Latest Posts:

Mostrando las entradas con la etiqueta pbi. Mostrar todas las entradas
Mostrando las entradas con la etiqueta pbi. Mostrar todas las entradas

26 de marzo de 2018

Pablo Correa: “La cultura como gestión puede aportar al PBI del país”


Promover cultura no es tarea fácil. Sin embargo, Pablo Correa apostó por un proyecto autosustentable e innovador: Domos Art. Una propuesta que busca la habilitación de espacios en desuso para su aprovechamiento en actividades culturales, educativas y de entretenimiento familiar. Los Domos, unas estructuras geodésicas, se encuentran en la Costa Verde.

¿Le fue difícil apostar por esta propuesta al inicio?
Creo que la falta de visión política y de gestión cultural fue el principal problema. Al principio fue catastrófico, casi toda la inversión la estábamos perdiendo; necesitábamos patrocinadores, empresas privadas que compren el proyecto, pero no ocurrió así. Tuvimos que salir de Magdalena, donde iniciamos, y cerramos casi un año (2016).

Un momento de crisis, pero lograron salir de ello…
Sí, los bancos se nos vinieron encima, tocamos puertas a otros distritos. Se hizo un replanteamiento del proyecto y luego San Miguel nos acogió y llevó adelante la propuesta de revertir que la Costa Verde esté en desuso y utilizarla para algo positivo.

¿Cómo nació Domos Art?
Es un concepto de un grupo de empresas que buscan recuperar espacios en desuso y aprovecharlos para actividades culturales.

¿En qué otros distritos es viable llevar esta propuesta?
En La Molina y Surco no va por la carencia de espacios, en estos distritos irían otros formatos más express que implementaremos pronto. Otros distritos que están más hacia el sur y norte nos llaman mucho la atención.

¿Y en el interior del país?
Tenemos muchas ganas. El primer punto debería ser Trujillo, luego Arequipa y, por último, Cusco. Estamos desarrollando una propuesta para tener un modelo de crecimiento tipo franquicia.

¿Cree que hay poca intervención del Estado en propuestas culturales?
Hoy solo vemos presente al Estado en grandes megapropuestas culturales pero no en una propuesta urbana a escala que permita ser replicada en 20 o 50 distritos a la vez. Nos estamos preocupando de lo macro y no de lo micro.

¿La gestión cultural puede generar sostenibilidad?
La cultura como gestión puede aportar al PBI del país. Hoy en día se espera mucho de los ingresos de la minería o construcción pero creo que la cultura también puede ser un agente de gestión y de ingresos porque permite puestos de trabajo. Acá en los domingos en familia deben trabajar unas 400 o 500 personas y eso está demostrando que esta propuesta es sostenible, que la cultura es sostenible.
Fuente:

27 de marzo de 2015

Por qué la discriminación es económicamente dañina (además de estúpida)

La Unión Civil ahora se discute en todos lados. Pero, como suele pasar, no siempre con los argumentos más informados ni tampoco de manera alturada. Pensando en tu sobremesa, en tus momentos de esparcimiento y tus viajes en el micro (cualquier momento en el que estés dispuesto a entablar debate público) es que ponemos estos argumentos para que puedas discutir con un poco más de razón.

Para la ciencia, la orientación sexual es genética

Foto: RPP
Foto: RPP
Por lo tanto no necesita una cura, no se trata de una enfermedad:
En primer lugar, es importante definir lo que significa orientación sexual. Orientación sexual es la cualidad personal que hace que un ser humano sea sexual y emocionalmente atraído a una persona del mismo sexo, del sexo opuesto, de los dos sexos o a ninguno de los dos sexos. Esas orientaciones son llamadas homosexualismo, heterosexualismo, bisexualismo y asexualismo, respectivamente.
Recientes y múltiples investigaciones han revelado que esa orientación sexual no es una opción que la persona escoge en el transcurso de su vida, sino que nace con ella y es producto de complejas interacciones en el desarrollo gonadal, hormonal y cerebral del ser humano. En otras palabras, no existe ser humano que a los 15, 20 o 60 años escoja de un día para otro tener una orientación sexual diferente a la asignada a su sexo biológico (varón o mujer). Del mismo modo, es mito prehistórico creer que porque la niña juega con soldaditos, el niño juega con muñecas o porque un hombre fue violado en la cárcel va a tener un cambio de orientación sexual por el resto de su vida.
Nótese la parte referente al “mito prehistórico”porque justamente ese retraso es el que permite que alguien pueda comparar la homosexualidad con la pedofilia.

Y no, no es lo mismo

Foto: RPP
Foto: RPP
Como he leído esto demasiadas veces, no tengo más remedio que comentarlo: “Si se legaliza el matrimonio homosexual, luego se pedirá que se legalice la zoofilia, la pedofilia o la necrofilia. Es decir, puro libertinaje”.
No pues, amigo homófobo que a pesar de todo quiero tanto. Las relaciones homosexuales se diferencian de todas las otras que mencionas por una simple razón: en ellas existe un consentimiento de dos personas con libre albedrío. Algo que, como sabemos, ni los niños pequeños abusados por pederastas, ni los animales sometidos por zoofílicos ni los muertos extraídos de sus tumbas por necrófilos poseen. Así que esas comparaciones además de ofensivas son irrelevantes.
Si digo esto es por tu bien. Porque si piensas de esa forma y encima lo manifiestas quedas como un Carlos Tubino cualquiera, y créeme que ya nos basta con escuchar a un tipo emitiendo estupideces de este calibre todo el día como para que tú encima le hagas coro.
Pero como en este mundo de dinero dinero dinero  todo tiene que impactarte en el bolsillo para que te atrevas a ser socialmente responsable, también podemos afirmarte que la discriminación es económicamente dañino.

¿Cómo así?

Foto: Lima Gris
Foto: Lima Gris
Principalmente porque las decisiones que se toman socialmente están siendo excluyentes de una parte de sí: por ejemplo, una mujer que no es contratada por serlo, un afrodescendiente cuyas oportunidades son limitadas. Esto genera que la toma de decisiones sea asumida por personas que quizás no son las más preparadas para hacerlo.
Es como limitarte, ponerte una barrera, y esperar cumplir con todas tus metas a cabalidad. Así lo describe Verónica Zavala Lombardi con mayor precisión:
¿Y qué pasa con la discriminación LGBT? Todos sabemos que hay esos mismos costos (sub-utilización e ineficiente combinación de talentos, costos directos en salud, etc.) pero hay un gran reto en cuanto a los datos: la información sobre sexo y raza es abundante en tanto que la de orientación sexual es casi inexistente (tanto a nivel censal como a nivel de empresas). Por eso hoy, tanto agencias bilaterales de desarrollo como el Banco Mundial o el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), estamos comenzando a invertir en generar el conocimiento que permita estimarcuánto deja de crecer el PBI de un país por discriminar a la población LGBT. Estudios preliminares, como el liderado por Lee Badgett para la Asociación Internacional para el Desarrollo (AID), señalan una relación estrecha entre desarrollo económico y homofobia -a menor desarrollo económico, mayor homofobia- y que ello se debe a menor productividad, mayores costos en salud pública y en programas sociales además de incentivos inadecuados para la eficiente inversión en capital humano. Otro conjunto de estudios de corte econométrico estima la relación entre mayores derechos a la población LGBT (desde la descriminalización de las relaciones hasta el matrimonio o la adopción) y bienestar económico. La relación es positiva e impactante: cada derecho adicional corresponde a un mayor PBI per cápita de 320 dólares. Esto no quiere decir que el PBI crece 320 dólares por aprobar cada derecho, pues en ese mayor per cápita se mezclan, por decirlo, el huevo y la gallina: (i) mayor productividad y menores costos vinculados a la homofobia, (ii) mayor acumulación de capital humano al reducir la discriminación en las escuelas, (iii) el hecho que países con mayores ingresos tienden a tener valores post-materialistas y (iv) que hay también una modernización estratégica que es resultado de otorgar derechos para conseguir los beneficios que estos generan (por ejemplo turismo, comercio, o gasto en bodas). Saber cuánto es atribuible a cada factor y qué políticas son las adecuadas para corregir la discriminación es una nueva tarea de las instituciones de desarrollo y de los gestores del desarrollo en cada país.
Y con todo esto, ¿te sigue pareciendo viable optar por la discriminación? Piénsalo.
Tomado de:

7 de diciembre de 2012

Debemos sustituir el PIB por el Producto Interior Verde

EconomiaVerde-diarioecologia

Muchos sostienen que debemos abandonar nuestra “obsesión” con el producto interno bruto PIB y crear una nueva norma contable “verde” para substituirlo. 

El PIB es simplemente una cuenta del valor de mercado de todos los bienes y servicios. Parece un buen indicador de la riqueza, pero, como con frecuencia se señala, incluye cosas que no nos hacen más ricos y deja fuera otras que sí que lo hacen.

Por ejemplo, si no se compensa a las personas por los daños causados por la contaminación, no se incluirán sus efectos perjudiciales en el PIB. Si pagamos para limpiar la contaminación, con ello aumenta el PIB, pero no se ha creado riqueza. Asimismo, cuando las aguas residuales resultan limpiadas de forma natural por los humedales, se produce un valor económico, pero no ha habido transacción alguna, por lo que no se computa en el PIB.

Vale la pena tener en cuenta esas limitaciones del PIB como medida de la riqueza y podría tener sentido crear un PIB mejor, al que se añadieran los beneficios no contabilizados, del que se substrajesen los costos de las externalidades y se excluyeran las actividades que no crean riqueza. 

Un ejemplo destacado que se conoció es la zona pantanosa de Nakivubo, en la capital de Uganda, Kampala, donde las aguas residuales salen de la ciudad hacia el lago Victoria. Un estudio mostró que, sin los servicios de purificación de la zona pantanosa, Kampala necesitaría una instalación de tratamiento de aguas residuales que costaría al menos dos millones de dólares al año.

Según el economista Pavan Sukhdev, ex director de la Iniciativa para una Economía Verde, la cuestión era sencilla: “Va a costar dos millones de dólares al año hacer lo que la zona pantanosa estaba haciendo gratis y no disponen de ese dinero”. Así, pues, tras tener en cuenta los no contabilizados beneficios resultantes del tratamiento de las aguas residuales, que podrían ascender hasta 1,75 millones de dólares al año, y el posible desembolso para construir una instalación de tratamiento, Kampala decidió proteger esa zona. “Prevaleció la lógica económica”, dijo Sukhdev.

La zona pantanosa de Nakivubo es un ejemplo excelente de la necesidad de una evaluación cuidadosa del medio ambiente. Semejante información es decisiva para adoptar decisiones acertadas. 

Se puede mejorar el PIB, o sustituirlo por indicador mas verde que tome en cuenta la contaminación, tala de arboles y demás medidas que dañan el medio ambiente.

Fuente:

Diario Ecologìa


24 de octubre de 2012

El cambio climático provoca 5 millones de muertes al año

Origina pérdidas por valor del 1,6% del PBI mundial

Cuatro millones y medio debidas a la contaminación atmosférica y 400.000, al hambre y las enfermedades transmisibles agravadas por el calentamiento global 


El cambio climático y la economía basada en el uso intensivo del carbono causan la muerte de alrededor de cinco millones de personas cada año y originan pérdidas económicas equivalentes al 1,6% del Producto Interior Bruto (PIB) mundial, según revela el segundo informe sobre de Vulnerabilidad Climática elaborado por Dara, una prestigiosa organización independiente experta en temas humanitarios y de desarrollo.

El informe «Climate Vulnerability Monitor» se publicó ayer en Nueva York. La primera ministra de Bangladesh, Sheikh Hasina -cuyo país preside el Foro de Vulnerabilidad Climática- fue la encargada de presentarlo, aprovechando la celebración de la 67 sesión de la Asamblea General de las Naciones Unidas.

El documento había sido encargado por una veintena de Gobiernos. Y demuestra, por primera vez, que «afrontar la crisis climática global traería importantes beneficios económicos, tanto para las economías más grandes como para las naciones más pobres».

Según el informe, el cambio climático y la economía de uso intensivo del carbono causan cinco millones de muertes cada año: 400.000 debidas al hambre y las enfermedades transmisibles agravadas por el cambio climático y 4,5 millones, vinculadas a la economía del carbono, en especial a la contaminación atmosférica.

EE.UU., China e India

El hecho de que no se esté actuando sobre el cambio climático, además, «ya cuesta a la economía mundial el 1,6% de su PIB (1,2 billones de dólares al año)». El rápido ascenso de las temperaturas y la contaminación asociada al carbono «duplicará los costes, llegando al 3,2% del PIB mundial en 2030», advierten desde Dara.

En los países más pobres, las pérdidas económicas son enormes, llegando a un 11% del PIB de promedio en el año 2030, pero las principales economías mundiales se ven afectadas de igual forma, aseguran. «En menos de 20 años, China soportará la mayor parte de las pérdidas, con más de 1,2 billones de dólares», mientras que Estados Unidos experimentará un freno en su crecimiento en un 2% del PIB». «El parón de India superará el 5% de su PIB», añade el texto.

«La reducción de emisiones contraería el crecimiento del PIB en apenas un 0,5% durante la próxima década». Y la ayuda requerida por los países más vulnerables rondaría los 150.000 millones de dólares por año», se lee en el documento

Fuente:

26 de septiembre de 2012

El cambio climático ya tiene un coste que supone el 3.2% del PIB mundial

Chimenea de fábrica en Bilbao. | Miguel Calvo
Chimenea de fábrica en Bilbao. | Miguel Calvo

 El cambio climático no solo produce innumerables daños en la naturaleza. Por extensión, también afecta a la economía y a la vida de las personas. El informe publicado ayer por DARA (Development Assistance Research Associates) y Foro de Vulnerabilidad Climática ha hecho un completo análisis sobre el impacto global del cambio climático.

Las conclusiones del estudio 'Climate Vulnerability Monitor' (Monitor de Vulnerabilidad Climática) son claras: el cambio climático ha generado daños sociales y económicos sin precedentes que llevarán a un estancamiento cada vez mayor.

El estudio, solicitado por una veintena de gobiernos, aporta datos precisos: el calentamiento global o la contaminación provocada por el carbono provoca costes que suponen el 3,2% del PIB mundial; o no actuar sobre el cambio climática cuesta a la economía mundial el 1,6% de su PIB.

Por supuesto también aporta el lado más dramático que provoca el cambio climático y el uso intensivo del carbono: cinco millones de muertes cada año, de las que 400.000 son debidas al hambre y las enfermedades transmisibles agravadas por el cambio climático y 4,5 millones de muertes vinculadas a la economía del carbono, especialmente a la contaminación atmosférica.

El lado positivo es que afrontar e intentar solucionar este problema traería importantes beneficios económicos, tanto para economía grandes como para naciones más pobres.

El otro informe del Monitor, titulado 'Guía del cálculo frío de un planeta caliente', demuestra las enormes consecuencias humanas y económicas que tendrá el crecimiento previsto a gran escala en el consumo de combustibles fósiles en las próximas décadas.

Sin embargo, también señala que un cálculo meramente económico demuestra la rentabilidad de tomar medidas decididas contra el cambio climático a nivel mundial y regional. El informe destaca cómo la primera edición del Monitor ya se utiliza como una herramienta de referencia por las agencias de desarrollo, humanitarias y de ayuda preocupadas en abordar el creciente impacto del cambio climático en el mundo, así como por analistas de inversiones y seguridad entre otros.

Fuente:

El Mundo Ciencia

23 de febrero de 2012

PIB: las "perversiones" del principal indicador económico

El PBI no mide el grado de desempleo, las convulsiones sociales o el deterioro del medio ambiente y el retroceso de los glaciares, pero... ¿qué alternativas existen al PBI?.

Antes de contestar esta pregunta debemos de plantearnos el orden de prioridades de una sociedad. Si por encima de todo está el crecimiento económico entonces tenemos que el PBI y el intercambio comercial (la famosa balanza) serán buenos indicadores de que se avanza en dirección correcta. Pero si colocamos las necesidades humanas, y su plena satisfacción, como el fin de todas las sociedades entonces debemos replantear los instrumentos que deberían medir el grado en que las necesidades humanas vienen siendo atendidas.

Y existe una poderosa herramienta para medir el grado de satisfacción de las necesidades humanas y se llama canasta básica familiar. Un instrumento ninguneado en las últimas décadas ante el avance ¿triunfal? del neoliberalismo en el planeta.

Las necesidades de una canasta básica son alimentación, salud, educación, vivienda, vestido, servicios públicos (agua, desague, luz, teléfono, tv, internet) y recreación.

Y debe existir una correlación entre los ingresos familiares y la canasta básica, esto significa que se debería establecer el costo de una canasta básica familiar, y sobre esta base calcular un ingreso o remuneración mínima vital. Si el costo de una canasta familiar es de unos 2000 o 2500 soles al mes entonces la remuneración mínima mensual no debería ser inferior a estos montos, un salario que garantice el acceso a la canasta básica sería entonces un salario digno.

Un nuevo factor a considerar sería el incluir en los derechos humanos, y la canasta básica, el acceso a un medio ambiente sano. Así como el deber de defender la naturaleza y el planeta Tierra. Existe ya mediciones que nos pueden indicar lo apto o no de un determinado medio para la vida sana de grupos humanos. Pero aun falta un consenso global para asumir dichas escalas, y menos consenso aun existe para luchar por la defensa de hábitats sanos para el desarrollo de de seres humanos, aunque diversos grupos (aunque de manera descoordinada, por el momento), en todo el planeta, vienen luchando con este fin.

Estas reflexiones son producto de la lectura del siguiente artículo aparecido hace pocos minutos en la web de BBC Mundo:

Desforestación Foto Tony Camacho SPL

El PIB puede crecer, aún si aumenta dramáticamente la desforestación. Foto: Tony Camacho/SPL

El Producto Interno Bruto, PIB, el indicador utilizado tradicionalmente para medir la riqueza de los países, no refleja la gravedad de la crisis social y ambiental en nuestro planeta y debe ser sustituido.

El cambio es una de las medidas propuestas por 20 ganadores del prestigioso galardón Blue Planet, considerado comunmente como el Nobel de medio ambiente.

La propuesta fue presentada esta semana al Programa de Naciones Unidas para Medio Ambiente y entre sus signatarios se encuentran James Hansen de la NASA, Paul Ehrlich de la Universidad de Stanford, Camilla Toulmin del Instituto Internacional de Medio Ambiente y Desarrollo, IIED, del Reino Unido, y José Goldemberg, quien ocupó el cargo de Secretario federal de Medio Ambiente de Brasil durante la Cumbre de la Tierra en Rio en 1992.

Dos décadas después, y a escasos meses de Rio+20, la cumbre sobre desarrollo sostenible que se celebrará en junio en la misma ciudad, es necesario introducir cambios urgentes, de acuerdo a los expertos.

El sistema actual está quebrado, asegura Bob Watson, asesor científico principal del gobierno británico en temas ambientales, y otro de los galardonados que firma la propuesta.

"Este sistema está llevando a la humanidad a un futuro en el que la temperatura del planeta será superior en 3 a 5 grados centígrados a lo que hemos experimentado jamás como especie, eliminando a su vez la ecología de la que depende nuestra salud y nuestra riqueza".

Y uno de los mayores problemas es, según la propuesta, que el impacto del actual sistema económico sobre el medio ambiente ni siquiera está siendo medido en forma adecuada porque los indicadores tradicionales no reflejan la realidad.

"No distingue"

Fábrica

Eliminar los subsidios a sectores energéticos con alto costo ambiental es otra de las medidas propuestas por los ganadores del premio Blue Planet. Foto: SPL

"El problema es que lo que mide el PIB son las transacciones económicas que ocurren dentro de un país, es la suma de todos los salarios que existen en el país, independientemente del origen de los salarios", dijo a BBC Mundo José Goldemberg, quien se desempeñó recientemente como Secretario de Medio Ambiente del Estado de Sao Paulo y es actualmente profesor de energía y medio ambiente de la Universidad de Sao Paulo.

"Por ejemplo, si hubiera una inundación en Uruguay el número de personas que va a tener que trabajar para corregir los daños de la inundación va a tener que aumentar y por lo tanto el PIB aumenta. Puede ser que la inundación cause daños terribles para la población y a pesar de eso el PIB aumenta", explicó Goldemberg.

"Es decir, el PIB es una medida de la actividad económica, pero no distingue si la actividad económica es para bien o para mal".

Para el experto brasileño, "el PIB es en realidad un indicador perverso del bienestar social, es una medida puramente económica de la cantidad de transacciones financieras que son hechas en el país".

"Los economistas saben eso pero usan ese indicador porque es fácil de calcular con precisión pero, por ejemplo, cuanto más gente esté enferma en un país, mayor será el PIB porque será necesario gastar más dinero para curar las personas".

Para Camilla Toulmin, el problema con el PIB es que deja afuera factores importante e incluye otros independientemente de si son favorables o perjudiciales.

"Tomemos el ejemplo de un país con grandes recursos forestales. Si se cortara todo el bosque, el PIB ese año sería muy alto, pero a largo plazo el país se habrá empobrecido por la pérdida de uno de sus principales recursos", dijo Toulmin a BBC Mundo.

Otros indicadores

¿Qué alternativas existen al PIB?

Joven delante de paneles solares Foto SPL

Es hora de buscar mecanismos innovadores para medir las economías, según los expertos signtarios de la propuesta.

"Hace mucho tiempo ya se inventó otro índice, el Índice de Desarrollo Humano, que es una combinación de la actividad económica, es decir el PIB, más el nivel de educación y de salud y captura mucho mejor que ocurre dentro de un país", señaló Goldemberg.

El problema, según el experto, "es que lo que está ocurriendo con el planeta, con los cambios climáticos, no está siendo captado nisiquiera por el Índice de Desarrollo Humano".

"Estamos liberando gases que están cambiando la composición de la atmósfera y por tanto la temperatura está aumentando y la cantidad de eventos climáticos extremos está aumentando también".

"Ya tuvimos inundaciones extraordinarias recientemente y las lluvias se tornaron más extremas. Las primeras señales del cambio climático ya están apareciendo y el PIB no está capturando eso".

"Hay varias propuestas, la más simple es dar valor a la cantidad de carbono emitido, por ejemplo, para cada tonelada de carbono se cobra 50 dólares, con lo que se estará castigando a los emisores de carbono y favoreciendo fuentes de energía que no generan emisiones".

Otra de las propuestas es incorporar la desforestación, midiendo la cantidad de carbono emitida al quemar bosques. "Cada vez que se corta una hectárea de bosque se emite aproximadamente 100 toneladas de carbono", señaló Goldemberg a BBC Mundo.

Toulmin afirma que a nivel de empresas ya se está utilizando una contabilidad triple, triple bottom line, que incluye la medida de las ganancias financieras, el impacto ambiental y los beneficios a nivel de la sociedad.

"Lo que pedimos es que este tipo de contabilidad sea aplicada a nivel de economías nacionales", señaló Toulmin.

Goldemberg señala que a nivel de Europa algunos países como Suecia ya están introduciendo cambios en sus indicadores y se están considerando modificaciones por ejemplo en el estado de Amazonia, "aunque aún no ha habido decisiones importantes a nivel de países".

"Por eso es que hacemos este llamado para que en la cumbre de Rio+20 se tome una decisión clara al respecto".

El "mito del crecimiento perpetuo"

MEDIDAS PROPUESTAS
  • Sustituir el PIB
  • Poner fin a los subsidios a sectores energéticos o agrícolas con un alto costo ambiental
  • Promover el pago por servicios ambientales, por ejemplo, pagando a quienes conserven recursos como el agua o los bosques.
  • Invertir en conocimiento para promover el avance científico sobre riesgos ambientales y medidas para un futuro sostenible

Para los ganadores del premio Blue Planet, "el deterioro de la situación biofísica está siendo apenas reconocido por una sociedad global que tiene la creencia irracional de que las economías físicamente pueden crecer para siempre y descarta el hecho de que los ricos tanto en los países industrializados como en desarrollo se están volviendo más ricos y los pobres están quedando atrás".

"El mito del crecimiento perpetuo es respaldado en forma entusiasta por políticos y economistas como una excusa para evitar tomar decisiones ante los duros desafíos que enfrenta la humanidad", agrega el documento.

Para Camila Toulmin, "cualquiera puede darse cuenta que si tenemos un planeta único y redoblamos una y otra vez la demanda tarde o temprano tendremos problemas".

La tecnología puede ayudar, pero hay límites físicos. Por ejemplo, los fertilizantes pueden generar mayor producción pero a su vez aumentan las emisiones de carbono.

Los signatarios concluyen que "la hora de actuar es ahora, dada la inercia del sistema socioeconómico y que los efectos adversos del cambio climático y la pérdida de biodiversidad son fenómenos o bien irreversibles o que no podrán revertirse por siglos. No actuar ahora empobrecerá a las generaciones actuales y futuras".

Fuente:

BBC Ciencia

Contenido relacionado

22 de febrero de 2011

La fórmula para lograr una economía 'verde': invertir el 2% del PIB hasta 2050

  • El Programa de la ONU para el Medio Ambiente (UNEP) publica su informe
  • Propone invertir cada año el 2% del PIB mundial en 10 sectores clave hasta 2050
  • Calcula que la huella ecológica se reduciría en más del 50% a mediados de siglo

La transición hacia una economía verde sostenible en el tiempo y respetuosa con el medio ambiente es posible si se invierte anualmente de aquí a 2050 el 2% del PIB mundial en diez sectores clave, según un informe del Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (UNEP) publicado este lunes.

El informe señala que si se invirtiera cada año el 2% del PIB mundial -1,3 billones de dólares- la economía mundial tendría tasas de crecimiento parecidas a las actuales, o incluso mayores, "pero sin agravar los riesgos, los choques, las penurias y las crisis cada vez más inherentes a la economía sucia existente, responsable del agotamiento de los recursos y del elevado nivel de emisiones de carbono".

Diez sectores clave

Los diez sectores clave citados por el informe son: agricultura, construcción, energía, pesca, forestal, manufactura, turismo, transporte, agua y gestión de los desperdicios.

Según el texto, una economía verde es pertinente no sólo para las economías más desarrolladas, sino que constituye igualmente un catalizador esencial de crecimiento y de erradicación de la pobreza en los países en desarrollo, donde cerca del 90% del PIB generado por las poblaciones más desfavorecidas depende de la naturaleza.

El informe critica especialmente los subsidios y la subvenciones "que a menudo perpetúan la utilización no duradera de los recursos", como es el caso de los combustibles fósiles, la agricultura -incluidos los pesticidas-, o la pesca.

Según los expertos que redactaron el informe, entre un 1 y un 2% del PIB mundial se invierte anualmente en subsidios.

"La mayor parte de esos subsidios participan en la degradación del medio ambiente y la ineficacia de la economía mundial. Su reducción o su desaparición progresiva presentaría múltiples ventajas y liberaría recursos para financiar la transición hacia una economía verde".

Inversión en energías renovables

El texto señala que, por ejemplo, las subvenciones a la pesca representan unos 27.000 millones de dólares al año, mientras que los invertidos en combustibles fósiles exceden los 650.000 millones de dólares.

"Si se invirtiera cerca del 1,25% del PIB mundial anual en la eficacia energética y en las energías renovables disminuiría la demanda mundial de energía primaria en un 9% en 2020 y cerca de un 40% en 2050", añade.

Con respecto a los empleos, el informe demuestra que "con el tiempo, el número de empleos nuevos y dignos creados en los sectores que van desde las energías renovables a una agricultura duradera compensará la pérdida de aquellos generados por la economía sucia".

Pérdida de empleos en el sector pesquero

No obstante, se asume que en algunos sectores, como en el de la pesca, "la transición hacia una economía verde comportará la pérdida de empleos y beneficios a corto y medio plazo para poder reponer lo expoliado".

El informe sugiere que la mayor parte del esfuerzo inversor debería ser costeado por la iniciativa privada, con la ayuda de "una contribución más modesta de dinero público".

No obstante, el texto propone "políticas públicas innovadoras" para establecer las condiciones favorables al paso hacia una economía verde.

Entre ellas cita marcos reglamentarios que estimulen los sectores económicos verdes; una tasación que desplace los gastos de los consumidores y aliente la innovación; e inversiones públicas en el refuerzo de las capacidades y la formación.

El informe concluye que si se lograra dicha transición hacia una economía verde se obtendrían ingresos por habitante mayores a los que darían los modelos económicos actuales y se reduciría la huella ecológica en más del 50% en 2050.

"Lo que está claro es que el mayor riesgo consistiría en mantener el 'statu quo'", advierte.

Fuentes:

El Mundo Ciencia

BBC Ciencia

2 de diciembre de 2010

China ya es el cuarto país que más invierte en investigación científica

El gasto en investigación y desarrollo científicos de China fue de 87.250 millones de dólares en 2009, el cuarto mayor del mundo después de EEUU, Japón y Alemania, según estadísticas del segundo estudio nacional de dedicación de recursos al sector, informó este jueves la agencia Xinhua.

Según Cha Zhimin, subdirector del Departamento de Sociedad y Ciencia de la Oficina Nacional de Estadísticas, 3,18 millones de personas participaron en actividades de investigación y desarrollo en 2009, la mayor cantidad en el mundo.

Para ello, el Gobierno invirtió unos 18.000 millones de dólares, casi 4,5 veces más que en el año 2000, lo que demuestra la decisión gubernamental de impulsar la innovación china, dijo Cha Zhimin.

La proporción del Producto Interior Bruto (PIB) dedicada a inversión en investigación y desarrollo fue de 1,7 por ciento, todavía por debajo del 3 por ciento que dedican los países líderes del mundo, dijo Cha Zhimin, quien destacó la necesidad de impulsar en China las innovaciones originales.

Fuente:

El Mundo Ciencia

12 de octubre de 2010

China ya es el mayor consumidor de energía del mundo


China desbanca a Estados Unidos como mayor consumidor de energía del mundo

China superó en agosto el PIB de Japón, entonces segunda economía mundial

La mitad de los suministros podría extraerse de alta mar a partir de 2015

La Agencia Internacional de Energía confirmó que el gigante asiático desbancó a los Estados Unidos. Indicó que demanda casi la mitad de la producción mundial de petróleo. "Nadie sabe cuándo bajará su ritmo", advirtió.


Atasco en Pekín. | Reuters

Atasco en Pekín. | Reuters

Londres | Madrid.- China se ha convertido en el mayor consumidor de energía de todo el planeta, adelantando así a Estados Unidos, según ha anunciado el director ejecutivo de la Agencia Internacional de la Energía (AIE), Nobuo Tanaka.

De hecho, la mitad del crecimiento de la demanda de petróleo proviene de este país. "Nadie puede prever cuándo empezará a bajar (la demanda china)" añade el director de la agencia.

Las fuentes energéticas valoradas por la agencia, fundada durante la crisis del petróleo de 1973, son el crudo (33,2% del total en 2008), el carbón (27%), la nuclear (5,8%), el gas (21,1%), renovables (10%) e hidroeléctrica (2,2%).

La AIE aconseja a 28 países desarrollados ante posibles problemas de suministro de crudo. China no está entre ellos, pero la agencia controla su creciente consumo por el impacto que puede tener en los precios del petróleo su expansión económica.

China superó a Japón como segunda economía mundial en el segundo trimestre de este año, cuando el Producto Interior Bruto (PIB) nipón sumó 1,288 billones de dólares frente a los 1,33 billones de dólares de China. No obstante, la economía japonesa creció un 0,4% interanual frente al 10,3% chino.

Ejemplo de la expansión del gigante asiático fue el espectacular atasco que sufrieron miles de conductores durante 13 días en los que el movimiento de vehículos estuvo detenido en un centenar de kilómetros.

Por otra parte, Irak "puede convertirse en una pieza que cambie el juego", según Tanaka. La revisión al alza de sus reservas en un 25% podría tener un impacto positivo en la oferta de crudo, según la agencia. "Necesitamos el petróleo iraquí", añadió.

La agencia también ha hecho hincapié en que la mitad de los suministros de petróleo podría extraerse de alta mar a partir de 2015. Esta fuente, que actualmente suple un tercio de la distribución mundial, crecerá "rápidamente en los próximos años", según Tanaka.

No obstante, reconoce que tragedias como el derrame de British Petroleum en el pozo de Macondo, en el golfo de México, podría provocar cambios regulatorios que retrasen proyectos de extracción en el mar.

Fuentes:

InfoBae Economía

El Mundo

2 de septiembre de 2010

Matemáticos crean un índice objetivo de calidad de vida

He aquí un problema espinoso: desarrollar una manera objetiva de clasificar a los países según la calidad de vida que ofrecen a sus ciudadanos.


Desde luego que hay varias maneras de abordar este problema. Por ejemplo, El Economist Intelligence Unit compila su índice de calidad de vida a través de encuestas, una técnica útil, pero que no brilla por su objetividad. Otro índice ampliamente citado, el Life Quality Index se basa en la esperanza de vida al nacer y en el producto interior bruto (PIB) por persona, pero sólo es capaz de clasificar a los países mediante la aplicación de un factor de corrección por cada país, y que algunos críticos hablan de la posibilidad de estar sesgado.

¿Hay otra manera? Andrei Zinóviev, del Instituto Curie en París y Gorban Alexander, de la Universidad de Leicester en el Reino Unido, creen que sí, usando una técnica matemática desarrollada a mediados de los años 90, que puede acabar con este tipo de problemas.

Escogieron varios de los índices ampliamente medidos y bien estudiados en los que basar su índice: el PIB per cápita, la esperanza de vida al nacer, la tasa de mortalidad infantil y la incidencia de tuberculosis. Estos datos, a partir de 2005, está disponibles para 162 países.

Zinóviev y Gorban trazaron estos datos de ahí, en un espacio de cuatro dimensiones. Para crear un ranking, resulta relevante saber si existe una función lineal que reduzca este conjunto de datos de cuatro dimensiones a un conjunto de una sola dimensión. Como era de esperar, la respuesta resultó ser negativa. "Cualquier aplicación lineal invariablemente nos dará fuertes distorsiones en una u otra región de los datos espaciales", señalaron. Esto complica las cosas.

Sin embargo, a mediados de los años 90, un grupo de matemáticos ideó una técnica para reducir la dimensionalidad de los conjuntos de datos complejos. Esta técnica, básicamente, equivale a conectar diversos puntos de datos de varias fuentes, permitiendo un sistema fluido, de ahí su nombre: cartografía elástica. Se trata de encontrar un conjunto de resortes que "aplanen" el conjunto de datos, en otras palabras, que reduzcan su dimensionalidad.

Y eso es, básicamente, lo que han hecho Zinóviev y Gorban, crear lo que ellos llaman un índice de calidad de vida no lineal. Una imagen de los 50 primeros puestos, junto con la referencia al documento original, en pdf y con datos a 2005, están referenciados al final del artículo.

No hay sorpresas, aunque hay algunos aspectos interesantes de la lista. Por ejemplo, Guinea Ecuatorial ocupa el puesto 140, aunque su PIB per cápita es mayor que el de Arabia Saudita, clasificada en el 37. Esto se debe a que las terribles estadísticas de salud de Guinea Ecuatorial: una mortalidad infantil de 123 por cada 10.000 habitantes, en comparación con los 21 de Arabia Saudita.

Por razones similares, Rusia ocupa el lugar 71, a pesar de tener un PIB per cápita significativamente más alto que otros países con clasificación similar.

Todas las listas arrojan anomalías de este tipo. Lo importante de ésta es que lo hace de manera objetiva y transparente.

Y esto es importante, ya que este tipo de índices son muy utilizados por economistas y políticos para medir el desarrollo económico, social, etc., y usados para determinar las políticas de gasto y de legislación.

Es difícil de hallar la objetividad en este tipo de decisiones, no obstante, si la gente a la que le importa lo usara, estos índices podrían ayudar.

Índice de Calidad de Vida No-lineal, a 2005




Tomado de:

Bit Navegantes

19 de enero de 2010


Martes, 19 de enero de 2010

La relación entre inversión en ciencia y la riqueza de los países


¿Y cómo estamos en el Perú?

Francamente mal. Veamos:

El Perú solo invierte US$4 anuales por habitante para investigación y desarrollo

Brasil supera los 60 dólares, Chile alcanza los 25 dólares y Argentina bordea los 30. Mientras que EE.UU. invierte por ciudadano 1.200 dólares al año. En otras palabras Brasil invierte 15 veces más y EE.UU. 300 veces más. Más aquí.

Por otro lado, usted ya debe estar harto de escuchar a diario a los políticos, y a los medios de prensa que le son adictos (o sea casi todos), que dicen que estamos creciendo y que la economía nuca ha estado mejor. Pues bien ¿sabe usted qué cantidad de nuestra gran economía se detina a la investigación científica? Agárrense: Apenas el 0,16% del PBI anual se destina a la investigación, la nota apareció en noviembre de 2007 en El Comercio.

Como mencionara el presidente Barack Obama, en su último discurso a la Academia Nacional de Ciencias de Estados Unidos de Norteamérica (2009), parece ser que existen dos grupos de países, los que crean y los que usan lo que los primeros crean. Alan García y toda nuestra fauna politiquera se empeñan en que el Perú siga en el segundo grupo. Al respecto Modesto Montoya escribió un magnífico artículo en julio de 2009.

Hace meses, al hilo del recorte del presupuesto de ciencia en España, preparé una gráfica con la inversión en I+D de distintos países. Hoy traigo una continuación.

La gráfica muestra la fuerte correlación que existe entre la riqueza por persona de un país y su esfuerzo en I+D, entendiendo por esfuerzo el porcentaje de su riqueza que se dedica investigación.

Nota: la gráfica es ligeramente interactiva, puedes hacer clic en los botones.


Actualiza Adobe Flash si quieres ver la gráfica interactiva.


Nadie se sorprendería de que los ricos gasten más, pero la gráfica dice otra cosa: los países más ricos dedican un porcentaje mayor de su riqueza a la ciencia. No más dinero, sino mucho más dinero.

El porqué de la correlación

La causalidad, de existir, podría darse en dos sentidos: o «la ciencia enriquece a los países» o «los países ricos invierten en ciencia». Yo diría que se da en ambas direcciones: los países ricos invierten en ciencia porque creen, o saben, que eso los va a hacer a enriquecer.

¿Por qué no hacen lo mismo países más pobres? Se me ocurren dos razones: (a) tienen necesidades más urgentes que atender, o (b) creen, o saben, que en su situación una mayor inversión en ciencia no sería rentable.

Los países que apuestan por la ciencia

Los países que dedican un porcentaje mayor de sus recursos a investigación son Suecia, Finlandia, Japón y Suiza, seguidos de EEUU y Alemania, Austria y Dinamarca. Sin sorpresas.

Más interesante es ver qué países hacen un esfuerzo superior a lo normal dado su producto interior bruto per cápita:

  • De los «ricos»: Japón, Suecia, Finlandia, EEUU y Alemania.
  • De los «pobres»: Rep. Checa, Estonia, Eslovenia, Hungría y Turquia.

Estos son países con una apuesta estratégica en ciencia e I+D. Los «ricos» son líderes en investigación; los «pobres» son países que parecen haber apostado por la industrialización como vía de convergencia a la Unión Europea.

Conclusión

España se ha enriquecido en las últimas décadas, pero la inversión en investigación no ha crecido al mismo ritmo. Quizás nuestro modelo de crecimiento no la demandaba y nos falto visión para pensar en el futuro.

Hoy, ese modelo parece agotado, y se habla a diario de la necesidad de ganar en productividad vía formación, valor añadido, ciencia e innovación. Pero en un contexto de crisis profunda, implementar esas políticas es difícil: lo urgente manda y los recursos se agotan.

Es un problema de momento, de llegar tarde. Y mira que lo llaman inversión precisamente para dejarlo claro: se trata de una renuncia hoy a cambio de un beneficio futuro.

Quizás si hubiéramos renunciado a ciertas cosas, hoy disfrutaríamos de los beneficios de una apuesta temprana por la ciencia, la tecnología, el desarrollo y la innovación. Quizás.

Anotaciones relacionadas:

Tomado de:

En Silicio

18 de noviembre de 2009

Temperatura global subiría hasta seis grados si no se toman medidas urgentes

Miércoles, 18 de noviembre de 2009

Temperatura global subiría hasta seis grados si no se toman medidas urgentes

Espeluznante. Según informó la BBC, Las emisiones de CO2 aumentaron un 29% entre 2000 y 2008, asegura el Proyecto Global del Carbono (GCP por sus siglas en inglés).

Refinería de petróleo

Las emisiones de combustibles fósiles están aumentando con el PIB, especialmente en los países en desarrollo.


Según informa El País (España):

La temperatura aumentará seis grados antes del fin de siglo, según un estudio publicado en la revista Nature Geoscience y realizado por la asociación Global Carbon Project,que ha contado con la participación de 31 investigadores de siete países. El estudio confirma el peor de los escenarios en que se movían las predicciones sobre el cambio climático; hasta ahora, los mejores propósitos de los Estados hablan de reducir a dos grados el aumento de la temperatura de aquí a 2050 ya que situaba aquí el umbral de lo que se consideraba realmente peligoso.

Este aumento sería aún más grave cerca de los polos y podría tener consecuencias irreversibles para la Tierra. Los científicos afirman que la responsabilidad es del aumento de emisiones de carbono, provocado sobre todo la industria, el transporte y la deforestación. El estudio arroja que hasta 2002, las emisiones crecieron alrededor de un punto anual y a partir de ahí el aumento llegó hasta el 3%.

Así informó el diario El Mundo (España):


El bajo nivel del agua de la presa de Milluni, en Colombia. |Efe

El bajo nivel del agua de la presa de Milluni, en Colombia. |Efe

La preocupación por el cambio climático es cada vez mayor, más aun cuando los análisis de los científicos no auguran nada bueno para el planeta. Según un nuevo estudio, el más amplio hasta la fecha, la temperatura global se incrementará hasta 6 grados a finales de este siglo por el aumento de las emisiones de CO2 y la capacidad de la Tierra para absorber los gases.

Los científicos aseguraron que las emisiones de CO2 han aumentado en un 29% en la última década y piden una acción urgente por parte de los dirigentes en la negociaciones sobre el clima de la ONU en Copenhague. Es neceario reducir drásticamente las emisiones con el fin de evitar un cambio climático peligroso.

El informe se produce pocos días después de que el presidente de EEUU, Barack Obama, y su homólogo chino, Hu Jintao, acordarán no reducir las emisiones, pero sí buscar soluciones. Una respuesta muy pobre teniendo en cuenta la grave situación por la que pasa el planeta.

"Las tendencias globales demuestran que se incrementará 6 grados la temperatura. Un valor muy por encima de los dos grados que deberían ser. Por tanto, se exige que las emisiones de CO2 mundiales per capita se reduzcan una tonelada en 2050. En la actualidad un ciuadano estadounidense emite 19,9 toneladas al año y un británico 9,3", explica Corinne Le Quéré, de la Universidad de East Anglia, quien dirigió el estudio.

El trabajo de Le Quéré, que forma parte del proyecto Global Carbon Project, muestra que las emisiones de CO2 procedentes de la quema de combustibles fósiles han aumentado un promedio de 3,4% anual entre 2000 y 2008 en comparación con el 1% del decenio de 1990.

A pesar de la desaceleración económica mundial, las emisiones aumentaron un 2% en 2008. La gran mayoría de este incremento procede de China y la India, aunque una cuarta parte de sus emisiones son el resultado directo del comercio con Occidente. En los últimos años, el uso mundial de carbón también ha superado al del petróleo.

Para Le Quéré, la cumbre de Copenhague es la última oportunidad de llegar a un acuerdo global que podría reducir las emisiones de dióxido de carbono en un curso de tiempo suficiente apra que el incremento de la temperatura no llegue a esos seis grados. "La conferencia de Copenhague del próximo mes en mi opinión es la última oportunidad de estabilizar el clima y la temperatura por encima de los niveles preindustriales en un modo suave y organizado", dijo.

Si el aumento de dos grados ya se considera peligroso , es evidente que un aumento de seis grados en la temperatura global es muy grave, escribe Michael McCarthy.

Su veredicto fue que un aumento de las temperaturas de esta magnitud "catapultaría al planeta en un estado extremo de efecto invernadero que no se ha visto desde hace 100 millones de años, cuando los dinosaurios pastaban en selvas tropicales y desiertos polares en el corazón de Europa".

9 de septiembre de 2009

Cambio climático costaría al Perú unos US$855.000 mlls.


Miércoles, 09 de septiembre de 2009

Especial: Economía y Medio Ambiente

Cambio climático costaría al Perú unos US$855.000 mlls.

Pérdidas se calculan en seis o siete veces el PBI del 2009 al 2050, según informe del BCR. Habría más lluvias y sequías, desbordes de ríos, pérdida de cosechas y falta de agua potable.



El cambio climático tendrá un costo millonario en nuestra economía. Esta advertencia se viene escuchando con insistencia durante los dos últimos años, pero el costo y si estará el Perú en condiciones de solventarlo era una discusión sin respuestas, al menos hasta el momento.

Algunas cifras ya comienzan a ponerse a debate: la primera a través de un informe por encargo del Banco Central de Reserva, que estima un impacto total de seis a siete veces el PBI del 2008 para el período que va desde este año al 2050; y otra dada a conocer por el Ministerio de Economía y Finanzas con una estimación de 4,4% del PBI al 2025.

La experta en temas económicos Paola Vargas, por encargo del BCR, estima que el costo total entre el 2009 y el 2050 ascendería a un valor que va de US$729 mil millones a US$855 mil millones, lo que equivale a casi seis o siete veces el PBI del año pasado (US$114 mil millones), respectivamente.

La fluctuación en la cifra es originada por los diferentes escenarios que la experta estima. El escenario más duro indica que la temperatura subirá hasta en 2 oC y las precipitaciones se incrementarán en un 20% al 2050.

En líneas generales, el estudio determina que la pérdida promedio anual de aquí al 2050 varía entre 7,3% y 8,6% del PBI de cada año. Sobre las principales causas, Vargas identifica la desaparición de fuentes de agua (los glaciares se están derritiendo), y las mayores frecuencia e intensidad del fenómeno de El Niño, entre otros.

El viceministro de Hacienda, José Arista, difundió que la economía peruana perdería hacia el 2025 la cifra de US$10 mil millones, lo que equivale al 4,4% del PBI.

También mencionó que en los países en desarrollo se necesitará, solo para la mitigación de los efectos del cambio climático, un monto superior a los US$100 mil millones entre los años 2010 y 2020.

“Para afrontar este cambio climático es necesario invertir en acciones que mitiguen el daño y que adapten nuestra economía a las nuevas condiciones climáticas”, refirió al inaugurar ayer el taller Inversiones y Flujos Financieros para la Seguridad Climática, organizado por el MEF y el Ministerio del Ambiente, con el apoyo de la Embajada Británica en el Perú.

Ambas cifras del costo económico aún resultan muy disímiles. Sin embargo, el Ministerio del Ambiente informó que para fines de año se tendría una cifra oficial, que será difundida en la Cumbre de Cambio Climático, en Copenhague. En esta cita mundial, la meta es fijar el mecanismo financiero para cubrir los millonarios presupuestos que requerirán los países en desarrollo frente al reto ambiental.

Sobre el tema, el ex viceministro de Economía Javier Abugattas consideró que las cifras exactas de este costo resultan aún difíciles de determinar por la falta de información. “Por encargo del Ministerio del Ambiente hicimos un informe sobre el impacto económico en cuatro cuencas hídricas, faltaría investigar en el resto de ecosistemas del país para conocer el impacto real del cambio climático”, resaltó.

Reducir en 50% las emisiones

Como parte de las labores para mitigar los efectos del cambio climático, el ministro del Ambiente, Antonio Brack, refirió que el objetivo es reducir en 50% las emisiones de gases de invernadero en la próxima década.

Para ello, dijo que se evitará la deforestación que anualmente se realiza de nuestros bosques vírgenes, en un cálculo de 145 mil hectáreas. Indicó que actualmente la agricultura y ganadería son los causantes de esa deforestación.

Además dijo que está elaborando mapas de zonas de exclusión minera para establecer áreas donde no se podrán realizar actividades mineras para proteger el medio ambiente. “Por ejemplo, en Madre de Dios la minería está impactando fuertemente en el agua del río Tambopata, donde están los mejores centros de ecoturismo”, advirtió.

Fuentes:

El Comercio (Perú)

COPE.es

Descargar el documento "Cambio Climático en los Andes" aquí. Son cálucos del 2008 y ahora, con las nuevas cifras en la mano, nos parecen unos cálculos optimistas!

La pregunta es ¿tiene el país un plan de contingencia contra el calentamiento globasl? La respuesta, desgraciadamente, es NO. Se tienen diagnósticos, pero no propuestas factibles.

Leonardo Sánchez Coello
conocerciencia@yahoo.es