen rendimiento en África, por lo que la adaptabilidad de esos materiales parece ser bastante amplia".

Tolerancia

¿Qué hace que las plantas sean más resistentes a la sequía?

Productor de frijol Foto gentileza Steve Beebe

Uno de los desafíos futuros será desarrollar variedades tolerantes de temperaturas altas.

"Cualquier planta tolerante a la sequía debería tener un buen sistema de raíces, pero más que eso debe tener la capacidad de formar vainas bajo estrés hidrico y también de llenar el grano dentro de la vaina. Es en estas dos últimas características que hemos hecho más progreso en los últimos años".

En algunos estudios se ha demostrado que hay materiales con raíces más profundas que no son tolerantes a la sequía, por lo que un buen sistema radicular no parece ser suficiente para asegurar resistencia.

No está claro cuál es el mecanismo interno que explica la mayor tolerancia.

"Probablemente es una cuestión a nivel hormonal dentro de la planta , es decir, tiene que ver con procesos internos que controlan la distribución de la biomasa dentro de la planta. Con ciertas señales hormonales la planta distribuye la biomasa hacia las vainas y la semilla", señaló Beebe.

Altas temperaturas

El mejoramiento genético, según el experto del CIAT, es "algo que nunca termina, siempre hay una nueva frontera". Uno de los nuevos retos es "ofrecer a los productores colores de grano más aceptables, ya que hay muchos tonos diferentes actualmente, pero en el mercado hay un tono muy particular y atractivo que le da un valor agregado".

Los científicos del centro internacional también trabajan en variedades resistentes a otras enfermedades y más eficientes en el uso de nutrientes. La baja fertilidad del suelo es un problema para muchos productores de frijol, "que suelen ser agricultores de pocos recursos cuyos suelos, si no están degradados, tienen típicamente una fertilidad más bien baja".

Pero uno de los mayores desafíos ante el cambio climático será desarrollar variedades tolerantes a altas temperaturas.

"Si la temperatura sube a más de 20 grados entre medianoche y cuatro de la mañana esto es bastante perjudicial para el frijol, ya que son las horas en que las flores se están autofecundando, es decir, el polen se está liberando para fertilizar la parte femenina de la flor. Si en esas horas la temperatura es alta, el polen no funciona bien y no hay formación de grano".

Hallar variedades tolerantes es fundamental para América Latina, según Beebe. "Zonas de Centroamérica van a pasar el límite que el frijol aguanta actualmente, sobre todo las temperaturas nocturnas críticas para el frijol".

Fuente:

BBC Ciencia

Contenido relacionado

1 de septiembre de 2011

Cepal: Centroamérica es "altamente vulnerable al cambio climático"


Niño en El Salvador, tras el paso del huracán Stan en 2005

Los huracanes y las sequías pueden ser más intensos, advierte el informe.

Centroamérica produce "una muy mínima parte de las emisiones globales de gases de efecto invernadero, pero ya es una de las regiones más vulnerables al cambio climático", asegura un nuevo estudio de la Cepal, la Comisión Económica para América Latina de Naciones Unidas.

Si no se toman medidas pronto, la región sufrirá sequías y huracanes más intensos, advierte el trabajo titulado "La economía del cambio climático en Centroamérica: Reporte técnico 2011".

"Hemos ido acumulando más y más evidencia de la alta vulnerabilidad de Centroamérica tanto por su desarrollo socioeconómico, como por su gran exposición a variaciones del clima en eventos extremos", señaló Julie Lennox, experta del Punto Focal de Cambio Climático de la Sede Subregional de la Cepal, en México.

Lennox, coordinadora del estudio, presentó sus conclusiones en El Salvador, donde según el estudio los costos acumulados por huracanes y pérdidas en recursos hídricos, agricultura y biodiversidad representarían para 2100 el equivalente al 54% del producto interno bruto (PIB) del país.

Reto de adaptación

El estudio maneja diferentes escenarios posibles. En el menos optimista, si las emisiones globales continúan según la tendencia actual, la temperatura en Centroamérica podría aumentar en promedio 4,2 grados centígrados y la lluvia anual podría disminuir en un 28 % a finales de siglo.

Eso significa que "va a haber mayor intensidad de eventos extremos, como sequías y huracanes, y parte de esos impactos se van a evidenciar en las economías". También disminuiría la producción agrícola y habría pérdidas significativas de ecosistemas y biodiversidad.

"Urge una acción sostenible", dijo Lennox. El estudio señala que "el reto de adaptación para Centroamérica es altamente preocupante porque exige redoblar esfuerzos para reducir la pobreza, la desigualdad y la vulnerabilidad socioeconómica y ambiental, y aumentar la resiliencia y la capacidad adaptativa de las sociedades".

También señala que "la población de la región, relativamente joven y con su diversidad cultural, étnica, lingüística y de estilos de vida, es un tesoro que requiere mayor reconocimiento e inversión para revalorar y desarrollar sus capacidades de respuesta".

El estudio recomienda explorar políticas de adaptación con programas de reducción de pobreza, gestión integral de recursos hídricos, disminución de desforestación, transición a economías bajas en carbono y protección de ecosistemas naturales, entre otros.

En la investigación participaron 16 instituciones de los países centroamericanos, además de la Comisión Centroamericana de Ambiente y Desarrollo (CCAD) y la Secretaría de Integración Económica Centroamericana (SIECA).

Fuente:

BBC Ciencia

7 de julio de 2011

Así nació América Central

El surgimiento de América Central y la separación del Atlántico y el Pacífico cambiaron para siempre el clima del planeta.

Hace más de 20 millones de años, el mapa de América era muy diferente.

El norte y el sur del continente estaban separados por un canal oceánico y aún no se había formado la franja de tierra conocida como el istmo de Panamá.

¿Cómo y cuándo se produjo el choque entre la parte norte y sur de América, y el nacimiento de América Central?

Científicos en Panamá aseguran que esos eventos, que alteraron para siempre el clima del planeta, tuvieron lugar mucho antes de lo que se pensaba.

La excavación para la ampliación del Canal de Panamá ha presentado una oportunidad única para explorar el pasado geológico del istmo, dejando al descubierto rocas y fósiles que deben ser rescatados en una verdadera carrera contra el tiempo.

Las rocas y fósiles, según los expertos, apuntan a una nueva hipótesis, que revolucionaría la visión tradicional de la historia geológica de América y aportaría información clave para entender el clima del futuro.

"La placa tectónica de Sudamérica chocó con la parte trasera de la placa del Caribe que era un arco volcánico (el arco de Panamá). Colisionaron, produciendo el levantamiento inicial del istmo", le dijo a BBC Mundo Carlos Jaramillo, científico colombiano que trabaja en el Instituto Smithsonian de Investigaciones Tropicales (STRI por sus siglas en inglés) con sede en Panamá.

"La edad del choque entre el arco de Panamá y el continente sudamericano se ha igualado tradicionalmente a la edad de interrupción de la comunicación entre las aguas del Caribe y el Pacífico, aproximadamente 3,5 millones de años", señala Jaramillo.

"La hipótesis que estamos desarrollando es que la edad del choque es mucho más antigua, aproximadamente 23 millones de años, y que probablemente a los 15 millones de años sólo existía una distancia muy corta entre Sudamérica y Panamá".

Rescate de fósiles

Oris Rodriguez y Federico Moreno empacando un tronco fósil de 17 millones de años a la orilla del Canal de Panamá

Empacanado un tronco fósil de 17 millones de años a orillas del Canal de Panamá. Foto: gentileza Carlos Jaramillo

En los terrenos expuestos por las excavaciones, los expertos del STRI están encontrando "faunas y flores fósiles de entre 15 y 22 millones de años de antigüedad".

El clima tropical favorece el crecimiento de vegetación y la desintegración de las rocas en un período de tiempo muy corto, señalan los investigadores.

"Por esto, es muy poco común hallar exposiciones de rocas frescas, mucho menos fósiles de mamíferos, en un ambiente tropical como el de Panamá", explicó Jaramillo a BBC Mundo.

"Las excavaciones del Canal han abierto nuevas exposiciones que hay que aprovechar en el poco tiempo que van a durar antes que la vegetación crezca sobre ellas, o que las obras de ingeniería cubran estas exposiciones con concreto o algún tipo de textil para controlar la erosión".

Jaramillo señala como evidencia indirecta de la nueva hipótesis los efectos del choque en la composición química del vulcanismo, las tasas de enfriamiento de las rocas o cambios en el tipo de sedimentación en ambos bordes.

"También estamos trabajando en evidencia directa, como la presencia de fragmentos de roca panameña en sedimentos suramericanos y lo opuesto, fragmentos suramericanos en Panamá".

Impacto profundo

Canal de Panamá

El Canal de Panamá fue completado en 1914 y conecta el Atlántico y el Pacífico, evitando el largo viaje a través del Cabo de Hornos.

El nacimiento de América Central creó un corredor para el desplazamiento de animales del norte al sur del continente y viceversa.

Animales nativos de América del Norte llegaron hasta el sur y animales de América del Sur se desplazaron hacia el norte.

La formación del istmo de Panamá también tuvo un impacto profundo en el clima.

La separación del Atlántico y el Pacífico cambió completamente la circulación de las corrientes oceánicas.

"El Atlántico y el Pacífico eran relativamente similares ya que estaban comunicados, pero al cerrarse esa comunicación, el Atlántico norte empezó a estar más caliente y el Caribe se tornó mucho mas calido y salino, ya que no tenia las aguas frías y menos salinas del Pacífico", explicó Jaramillo.

Por otra parte, las aguas cálidas del Caribe ya no pudieron fluir entre el norte y el sur del continente, por lo que comenzaron a hacerlo hacia el noroeste, creando la corriente del Golfo.

Entender el clima futuro

Algunos expertos señalan que la corriente del Golfo aportó la humedad necesaria para que el agua evaporada cayera como lluvia o nieve, disminuyendo la salinidad del mar y permitiendo la formación de hielo a temperaturas más elevadas. La corriente habría tenido así un papel fundamental en la formación de las capas de nieve del Ártico.

Obras de ampliación en el Canal de Panamá

Las obras de ampliación del Canal de Panamá están dejando al descubierto rocas y fósiles de entre 15 y 22 millones de años de antigüedad.

Carlos Jaramillo señala que entender el nacimiento de América Central y su impacto es importante para entender los cambios climáticos que puedan ocurrir en el futuro.

Si la hipótesis del científico colombiano es correcta, "tendria varias implicaciones, por ejemplo, que habría poca relación entre el cierre del istmo y el inicio de la glaciacion en el Ártico".

"Debemos buscar la causa en otras razones", señala.

También sería importante para entender la evolucion de la vida en las Américas.

"Siempre hemos asumido que Sudamérica y Norte/Centroamérica se unireron hace 3,5 millones de años, pero ahora vemos que plantas y animales ya habían migrado desde Sudamérica hasta Centroamérica mucho tiempo antes", afirma el experto.

Fuente:

BBC Ciencia

Contenido relacionado

27 de junio de 2011

El sacrificio de los mayas para pedir lluvia a los dioses



Un cráneo en el fondo del cenote. | C. M.
  • Hallan en una cueva submarina una posible ofrenda de petición de lluvia
  • Encontraron huesos humanos y animales, vasijas, cuchillos y otros objetos

La famosa ciudad maya de Chichén Itzá sigue dando sorpresas a los investigadores. Un nuevo hallazgo arqueológico en el interior de un cenote (cueva sumergida) mexicano ha desvelado un novedoso tipo de rituales mortuorios mayas prehispánicos.

Un equipo de arqueólogos subacuáticos de la Universidad Autónoma de Yucatán ha descubierto bajo las aguas un nicho natural donde se hallaron huesos humanos y de animales, vasijas de cerámica, cuentas de jade y de concha, cuchillos de pedernal y otros objetos, todos ellos colocados de forma cuidadosa y selectiva en lo que parece ser una ofrenda sagrada de petición de lluvia.

Según explicó a ELMUNDO.es el investigador Guillermo de Anda, director del equipo de arqueólogos y del proyecto 'El Culto al Cenote', el descubrimiento se produjo durante la exploración de un pozo natural situado a escasos dos kilómetros de la famosa pirámide de Kukulcán (o de El Castillo). "Tras descender por cuerdas 21 metros hasta la superficie del agua, descubrimos a cinco metros de profundidad una cueva inundada que conducía al nicho".

Ofrenda submarina

Además de los citados objetos, se encontraron también bifaciales, artefactos redondos de concha (anteojeras identificadas con atributos de Tláloc, deidad de la lluvia) y gran cantidad de carbón que, probablemente, fue utilizado en el ritual. Todo estaba en su sitio, tal y como lo dejaron los sacerdotes mayas.

En la zona central de la cueva estaba lo que parece ser la ofrenda principal "formada por elementos que encierran un gran simbolismo, ya que puede verse el cráneo de un perro (animal relacionado con los espíritus que van al inframundo) un venado (animal simbólico de inframundo y creación), una tibia humana, y un cuchillo de sacrificio", indicó De Anda.

Los investigadores calculan que este ritual en honor al Dios Tláloc debió celebrarse en los siglos IX y X, cuando los antiguos mayas padecieron dos periodos de sequía en la región y que provocó el llamado Colapso Maya. En el nicho se hallaron restos humanos de, al menos, seis individuos, probablemente sacrificados.

"Aún no sabemos en qué consiste este tipo de ritual", explicó el arqueólogo, que asegura que lo más importante y sorprendente del hallazgo es que se trata de una práctica ceremonial novedosa para los expertos que está en proceso de estudio.

Hasta ahora, los casos documentados de sacrificios mayas se referían a ritos en que se arrojaban a las víctimas al fondo del cenote junto a objetos y otros elementos religiosos.

"En este caso, está claro que las personas no eran arrojadas desde la superficie, sino colocadas en las paredes del cenote. Las hipótesis indican que las poblaciones pudieron estar dedicadas a las deidades de la lluvia, para pedir agua, en tanto que la antigüedad de las ofrendas coincide con la época en que se produjeron dos intensos periodos de sequía. Creemos que a causa de la sequía, el nivel del agua del cenote pudo haber descendido entre 3 y 5 metros respecto al que tiene hoy, lo que habría facilitado a los mayas llegar hasta la cavidad y depositar la oblación", señaló.

Petición de lluvia

Además de la ofrenda mortuoria, en el fondo del cenote, en la poza principal, a 50 metros de profundidad, los arqueólogos subacuáticos realizaron más hallazgos de esqueletos humanos de una veintena de individuos y más de un centenar de elementos de huesos de animales, cerámica y esculturas, entre las que destaca un portaestandarte con características similares a un jaguar.

De Anda destacó que este cenote, conocido con el nombre de Holtún, nunca había sido explorado y por lo tanto su contexto está inalterado. "A través de análisis de ubicación espacial del material y una estricta metodología cartográfica y de registro, se ha logrado la descripción de la ubicación precisa de cada elemento en un plano, con lo que se determina que se trata de un sitio ritual semejante al Cenote Sagrado de Chichén Itzá".

Cuando se realizaron las investigaciones en este famoso yacimiento, entre 1882 y 1968, los pocos adelantos en la metodología y técnica de investigación propiciaron que se perdiera mucha información, por lo que el estudio de este nuevo cenote podría ayudar a contestar muchas incógnitas que quedaron sin respuestas respecto al primero, que probablemente es el más importante de toda el área maya.

Fuente:

El Mundo Ciencia

3 de junio de 2011

Primer mapa de zonas agrícolas en riesgo por el cambio climático

Mapa de zonas que pasarán a tener temperaturas de 30 grados centígrados en 2050  Mapa: gentileza CGIAR

El cultivo de maíz, frijoles, mandioca y otros productos vitales para millones de personas en América Latina podría verse severamente afectado por el cambio climático, según un nuevo estudio.

El informe, enfocado en zonas tropicales, indica las áreas agrícolas que más sufrirán debido al calentamiento global en 2050, identificando hotspots o "focos de riesgo" en los que el calentamiento global amenazará la producción de alimentos.

Las regiones en mayor peligro se encuentran en África e India, pero el estudio también señala dos grandes puntos de vulnerabilidad en América Latina: México y América Central, por un lado, y el este de Brasil, por otro.

El informe, titulado "Mapeo de la vulnerabilidad relacionada con el cambio climático y la inseguridad alimentaria en los trópicos del mundo", fue elaborado por el Programa de Investigación sobre Cambio Climático, Agricultura y Seguridad Alimentaria (CCAFS, por sus siglás en inglés) del Grupo Consultivo para Investigación Agrícola Internacional (CGIAR).

Vulnerabilidad en América Latina

Los científicos identificaron áreas en riesgo de cruzar los llamados "umbrales climáticos", en los que, por ejemplo, la temperatura alcanzará niveles demasiado elevados para la producción de maíz o frijol.

Maíz

Si se acorta a menos de 120 días el plazo de condiciones buenas de cultivo, el maíz sufrirá.

"México y América Central son focos de vulnerabilidad", dijo a BBC Mundo Andy Jarvis, experto en América Latina del Centro Internacional de Agricultura Tropical, CIAT, con sede en Cali, Colombia, y uno de los autores del estudio.

Uno de los problemas es que la falta de lluvias prevista en muchas regiones para 2050 acortará a menos de 120 días el período de condiciones óptimas de cultivo.

"La mayoría de los cultivos requiere 120 días de condiciones razonables para madurar. Y el maíz es muy sensible a la sequía en todas sus etapas de crecimiento", explicó Jarvis.

"También hicimos muchas investigaciones con frijoles y ahí el problema es que este cultivo no tolera demasiado calor, requiere condiciones frescas".

Agricultor en Nicaragua Foto: gentileza CGIAR, Neil Palmer

La baja capacidad de adaptación de América Central es especialmente preocupante, según los autores del informe.

El estudio identifica sitios en los que la temperatura promedio pasará de menos de 30 grados centígrados a más de 30 grados para 2050. Por encima de este umbral, la producción de frijol comienza a ser afectada.

En el caso del este de Brasil, una región ya golpeada por la pobreza y la inseguridad alimentaria, uno de los principales problemas será el aumento en las sequías y un período más corto de clima favorable.

Uno de los cultivos afectados será la yuca o mandioca, como se le denomina en Brasil. "En algunas zonas se precisan dos años para cultivar yuca, ya que crece durante 120 días, pero luego entra en período de hibernación, llenando los tubérculos sólo en el segundo año", señala Jarvis.

Poco margen de maniobra

Para identificar las áreas vulnerables, los científicos superpusieron mapas en base a diversas variables como pobreza o alta dependencia de la agricultura y tomaron en cuenta varios modelos climáticos, así como las predicciones del Panel Intergubernamental de Cambio Climático (IPCC).

Agricultores en África

En países de África que ya dependen de cultivos resistentes hay poco margen de maniobra. Foto: gentileza CGIAR

El informe menciona especialmente grandes áreas de Asia Meridional, incluyendo casi la totalidad de la India, y partes de África subsahariana, donde se estima que cerca de 370 millones de personas ya sufren inseguridad alimentaria y habitan zonas donde puede disminuir en un 5% la duración de la estación de cultivo.

Algunos países como Sudáfrica podrían optar, por ejemplo, por abandonar el maíz en favor de cultivos más resistentes a la sequía.

Pero el margen de maniobra es mucho menor en países como Níger, que ya dependen de cultivos más resistentes como sorgo y mijo.

Adaptación

La adaptación no siempre implica cambio de cultivos. Antes de eso puede optarse por variedades más resistentes, irrigación u otras medidas. Lo que cada vez parece quedar más claro es que los gobiernos deben elaborar cuanto antes planes de respuesta.

"Comparada con otras regiones, América Latina está en una mejor posición, no porque el impacto en los cultivos sea menor, sino porque hay instituciones fuertes, menores niveles de pobreza y mayor capacidad de adaptación" , asegura Jarvis.

"Pero esto no se aplica a partes de América Central, donde los niveles de pobreza son altos y hay una muy baja capacidad de respuesta".

"En el caso de África, necesitaremos una revolución en los sistemas agrícolas", advierte Bruce Campbell, director del CCAFS.

Para otro de los autores del informe, Philip Thornton, el mensaje del estudio es claro.

"El margen de tiempo para desarrollar soluciones innovadoras que pueden superar efectivamente estos desafíos es limitado".

"Se necesitan ahora grandes esfuerzos de adaptación si queremos evitar serios problemas de seguridad alimentaria más adelante".

Fuente:

BBC Mundo

Contenido relacionado

9 de mayo de 2011

El Salvador y sus cocinas ecológicas

Este nuevo instrumento puede ser muy útil en el país más deforestado de América Central.

Doña Lorena palmea y echa la masa de maíz sobre el comal de barro. Está a punto de concluir la faena porque no le queda mucha leña del manojo que compró por poco más de un dólar.

Mientras tanto, una cliente aguarda por su orden de tortillas, el acompañante indispensable en la dieta de los salvadoreños.

Durante la espera, el humo del fuego irrita los ojos; pero, en otro lugar del pequeño poblado de Nahuilingo, Vilma Graciela también prepara tortillas y no lagrimea.

Ambas utilizan leña para cocinar, pero la primera usa un comal sobre un brasero abierto, y la segunda cuenta con una ecocina, que tiene una cámara con chimenea que reduce hasta un 90% la emisión de CO2 y ahorra el 70% del gasto de leña.

Este nuevo instrumento puede ser muy útil en el segundo país más deforestado de Latinoamérica, superado sólo por Haití.

Orígenes de la ecocina

En 2007 Gustavo Peña, el promotor de las ecocinas, conoció a Larry Winiarski, un ingeniero especialista en combustión de la Universidad de Oregon.

Conscientes de que resultaba difícil cambiar el patrón de consumo de leña, especialmente en las comunidades rurales y en situación de extrema pobreza, comenzaron a desarrollar en el país modelos de cocinas que optimizaran la energía y que redujeran la quema de madera.

Luego de varias pruebas y de validar los prototipos entre las comunidades, finalmente Peña encontró una estructura portátil, con eficiencia calorífica, durabilidad, y libre de mantenimiento.

Winiarski dio el visto bueno al diseño y Peña, con el apoyo de Stove Team, una organización estadounidense que promueve el uso de estufas eficientes, y del Club Rotario de Oregon, inició la producción de su invento en Nahuilingo, de donde es oriundo.

Producción local

Este poblado de origen indígena, ubicado a 210 metros sobre el nivel del mar y a 66 kilómetros de distancia de la capital, pertenece a una de las provincias más violentas del país, donde el acoso de las maras es una constante y la falta de empleo una regla.

Ahora, sin embargo, es el punto de referencia de una empresa de 16 empleados que producen cientos de cocinas ecológicas y cuyo modelo es reproducido en Honduras, Guatemala, Nicaragua y México.

Nancy Hughes, directora de Stove Team, celebra que "en Nahuilingo encontramos gente muy inteligente, trabajadores y con muchas ecocinas por delante".

"Además, la idea de emplear trabajadores locales es fundamental para nosotros", explica Hughes en conversación con BBC Mundo.

De hecho, Peña no deja de ensayar con nuevos modelos: de tres hornillas, con una plancha en la superficie, un horno de panadería y un sistema híbrido que utiliza energía eléctrica.

En esta nación centroamericana también existen otras iniciativas, como la denominada "turbo-cocina" de René Núñez, que ha sido adoptada por las escuelas públicas en la capital con respaldo de la empresa privada.

¿No a la leña?

Niñas preparan guiso utilizando cocina ecológica

En El Salvador hay muchos iniciativas dirigidas a erradicar el consumo de leña.

Mientras la ecocina despertó el apoyo internacional de organizaciones como Care, Hábitat para la Humanidad, el Club Rotario, universidades, los Cuerpos de Paz, y la Fundación Milagro de Carlos Santana, en el país este invento es soslayado por las autoridades oficiales de medio ambiente, que buscan erradicar el consumo de leña.

Según la FAO, la densidad poblacional en El Salvador (más de 250 habitantes por km2) ejerce una presión sobre los recursos naturales que casi ha eliminado la vegetación natural del territorio.

De hecho, se estima que el remanente de bosque original es de apenas 2%.

Si bien el Índice de Desarrollo Humano advierte que el patrón de uso de leña ha disminuido en los últimos 20 años, del 50% de los hogares en 1990 al 25% en 2010, en las áreas rurales, donde casi la mitad de los hogares son pobres, 55 de cada 100 familias todavía cocinan con ésta.

Otro argumento en contra de este tipo de combustión es el de salubridad. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), cada año mueren en el mundo 1,6 millones de personas por causa de la inhalación de humo en el hogar.

Aunque este fenómeno no se ha medido en el país, las estadísticas del Ministerio de Salud indican que las enfermedades respiratorias agudas son la principal causa de muerte.

Y debido a que la ecocina logra reducir los dos factores, Peña reitera que no amenaza los bosques.

"Lo que debe hacerse es un plan integral de reforestación y mantenimiento de los recursos naturales", argumenta Hughes.

Fuente:

BBC Ciencia

Contenido relacionado

1 de junio de 2010

¿Por qué Centroamérica es tan vulnerable a las inundaciones?

Lunes, 01 de junio de 2010

¿Por qué Centroamérica es tan vulnerable a las inundaciones?
El río Choluteca desbordado

"Agatha" provocó el desborde del río Choluteca en Tegucigalpa, despertando los recuerdos del huracán Mitch.

Las autoridades guatemaltecas han advertido que los daños causados por la tormenta tropical Agatha en el país podrían superar a los provocados el huracán Mitch en 1998 o la tormenta tropical Stan, que azotó Centroamérica siete años después.

El primero dejó unos 834 muertos en el país, pero más de 19.000 en toda la región, la mayoría de ellos en Honduras y Nicaragua.

La tormenta tropical Stan, por su parte, se cobró oficialmente la vida de por lo menos 1.600 centroamericanos, aunque hay estimaciones que afirman que sólo en Guatemala el número de muertos superó los 2.000.

Ambos fenómenos naturales también causaron multimillonarias pérdidas materiales en toda la región. Y no son, ni por cerca, los únicos ejemplos de muerte y destrucción producidas por las lluvias en América Central.

¿Pero qué es lo que hace que, a casi doce años del huracán Mitch, todos los inviernos dejen como resultado un saldo mortal en Centroamérica?

"La principal razón es que las vulnerabilidades frente a los desastres naturales no han hecho sino crecer", le explicó a BBC Mundo Sálvano Briceño, director de la Estrategia Internacional para la Prevención de Desastres de Naciones Unidas.

"La población aumenta y se ubica en zonas de riesgo. Y no se da suficiente prioridad a los esfuerzos de prevención", añadió.

clic Lea también: más de 140 muertos en Centroamérica por Agatha

Pobreza y vulnerabilidad

Las zonas de mayor riesgo incluyen, entre otras, las orillas de los ríos y las laderas de las montañas. Estas últimas cada vez están más expuestas a derrumbes y deslaves por causa de la deforestación.

Y los más expuestos a los desastres son los más pobres, que se ven obligados a asentarse ahí.

No en balde el último "Informe de evaluación global sobre la reducción del riesgo de desastres", publicado por Naciones Unidas y el Banco Mundial, destaca que las comunidades más desfavorecidas sufren una parte desproporcionada de las pérdidas.

Los hogares pobres también suelen tener una menor capacidad de respuesta, "puesto que carecen de capacidad para movilizar o acceder a los activos necesarios para paliar las pérdidas (…) y rara vez tienen cobertura mediante seguros o sistemas de protección social", afirma la investigación.

Lea el artículo completo en:

BBC Ciencia & Tecnología