Latest Posts:

Mostrando las entradas con la etiqueta juicios. Mostrar todas las entradas
Mostrando las entradas con la etiqueta juicios. Mostrar todas las entradas

31 de marzo de 2018

Huaraz: El ciudadano Saúl Lliuya contra el calentamiento global




Saúl Lliuya ante la laguna Palcacocha. Su batalla comenzó en 2015 y espera convertir su causa en un precedente. Créditos: AFP
Mientras científicos, políticos y periodistas discuten sobre la existencia del calentamiento global y la posible influencia de la industria humana en la aceleración del fenómeno, un tribunal de Hamm le ha dado la razón a Saúl Luciano Lliuya, un modesto campesino peruano que ha demandado a la poderosa multinacional energética alemana Rheinisch-Westfälisches Elektrizitätswerk (RWE) por su responsabilidad en los deshielos de los glaciares de la Cordillera Blanca que amenazan con desbordar la laguna de Palcacocha.



En este enclave de Huaraz (Perú) hubo un hotel hasta que el 13 de diciembre de 1941 una avalancha de piedra, hielo y barro lo destruyó.
En 1941 un terremoto provocó la caída de un glaciar en la laguna de Palcacocha, generando una ola que desbordó otros lagos y arrastró toneladas de piedra, hielo y barro que arrasaron la ciudad de Huaraz. Murieron 1.800 personas, los heridos fueron 400 y 1.500 familias perdieron sus viviendas. Casi ochenta años después, Palcacocha podría desbordarse de nuevo por el derretimiento de las glaciares y así la ONG ecologista alemana Germanwatch ha financiado la demanda de Saúl Luciano Lliuya, basada en un estudio científico de 2013 que demuestra que RWE es responsable del 0,5% de las emisiones globales ‟desde el comienzo de la industrialización” y por lo tanto le exige que asuma su porcentaje de responsabilidad, estimado en 17 mil euros.

Pastor y guía de montaña de 38 años, Saúl Luciano Lliuya no reclama ese dinero para sí mismo, sino para la construcción de canales y estructuras de contención que impidan una tragedia como la de 1941, por no hablar del terrible impacto que la desaparición de los glaciales generaría sobre la fauna, la flora, los manantiales naturales y la agricultura tradicional. Sin embargo, la multinacional RWE considera que las emisiones son responsabilidad de múltiples empresas y que ellos no deberían ser los únicos paganos de los estropicios causados por el calentamiento global.

En realidad, los jueces que han considerado coherentes y razonables los argumentos de Saúl Luciano Lliuya, han sentado un precedente que abre una caja de Pandora cuyas consecuencias deberían llamar la atención de otras empresas que degradan y contaminan el medio ambiente. Por ejemplo, solamente en España el 25% de las emisiones contaminantes es producido por diez empresas (Endesa, Gas Natural Fenosa, Repsol, EDP, Arcelomittal, Cepsa, Iberdrola, Viesgo, Cementos Portland y Cemex). ¿Cuál sería su cuota de responsabilidad en los estragos que afectan exclusivamente a sus áreas y poblaciones de influencia?

La sentencia contra RWE es histórica, porque el tribunal alemán ha dejado muy claro que ‟los grandes emisores como RWEtenían fundamentalmente la obligación de ayudar a las víctimas del cambio climático en los países pobres”, concluye Germanwatch en un comunicado. Como se puede apreciar, ya no hace falta una evidencia antropogénica del calentamiento global, porque gracias a un campesino andino y a una ONG alemana, el tribunal de Hamm ha sentado jurisprudencia al respecto.

En las próximas instancias del juicio se tomarán en cuenta los informes científicos de geólogos y astrofísicos que se desplazarán hasta Huaraz para evaluar el impacto de las emisiones industriales y toda la humanidad saldrá beneficiada de las conclusiones de la demanda de Saúl Luciano Lliuya.
 
Fuentes:

3 de agosto de 2014

EE.UU.: la viuda de un fumador gana batalla multimillonaria contra RJ Reynolds

Cigarrillos Camel

La única tabaquera más grande que RJ Reynolds (dueña de Camel) en EE.UU. es Philip Morris.

Un tribunal de Florida, Estados Unidos, ordenó a la segunda empresa de tabaco del país el pago de US$23.600 millones a la viuda de un fumador que murió de cáncer de pulmón.

Cynthia Robinson, de Pensacola (Florida), demandó a la empresa en 2008, en busca de una indemnización por la muerte de su esposo, Michael Johnson, en 1996, a los 36 años de edad.

Se trata de una indemnización récord por daños y perjuicios, que además se suma a los US$16,9 millones que la empresa debe pagar como resarcimiento -US$7,3 millones a la viuda y al hijo de la pareja, y US$9,6 millones a un hijo de Johnson producto de una relación anterior.

El dictamen es el más grande en la historia de Florida en un caso de demanda por muerte indebida presentada por una sola persona, según declaró Ryan Julison, portavoz de Chris Chestnut, abogado de la demandante.

Un representante de la compañía tabsquera consideró que el veredicto del tribunal "excede el campo de lo razonable y lo justo".

Durante el juicio, que se prolongó cuatro semanas, los abogados de Robinson alegaron que RJ Reynolds fue negligente a la hora de informar a los consumidores de los peligros de fumar tabaco.

Dicha negligencia, según los abogados, condujo a que el marido de la demandante contrajera cáncer de pulmón tras convertirse en "adicto" al tabaco y fracasar en varios intentos de dejar el hábito.
Johnson fumó entre uno y tres paquetes de cigarillos al día durante más de 20 años.

“No podía dejarlo. Estuvo fumando el mismo día que murió”, le dijo el abogado de la mujer a la agencia de noticias Reuters.

RJ Reynolds, una sección de Reynolds American Inc. cuyas marcas de cigarrillos incluyen Camel, Kool, Winston y Pall Mall, apelará el fallo, según dijo el vicepresidente de la compañía, Jeffery Raborn, en un comunicado.

Colillas de cigarrillos

La demandante alegó que la compañía conspiró para ocultar los perjuicios de sus productos para la salud.

Parte de una demanda colectiva

La demanda de Robinson formó parte en un principio de un litigio colectivo conocido como “el caso Engle”, que se presentó en 1994 contra compañías tabaqueras.

El jurado de aquel proceso falló en 2000 a favor de los demandantes y otorgó una indemnización de US$145.000 millones por daños y perjuicios, que en aquella época fue la multa más grande de la historia de EE.UU.

Sin embargo, esa cantidad fue denegada en 2006 por el Tribunal Supremo de Florida, que desconoció al colectivo y estuvo de acuerdo con un tribunal menor que señaló que el grupo era demasiado disparatado y que cada consumidor fumaba por razones diferentes.
Pero el tribunal precisó que los demandantes podían presentar pleitos individuales. Cynthia Robinson fue una de ellas.

El mes pasado, el Tribunal Supremo de EE.UU. rechazó atender una serie de apelaciones de compañías tabaqueras, la mayoría de RJ Reynolds, que pretendían revocar fallos judiciales de Florida por un total de más de US$70 millones.
Fuente:
BBC Ciencia

7 de enero de 2014

Alan Turing, padre de la computación y condenado por ser gay, consigue el 'indulto real'

  • Encarcelado y sometido a castración química, se suicidó en 1954 
  • Este 'perdón' real llega casi 60 años después de su trágica muerte 
  • Sólo cuatro indultos reales se han otorgado desde la II GM 

La figura del matemático Alan Turing, padre de la computación moderna y hombre clave para la victoria británica en la Segunda Guerra Mundial por crackeo del código "irrompible" nazi Enigma, ha recibido finalmente un indulto real que trata de enmendar su condena penal por ser homosexual, un hecho que le llevó al suicidio.

La máquina electromecánica de Turing, considerada una precursora de los ordenadores modernos, logró desbloquear el código utilizado por los submarinos alemanes en el Atlántico. Su trabajo en Bletchley Park está considerado clave para el final de la II Guerra Mundial.

Sin embargo, Turing fue despedido de su puesto de trabajo y se sometió a una castración química mediante inyecciones de hormonas femeninas tras ser declarado culpable de tener relaciones sexuales con un hombre, un delito considerado grave en 1952. De hecho, las prácticas homosexuales fueron ilegales en el Reino Unido hasta 1967 .

Turing se suicidó en 1954, 41 años de edad, tras ingerir cianuro.

El Ministro de Justicia británico, Chris Grayling, afirmó que el indulto de la reina Isabel entra en vigor inmediatamente, como merecido homenaje a "un hombre excepcional, con una mente brillante". "Su brillantez se puso a prueba en Bletchley Park durante la Segunda Guerra Mundial , donde fue esencial para romper el código 'Enigma', lo que ayudó a poner fin a la guerra y salvar miles de vidas", dijo Grayling en un comunicado.


Máquina de descrifrado de códigos nazis. E.M.

"Su vida posterior se vio ensombrecida por su condena por la actividad homosexual, una sentencia que ahora consideraría injusta y discriminatoria y que ahora ha sido derogada", dijo. Sólo cuatro indultos reales se han otorgado desde el final de la Segunda Guerra Mundial, ha afirmado un portavoz del ministerio.

Stephen Hawking y otros 10 eminentes científicos habían hecho campaña durante años para lograr el indulto para "uno de los matemáticos más brillantes de la era moderna". De hecho, uno de esos científicos, Paul Nurse, presidente de la Royal Society, ha afirmado: "La persecución de este gran científico británico por su sexualidad fue trágica y estoy encantado de que ahora podemos centrarnos únicamente en la celebración de su legado".

Ya en 2009, el entonces primer ministro Gordon Brown se disculpó públicamente en nombre del gobierno por "la forma atroz" en la que Turing fue tratado, pero los activistas exigieron un indulto completo.


Imagen de Alan Turing E.M.

En mayo de 2012, se presentó una iniciativa ante la Cámara de los Lores en el Parlamento británico encaminada a conceder un indulto legal a Turing, y en julio de este año ganó el apoyo del gobierno.

Cameron ha descrito a Turing como "un hombre extraordinario que jugó un papel clave que ahorró sufrimiento a este país en la Segunda Guerra Mundial". "Su acción salvó incontables vidas y, además, dejó un legado nacional extraordinaria a través de sus logros científicos importantes, por lo que a menudo se le conoce como el padre de la computación moderna", dijo Cameron en un comunicado.

Su trabajo en Bletchley Park, una casa de campo aislada al norte de Londres, se hizo público en la década de 1970, cuando se reveló el papel del brillante matemático en la guerra. Los criptógrafos que trabajaban ayudaron a acortar la Segunda Guerra Mundial unos dos años, al lograr descifrar alrededor de 3.000 mensajes militares alemanes al día.

El equipo de Turing descifró el código 'Enigma', que los alemanes consideraban como irrompible, y diseñó y desarrolló Colossus, una de las primeras computadoras programables.

Pero después de la guerra, el primer ministro Winston Churchill ordenó la destrucción de los ordenadores Colossus y 200 máquinas 'Turing bombe' para mantenerlos en secreto frente a la Unión Soviética.
Fuente:

4 de junio de 2013

Se inició el juicio al Soldado Bradley Manning

Tras una vista preliminar de 18 meses, el 3 de junio había sido fijado como la fecha de comienzo del consejo de guerra que juzgará al Soldado de Primera Clase Bradley Manning por haber filtrado documentos secretos sobre Irak y Afganistán a WikiLeaks.

"Conocer Ciencia", y al igual que millones de personas que salen a las calles, expresa su firme respaldo a Bradley Mnnig en esta farsa de juicio que pretende perseguir, callar y destruir a las personas amantes de la libertad.

 
Ayer, cuando hablamos de Fort Meade y del National Cryptologic Museum, comentamos que en esa base del Ejército de Estados Unidos además de ubicarse la NSA también es el lugar designado para la celebración del consejo de guerra al soldado Bradley Manning. Tras 3 años de detención previa al juicio y una larga vista preliminar con declaración de culpabilidad parcial por parte de la defensa de Manning son los antecedentes con los que, en el día de hoy, ha arrancado el juicio al soldado Bradley Manning por haber filtrado a WikiLeaks documentos secretos del Ejército de Estados Unidos, un hecho por el cual la fiscalía le acusa de delitos de suma gravedad como ayudar al enemigo (que tiene asociada una pena de reclusión perpetua).

El contexto

Si aún hay alguien que no conozca quién es el Soldado de Primera Clase Bradley Manning, este analista de inteligencia de la 10ª División de Montaña del Ejército de Estados Unidos actuó como fuente de WikiLeaks y le suministró documentos secretos sobre las operaciones en Irak y Afganistán así como cables diplomáticos del Departamento de Estado que hicieron tan célebre a WikiLeaks en el año 2010. Manning fue detenido en Irak y estuvo detenido durante un mes en una prisión militar en Kuwait hasta que fue trasladado a Estados Unidos donde estuvo incomunicado y encerrado en unas pésimas condiciones hasta mediados del año 2011 tras multitud de protestas de familiares, su abogado y organizaciones internacionales.

En diciembre de 2011 arrancó la vista previa que debía determinar si la acusación estaba fundamentada como para celebrar un consejo de guerra al soldado Manning. La fiscalía acusa a Manning de 22 cargos entre los que se encuentra la violación de los artículos 92 y 134 del Código de Justicia Militar además de violar el Acta de Espionaje y, el más grave, ayudar al enemigo. Por todos estos cargos, el Gobierno de Estados Unidos solicita la reclusión perpetua de Manning. Por su parte, durante la vista previa, Manning ya se declaró parcialmente culpable y aceptó 10 de los cargos (como la divulgación de información a personal no autorizado) que, en suma, arrojarían una pena total de 20 años de reclusión (hay que tener en cuenta que se ha declarado no culpable de los cargos más graves, incluyendo el de "ayudar al enemigo", que es un eufemismo de "traición").

juicio al soldado bradley manning

Imagen: Anti-War

Primer día de juicio

La fiscalía, sin duda, tiene intención de ir a por la pena máxima y ha sido algo que han dejado bastante claro en su alegato inicial. El Capitán Joe Morrow, que pertenece al equipo que ejerce las labores de Fiscal del caso y, por tanto, representantes del Gobierno de Estados Unidos, ha sido bastante claro en su discurso:
No es un caso sobre la filtración de unos pocos documentos, es un caso sobre un soldado que sistemáticamente obtuvo centenares de miles de documentos clasificados y los puso en Internet, arriesgando la vida de soldados. [...] Ignoró las normas, traicionó la guía y confianza de sus superiores y utilizó su entrenamiento militar a sabiendas de las consecuencias de sus actos
La estrategia de la fiscalía es demostrar que Manning estuvo desde 2009 recopilando documentos que pasaban por sus manos gracias a su puesto como analista de inteligencia y, de hecho, pretenden llevar la acusación de "ayuda al enemigo" hasta el final puesto que han prometido que demostrarán cómo había documentación procedente de WikiLeaks en la casa en la que Osama Bin Laden se ocultaba en Paquistán (y donde fue abatido por un comando de Estados Unidos). De hecho, entre los casi cien testigos que declararán en el juicio (muchos de ellos a puerta cerrada por considerarse testigos protegidos) se espera que asista "alguien" que contará de primera mano qué documentos se encontraron en la casa de Bin Laden en Paquistán (quizás alguien que participó en la misión).

La defensa de Manning

El arranque el juicio ha durado alrededor de dos horas entre los alegatos iniciales de fiscalía y defensa. David Coombs, el abogado de Bradley Manning, ha hecho hincapié en que Manning era un crío confuso que estaba sometido a gran presión durante su servicio en Irak. Siguiendo el hilo del dicurso de Coombs, Manning estaba confuso con su propia identidad sexual y también estaba impactado por algunos sucesos que había tenido que investigar durante su servicio, así que el soldado decidió tomar parte de manera activa en la "lucha por hacer de este mundo un lugar mejor" y "salvar vidas".

Según comentó la defensa, Manning quería que la opinión pública estadounidense interviniese en el conflicto y, para ello, decidió relevar documentos que pasaban por sus manos y dibujaban los horrores de un conflicto del que apenas circulaba información fuera de los canales oficiales. Con esa idea filtró documentos sobre Irak, Afganistán, Guantánamo y los cables diplomáticos del Departamento de Estado aunque, eso sí, con un importante matiz que ha querido destacar la defensa: en ningún momento pretendía perjudicar a Estados Unidos y la Seguridad Nacional y, con esa idea, se publicaron documentos que no afectaban a la seguridad del país (un matiz importante si quieren evadir el cargo de traición).

¿Y ahora qué?

El consejo de guerra acaba de empezar y, seguramente, el proceso no creo que sea especialmente corto (sobre todo si tenemos en cuenta que se espera la declaración de hasta 100 testigos). Manning ya se declaró culpable de parte de los cargos en la vista previa, por tanto, parece claro que recaerá sobre él algún tipo de condena aunque, claro está, todo dependerá si lo encuentran culpable de los cargos más graves.

Mientras el proceso sigue, y en Conocer Ciencia los mantendremos al tanto.

31 de enero de 2013

La justicia holandesa condena a Shell por vertidos en Nigeria

Imagen aérea del delta del río Níger. | E.M.

Imagen aérea del delta del río Níger. | E.M.
Un juzgado holandés reconoció hoy la responsabilidad de la multinacional Shell por un vertido de petróleo registrado en Nigeria en 2005, pero la excluyó de culpa en las cuatro denuncias restantes, indicaron fuentes judiciales.

La petrolera, que por primera vez es llevada a los tribunales de Holanda por un caso de vertidos en el extranjero, tendrá que indemnizar al campesino afectado por el vertido con una cantidad aún por determinar.

La denuncia la interpusieron en 2008 varios activistas medioambientales de la organización 'Amigos de la Tierra', en Holanda, donde tiene la sede Shell. Afirmaban que la filial en Nigeria de la petrolera, Shell Petroleum Development Co, debía reparar los daños producidos por varios vertidos que contaminaron las aguas del delta del río Níger.

La justicia holandesa apoyó en un principio a la empresa, alegando que los vertidos se produjeron por sabotajes y no por falta de mantenimiento de las instalaciones, como afirmaban los campesinos nigerianos afectados. La Justicia nigeriana llegó a la misma conclusión.

Acusada de negligencia

Sin embargo, de los cinco vertidos que los ecologistas denunciaron, ocurridos entre 2004 y 2007, el de 2005 sí tendrá consecuencias penales para la Royal Dutch Shell. El Juzgado del Distrito donde se interpuso la demanda ha acusado a la empresa de negligencia. Afirma que la petrolera, una de las 4 más grandes del mundo, podía y debía haber sido capaz de prevenir fácilmente el sabotaje producido.

La organización 'Amigos de la Tierra' ha confirmado su interés en solicitar una apelación. Afirman que los campesinos afectados son incapaces de alimentar a sus familias por culpa de la contaminación de las aguas, que ha acabado con los peces que les servían de sustento.

Royal Dutch Shell afirma haber colaborado en las tareas de limpieza del delta, una región que produce más del 50 % de las exportaciones de petróleo de su filial nigeriana.

En el delta del río Níger viven alrededor de 31 millones de habitantes. Las poblaciones de la región son rurales y sobreviven gracias a la fuente de alimento que les proporciona el delta.
Fuente:
El Mundo Ciencia 

8 de noviembre de 2012

Argentina: juez embarga bienes de Chevron por sentencia ecuatoriana

Chevron

Un juez en Ecuador sentenció a la empresa estadounidense en 2011. Chevron dice que es "ilegítimo".

Un juez en Argentina ordenó el embargo de todos los activos de Chevron en el país, como forma de forzar al gigante petrolero estadounidense a honrar un pago de compensación por daños ambientales de US$19.000 millones en Ecuador.

Según informaron los abogados de los ecuatorianos en Argentina -el escritorio Bruchou, Fernández, Madero y Lombardi- fue posible que se aceptase el pedido ya que hay un tratado entre Argentina y Ecuador que permite la ejecución de sentencias entre ambos países. 

El caso viene desde hace varios años, en el que una comunidad de la Amazonía ecuatoriana viene demandando en tribunales a Chevron por daños ambientales que ocurrieron durante décadas a partir de los años 60.

Un juez en Ecuador declaró culpable a la empresa y la sentenció a pagar US$19.000 millones. Sin embargo, el fallo no fue ejecutable debido a que la compañía estadounidense no tiene activos en dicho país.

"Estamos ejecutando la sentencia acá porque ellos no quieren pagar" señaló a BBC Mundo, en una llamada en conferencia con corresponsales extranjeros, el abogado Enrique Bruchou.

La solicitud de embargo se introdujo ante el Juzgado Nacional en Primera Instancia Civil No. 61, a cargo del juez Adrián Elcuj Miranda.

Al ser consultado por BBC Mundo, Elcuj Miranda señaló "no puedo confirmar o negar la información hasta tanto no haya sentencia firme".

Sin embargo, Bruchou aseguró que funcionarios judiciales ya estaban repartiendo las órdenes de embargo a las dependencias de Chevron.

¿Habrá bloqueo?

El congelamiento de activos firmado por el juez pretende el congelamiento de:
  • 100% de las acciones de Chevron en Argentina.
  • 100% de los dividendos de la empresa en Argentina.
  • 100% de la participación de Chevron en Oleoductos del Valle.
  • 40% de las ventas de crudo que hace Chevron a refinerías en Argentina, que en total ascienden a unos US$600 millones por año.
  • 40% de los fondos de Chevron Argentina en cualquier cuenta bancaria.
No obstante no está claro si el embargo podrá ser aplicado de inmediato.

Un portavoz de Chevron indicó a la agencia de noticias Bloomberg que la empresa no tiene activos en Argentina, ya que sólo efectúa sus operaciones a través de subsidiarias.

"Los abogados no tienen derecho legal a embargar los activos subsidiarios y no pueden ser autorizados a impedir que Argentina continúe la búsqueda de activos energéticos importantes", señaló el portavoz James Craig.

Chevron no reconoce la sentencia en Ecuador que la obliga a pagar la multimillonaria suma, emitida en 2011 y ratificada a principios de este año en otro tribunal.

"La resolución en Ecuador es producto del soborno y el fraude, y es ilegítima", señaló Craig a Bloomberg.

Durante años las comunidades de la Amazonía ecuatoriana -unas 30.000 personas- han acusado en tribunales de su país a la multinacional estadounidense por daños ambientales que ocurrieron entre la década de los años 60 y 90 en una región de unas 500.000 hectáreas.

No obstante, la empresa estadounidense afirma que gastó US$40 millones para limpiar el área en cuestión y que además firmó un acuerdo con las autoridades ecuatorianas en 1998, en las que se les absolvía de futuras responsabilidades.

Hace algunos meses el grupo ecuatoriano llevó su reclamo a los tribunales de Canada y a la Corte Suprema de Brasil. En las próximas semanas hará lo propio en Colombia, en busca también del embargo de activos de Chevron.

Fuente:

BBC Economía

Contenido relacionado

25 de octubre de 2012

Las academias científicas de Reino Unido y EEUU critican la condena a los sismólogos

Escombros en un hospital en L'Aquila. | Peri Percossi/Efe
Escombros en un hospital en L'Aquila. | Peri Percossi/Efe

La Royal Society de Londres y la Academia Nacional de Ciencias de EEUU han criticado el fallo que condena con una pena de cárcel a siete científicos italianos por haber infravalorado el riesgo de un terremoto en L'Aquila.

El pasado lunes, los expertos italianos fueron condenados a seis años de cárcel por no valorar lo suficiente el riesgo de un temblor en esa región de Los Abruzos, ocurrido en abril de 2009.

En respuesta a este fallo, el presidente de la Royal Society, Paul Nurse, y el de la Academia Nacional de Ciencias de EEUU, Ralph J. Cicerone, advirtieron en un comunicado divulgado este jueves del peligro de que este dictamen siente un precedente.

"Esto podría desembocar en una situación en la que los científicos temerán dar su opinión de expertos por miedo a ser procesados o a sufrir represalias", afirman en la nota.

El pasado lunes, el Tribunal de L'Aquila, en Italia, declaró a los siete miembros de la Comisión de Grandes Riesgos culpables de homicidio culposo múltiple y lesiones por negligencia.

En concreto, se les acusó de haber realizado en una reunión que mantuvieron una semana antes del temblor "una evaluación del peligro sísmico genérica e ineficaz en relación a la labor de la comisión y a los deberes de prevención y precisión del riesgo sísmico".

La ciencia no es infalible

Los presidentes de la Royal Society y la Academia de EEUU recuerdan en la nota que "por mucho que la sociedad y los gobiernos quieran", no siempre es posible que la ciencia aporte respuestas "claras y simples" a los problemas.

"Los científicos pueden, sin embargo, recopilar todas las evidencias disponibles y ofrecer un análisis a través del prisma de aquello que sí conocen", prosigue el texto.

No obstante, los científicos advierten de que "algunas veces se equivocarán", pero no se debe permitir que "el deseo de perfección sea el enemigo del bien". También piden que se mantenga un entorno en el que los científicos puedan desarrollar su actividad "sin ser responsables de pronósticos o juicios que no puedan hacer con confianza", ya que "muchas políticas gubernamentales y elecciones sociales dependen del buen consejo científico".

Nurse y Cicerone defienden la "difícil tarea" de tratar "todos los días" con riesgos e incertidumbres y señalan que la sociedad, "a pesar de las estadísticas por muerte en las carreteras, sigue usando bicicletas, coches y autobuses".

"También hemos construido casas y oficinas en áreas que tienen un historial de terremotos, inundaciones o actividad volcánica", subrayan

Fuente:

El Mundo Ciencia

23 de octubre de 2012

Como en tiempos de Galileo: Cárcel a 7 sismólogos por no prever terremoto en Italia

Rechazo e indignación. Las penas de prisión otorgadas a seis expertos por su asesoramiento previo al terremoto de L'Aquila, que dejó más de 300 muertos, sientan un precedente "peligroso", dicen. 

Los bomberos inspeccionan los daños en la cúpula de la catedral. | Reuters 
Los bomberos inspeccionan los daños en la cúpula de la catedral. | Reuters
Un terremoto sacude a la comunidad científica internacional desde que, el lunes, un tribunal italiano condenara a seis años de cárcel a siete especialistas por minimizar el peligro de que un importante seísmo pudiera golpear la zona de L’Aquila. Seis días antes de que un fuerte terremoto sacudiera ese área y dejara a su paso 309 muertos, esos siete expertos lanzaran un mensaje tranquilizador a la población invitándola a permanecer en sus casas.

"Es absurso condenar a los científicos por el terremoto de L’Aquila", declara Thomas Jordan, director del Centro de Terremotos de California Sur. "Está claro que la actividad sísmica registrada en los días previos hizo aumentar las posibilidades de que se produjera un suceso mayor. Pero si me hubieran preguntado la posibilidad de que tuviera lugar un terremoto más fuerte, también yo habría apostado porque no. Estamos hablando de un aumento de la probabilidad de alrededor del 1%", señala en declaraciones al rotativo italiano 'La Stampa'.

Los científicos advierten además de que la sentencia que condena a siete expertos en sismología por el terremoto de L’Aquila puede provocar que, a partir de este momento, los científicos tengan miedo a la hora de hacer previsiones. "Desde ahora será muy difícil hacer apariciones en público para hablar de la actividad sísmica en Italia, vista la posibiidad de que los investigadores puedan ser denunciados por omisión o por crear alarma", se queja Stefano Greta, actual director del Instituto Nacional italiano de Vulcanología y Sismología.

"Es fundamental que los científicos puedan sugerir modos para mitigar y valorar los riesgos sin que por ello puedan ser considerados penalmente responsables", opina Ted Niel, de la revista Geoscientist. "A partir de ahora, los científicos que trabajan en el campo de los desastres naturales se lo pensarán dos veces antes de hacer previsiones, incluso si creen tener datos suficientes paraque una previsión sea atendible", vaticina por su parte el geofísico británico Bill McGuire.

"La sentencia ha tenido lugar en el país de Galileo. Hay cosas que no cambian nunca", se lamenta Michael Halpern, del la Unión de Científicos Preocupados, quien desde hace tiempo se ocupa de denunciar las interferencias políticas en el mundo de la ciencia.

Fuentes:

El Mundo Ciencia

BBC Ciencia

17 de octubre de 2012

Tras vencer a las tabacaleras ahora apuntan a la industria de alimentos

 Estas son las principales demandas...

Frutas

Don Barrett está demandando a mercados que comprenden los siguientes productos:
  • Jugos de frutas.
  • Papas fritas.
  • Refrescos.
  • Chocolates.
  • Tomates enlatados.
  • Frutas enlatadas.
  • Comida para bebés.
  • Té.

papitas

Los abogados que demandaron a las grandes tabacaleras de Estados Unidos y ganaron, ahora están enfocados en la industria de alimentos. La editora del programa Newsnight de la BBC, Susan Watts, entrevista a uno de ellos para preguntarle por qué escogieron esta pelea en particular.

A Don Barrett le gustan los contrincantes poderosos y ricos. Se trata del abogado que batalló durante una década para lograr que las grandes empresas tabacaleras admitieran que sabían que los cigarrillos eran adictivos y que, como consecuencia, debían pagar los gastos médicos de las víctimas, un caso que a la postre fue llevado al cine con la película "The Insider" (El informante). 
 
Él y sus colegas eventualmente lograron un acuerdo que le costó a la industria de los cigarrillos la astronómica suma de más de US$200.000 millones. La demanda hizo que Barrett se convirtiera en un hombre muy rico. Sin embargo, asegura que no es por la búsqueda de dinero que ahora está apuntando su artillería a la comida rápida.
"Tengo 68 años. Francamente, no necesito el dinero, el ejercicio del derecho ha sido bueno conmigo", explica. "Este es mi trabajo, pero en este caso tenemos la oportunidad de ayudar realmente a las personas. 
No estamos diciendo que la industria de la alimentación sea igual a la del tabaco, que mata a 500.000 estadounidenses al año, pero sí hay una epidemia de obesidad que está afectando la salud de los habitantes de este país".

Barrett forma parte del grupo de abogados que ha presentado demandas contra los representantes más importantes de la industria alimenticia en EE.UU.

Estas no son las primeras demandas que atacan a las compañías que procesan alimentos. Durante casi una década, abogados estadounidenses han realizado diversas solicitudes para persuadir a las cadenas de comida rápida a producir alimentos más sanos y nutritivos. Sin embargo, estas demandas recientes están siendo vistas como las más agresivas a pesar de su simplicidad.

Don Barrett

Don Barrett insiste que más allá de ganar mucho dinero -como en el juicio a las tabacaleras- su motivación es "ayudar a la gente".

El caso de Barrett contra los grandes procesadores de alimentos, conocidos en inglés como los "Big Food" es que las compañías están tergiversando la presentación de sus productos, promocionándolos como "naturales" o "saludables", cuando de hecho -asegura- no son tal cosa.

Su misión es hacer que se ajusten a las leyes vigentes. Según él, los reguladores han sido demasiado débiles para hacerlas cumplir. Afirma que la Administración Federal de Alimentos y Drogas (FDA, por su sigla en inglés), que supervisa la seguridad alimentaria en EE.UU., ha estado simplemente escribiendo cartas de advertencia, lo que, él piensa, no es suficiente.

Orgullo sureño

Tomando el sitial de honor en la pared de la oficina de Barrett en Lexington, Misisipi, hay una réplica de la bandera que llevó el décimo primer regimiento de infantería de Misisipi en los tiempos de la Guerra Civil. Barrett dice que, como la mayoría de los sureños, él tiene una debilidad por sus antepasados, que "lucharon tan valientemente contra abrumadores números y recursos, para defender lo que creían era correcto".
Por lo que él está luchando, dice, es por la libertad de las personas para tomar una decisión.

"Nadie está tratando de decirle al pueblo estadounidense lo que tiene que comer o lo que puede comer, los estadounidenses pueden tomar esas decisiones por sí mismos. Todo es cuestión de libre elección. Para tener la libre elección tienes que tener la información exacta. Eso significa que Big Food, las empresas de alimentos, tienen que empezar por decir la verdad sobre lo que hay en su producto. La ley así lo requiere".

Mujer obesa

Dos tercios de los estadounidenses mayores de 20 años son obesos o tienen sobrepeso.

Ve similitudes con las demandas que presentaron a las tabacaleras. "Un paralelo es que los estadounidenses asumen que si un producto está a la venta legalmente, entonces estas personas están diciendo la verdad acerca de este producto. Si es de venta legal, tiene que estar bien, de otro modo el gobierno tendría que haber hecho algo al respecto. Y eso es lo que pensaban acerca de los cigarrillos".

Una de las cosas que lo molesta son los estratosféricos niveles de obesidad entre los jóvenes estadounidenses. A pesar de que la tendencia al alza se está desacelerando, alrededor de dos tercios de los estadounidenses mayores de 20 años son obesos o tienen sobrepeso, de acuerdo con los Centros para el Control de Enfermedades de EE.UU. (CDC, por su sigla en inglés).

Azúcares ocultos en los alimentos procesados, dice, son parte del problema, y las etiquetas erróneas son clave. Cita un ejemplo: el yogurt de la empresa de alimentos Chobani Inc, que contiene "jugo de caña evaporado" como ingrediente.

"Si usted es la madre de un niño diabético o la madre de un niño que es obeso, las etiquetas importan. Usted busca azúcar en las etiquetas, y no hay nada allí. Lo que tienen es "jugo de caña evaporado". Eso suena algo vago, y de alguna manera sano y natural.

"Jugo de caña evaporado si usted vive en el sur de Luisiana o en Cuba se entiende lo que es, eso es azúcar... Las leyes han estado allí por siempre. Y son muy claras. No se puede llamar a un producto por un eufemismo".

La compañía dijo a Newsnight: "En Chobani hemos construido nuestro negocio siendo auténticos y transparentes y apoyamos completamente a nuestros productos y siempre estamos escuchando a nuestros clientes para mejorarlos".

Barrett cita otro ejemplo, los alimentos cuyas etiquetas indican que se deberían mantener refrigerados una vez abiertos, dando así la impresión de que no contienen preservativos y que son más frescos de lo que realmente son.

yogurt

El yogurt Chobani tiene una etiqueta que dice que contiene "jugo de caña evaporada", o sea, azúcar.

Si Barrett tiene éxito en sus casos, la industria podría enfrentar costos sustanciales.

Afirma que si los tribunales consideran que los alimentos mal etiquetados son de venta ilegal, estos productos se convierten en ilegales y no tienen ningún valor. Si un producto se vende sin representar su valor, el monto por el cual fue vendido es la medida de los daños, dice.

Sus demandas son acciones colectivas, donde la acción legal viene definida por cada persona que compró uno de los productos mal etiquetados en los últimos cuatro años.

"Si cuesta un dólar y 25 centavos, entonces el cliente tiene derecho a que le devuelvan su dólar y 25 centavos", explica. "Y hay un estatuto de cuatro años de prescripción, por lo que los daños en cada uno de estos casos se define por cuánto han vendido esta basura con errores de marca durante los últimos cuatro años".

Barrett señala que alrededor del 25% de los productos están mal etiquetados en EE.UU. Por tanto, la magnitud de los daños en estos casos fácilmente podría igualar los miles de millones de indemnizaciones que tuvieron que pagar las grandes tabacaleras.

"Podrían ser, y serán, miles de millones de dólares en algunos casos", dice. "Una de las empresas de papas fritas que estamos demandando vende US$13.000 en productos al año".

Casos previos se han centrado en los reclamos por falsa publicidad en lugar de etiquetado incorrecto, lo que requirió a los demandantes a contratar expertos para demostrar que las etiquetas eran "engañosas" para un consumidor corriente y que tal engaño causó daños reales.

Estos casos han sido costosos y engorrosos. Muchos de estos han tendido a resolverse por indemnizaciones que terminaron en cantidades pequeñas.

Las demandas por lesiones personales son aún más difíciles de probar, de acuerdo con Barrett.

Vincular el cigarrillo con una enfermedad específica ha resultado bastante difícil. Sólo una vez las empresas tabacaleras trabajaron para llegar a acuerdos en casos presentados por algunos estados del país para recuperar costos médicos.

Golpear al bolsillo

Vincular cualquier asunto alimenticio a una condición médica posterior, tal como la diabetes, sería significativamente más difícil.

Entonces, ¿cuál es la probabilidad de que esta ola actual de demandas pueda tener éxito?

Barrett dice que en el pasado los abogados han pasado por alto las cruciales regulaciones de la FDA para las etiquetas: "Las falsas etiquetas en sí mismas son la única prueba que necesitamos y probar los daños es simple: se trata de las ventas del producto ilegal dentro del período de tiempo del estatuto de limitaciones: cuatro años".

Y como aquellos casos que pasan a la etapa de descubrimiento, éstos podrían evolucionar -al igual que ocurrió en las demandas de tabaco cuando los documentos calientes comenzaron a aparecer- quizás mostrando que las compañías de alimentos sabían más que el público general acerca el impacto de sus productos y de la publicidad en la salud de la gente.

Además, están comenzando a aparecer conexiones científicamente comprobadas que vinculan a los alimentos con la adicción, y que sugiere que ingerir alimentos altamente agradables al paladar, que contienen azúcar, grasa y sal, en realidad podrían cambiar nuestros cerebros -de forma que necesitamos más y más de estos alimentos para sentirnos satisfechos.

Si estos estudios científicos llegan a ser sólidos, entonces el paralelismo con los casos del tabaco podría también fortalecerse.

Por el momento Barrett dice que su enfoque es suficiente para cambiar las prácticas de la industria: "Hay una cosa que el mundo corporativo del país le presta atención, y es un fuerte golpe en el bolsillo. Todo es cuestión de ganancia. Y sólo cuando afectes sus ganancias es que afectarás su comportamiento. Y tenemos la intención de hacer eso".

Fuente:

BBC Ciencia

Contenido relacionado

23 de agosto de 2012

Qué cambiará realmente con la condena por el uso de agroquímicos en Argentina

Soya

Se trata del primer juicio realizado en América Latina por el uso de agroquímicos.

En un fallo considerado histórico una corte en Argentina condenó a dos hombres por fumigar de forma indebida con insecticidas y pesticidas en un campo cercano a un poblado.

Se trata del primer juicio realizado en América Latina por el uso de agroquímicos, sustancias ampliamente utilizadas en países agroexportadores como Argentina, uno de los principales productores de soja del mundo. 

Para las organizaciones ecologistas, que consideran que los agroquímicos dañan la salud, este fallo podría ser un primer paso para que comience a limitarse el uso de sustancias como el glifosato, el herbicida más utilizado en la región.

Sin embargo, algunos expertos legales advierten que esta causa no reducirá el uso de estos químicos, ya que los hombres juzgados no fueron condenados por usar agroquímicos (sustancias permitidas por ley) sino por violar los límites establecidos para su uso.

Francisco Parra, un productor agrario, y Edgardo Pancello, un piloto de avioneta, fueron sentenciados a tres años de prisión condicional por no haber respetado la franja de resguardo al fumigar sobre un campo contiguo al poblado de Ituzaingó Anexo, un barrio en la céntrica provincia de Córdoba.

Un tercer hombre resultó absuelto por falta de pruebas. El tribunal informó que dará a conocer los fundamentos de su resolución el 4 de septiembre.

No obstante, algunos medios argentinos interpretaron que con su fallo la justicia cordobesa estaba dando por comprobado que existe un vínculo entre el uso de agroquímicos y la inusual cantidad de enfermos que hay en Ituzaingó Anexo.

clic Vea también: Historias de muerte y malformación

Durante una visita a ese poblado de 5.000 habitantes los vecinos dijeron a BBC Mundo que desde que comenzaron las fumigaciones hace doce años 82 personas murieron de cáncer y otras 143 padecen la enfermedad.

También muchas mujeres han sufrido abortos y análisis de sangre realizados a 140 niños mostraron que el 80% de ellos tenía rastros de agrotóxicos.

Precedente

Para Alejandro Pérez Moreno, abogado de Pancello, la condena de este martes no demuestra un vínculo entre el uso de agroquímicos y estas enfermedades.

“Para declarar la culpabilidad los jueces sólo tenían que determinar que existía un peligro potencial, por lo cual es erróneo interpretar que este fallo acepta que los agroquímicos causaron estas enfermedades”, dijo a BBC Mundo.

La potencial conexión entre agroquímicos y problemas de salud podría ser establecida en un caso paralelo, considerado la “causa madre” del debate sobre el uso de estas sustancias.
"Para declarar la culpabilidad los jueces sólo tenían que determinar que existía un peligro potencial, por lo cual es erróneo interpretar que este fallo acepta que los agroquímicos causaron estas enfermedades"
Alejandro Pérez Moreno, abogado de Edgardo Pancello.
En ese proceso, entablado por los mismos fiscales de esta causa contra los mismos imputados, se busca probar que efectivamente los agroquímicos que arrojaron en Ituzaingó Anexo dañaron la salud de esa población.

Carlos Matheu, el fiscal que impulsa la causa, dijo a BBC Mundo que en septiembre comenzarán las pericias para determinar estos vínculos causales.

Si la Justicia determina que hay evidencia suficiente el caso podría llegar a las cortes en 2013.

Para Matheu, la condena de este martes le da un impulso fuerte a ese proceso. Sin embargo Pérez Moreno consideró que ese fallo sólo se refirió a un asunto de límites y no a la cuestión de fondo.

“Este es un fallo aislado que no cambiará nada porque la ley permite el uso de agroquímicos así que para que se limite su uso tendrán que cambiar la ley”, sostuvo.

El abogado también dijo que apelará la sentencia de la Cámara del Crimen, por lo que ese fallo tampoco es firme aún.

Delito

¿Cambia algo entonces a partir de este fallo?

Según el fiscal Matheu, si bien esta resolución no prueba que los agroquímicos causan daños a la salud, sí sienta un precedente que cambiará la forma en que se usan estas sustancias en Argentina.


Carlos Matheu, el fiscal que impulsa la causa, dijo a BBC Mundo que en septiembre comenzarán las pericias para determinar estos vínculos causales.

“Esta es la primera vez en el continente americano que un tribunal considera que arrojar agroquímicos violando las franjas de resguardo es un delito. Antes a esta violación se la consideraba simplemente una falta administrativa. Ahora se puede ir a la cárcel por este motivo”, explicó.

Para el letrado, esta nueva tipificación hará que los productores agrarios tengan que restringir fuertemente el uso actual que hacen de sustancias como el glifosato.

“Ahora los productores fumigan sin demasiado cuidado y no toman en consideración factores como el viento, que puede diseminar los químicos por poblados cercanos. A partir de este fallo tendrán que tener recaudos mucho mayores”, advirtió.

Según Matheu, en Argentina unas 12 millones de personas viven en zonas donde se fumiga con agroquímicos. Y sólo en 2011 se arrojaron 300 millones de litros de estos productos.

BBC Mundo intentó conocer la opinión de las asociaciones rurales sobre las repercusiones que pueda tener este fallo pero hasta ahora ninguna se ha pronunciado sobre el tema.

Sin embargo, el diputado de la provincia de Buenos Aires Jorge Srodek, un productor de soja que integra la comisión de Asuntos Agrarios del Congreso provincial, dijo a este medio que este caso será un “llamado de atención” sobre el uso apropiado de los agroquímicos.

“El glifosato es una sustancia imprescindible para la producción de soja pero considero que hay que ser responsable en cómo se lo aplica”, afirmó.

En ese sentido, Srodek consideró arriesgado utilizar aviones para fumigar con este herbicida.

Para Matheu, este es un punto clave: la fiscalía de Córdoba pidió que el Ministerio de Salud nacional prohíba la fumigación aérea con agroquímicos. Y el letrado también espera que este fallo haga pensar dos veces a los productores que utilizan esta técnica.

Fuente:

BBC Ciencia

Contenido relacionado

14 de marzo de 2012

Una victoria polémica en India para los medicamentos genéricos

Mujer en laboratorio

India autorizó la producción del medicamento genérico a menor precio.

Nexavar es un medicamento utilizado para combatir el cáncer de hígado y riñón patendado por la compañía farmaceútica alemana Bayer. El problema es que cuesta más de US$ 5.000.

Por ello India, considerada por algunos como "la farmacia del mundo en desarrollo", por la producción de genéricos de calidad a bajo costo, autorizó esta semana a la compañía de genéricos Natco Pharma a producir y comercializar el mismo medicamento bajo el nombre de Sorafenat por menos de US$200.

Según las leyes indias sobre patentes, el gobierno puede emitir una licencia obligatoria con la que permite la fabricación de genéricos (medicamentos identificados por el nombre de su principio activo, mucho más baratos que sus equivalentes con marca registrada) en caso de emergencia sanitaria.

De esta manera, los fabricantes de genéricos pueden copiar productos patentados pagando un pequeño derecho al laboratorio que tiene la patente.

Y eso es algo que ha hecho el gobierno de Delhi terminando de esta manera con los derechos exclusivos de Bayer sobre Nexavar.

Polémica creciente

Al conocer la noticia Bayer se mostró decepcionada y dijo que podría desafiar legalmente la decisión.

Pero la medida no sólo afectaría a Bayer.

La industria farmaceútica en todo el mundo teme que este sea un ejemplo que se repita cada vez más, generándoles pérdidas multimillonarias.

Y es que, aunque es la primera vez que se hace en India, otros países ya han emitido licencias a la patente de un medicamento argumentando razones de accesibilidad a los pacientes.

Brasil y Tailandia fueron los dos primeros países en adoptar la medida, después de que en 2001 la Organización Mundial de Comercio abrió la puerta a que los países pudieran saltarse las patentes de los medicamentos, permitiendo fabricar o importar genéricos en caso de crisis sanitaria.

El caso de Brasil

El 4 de mayor de 2007, el entonces presidente de Brasil, Luiz Inacio Lula da Silva firmó un decreto por el cual autorizaba a quebrar la patente del antirretroviral Efavirenz, un medicamento contra el SIDA, de la gigante farmacéutica estadounidense Merck.

Tras la firma, Lula da Siva dijo que "no es posible que alguien se haga rico con la desgracia de los otros".

Ésta fue la primera vez que Brasil utilizó este recurso previsto en el acuerdo de propiedad intelectual de la Organización Mundial del Comercio (OMC).

Según el Ministerio de Salud brasileño, un sustituto del antirretroviral de Merck puede ser adquirido en India a sólo 45 centavos de dólar la unidad.

El programa contra el VIH/SIDA de Brasil, destinado a unos 600.000 mil infectados, recibió elogios en varias oportunidades.

Un 38% de estos pacientes utilizan el Efavirenz como parte de la terapia.

Fuente:

BBC CIENCIA

Contenido relacionado

6 de febrero de 2012

Inglaterra rechaza perdonar a Alan Turing por “grave indecencia”

alanturing

El mundo se prepara para celebrar este 2012 los 100 años del natalicio de Alan Turing, considerado clave en el desarrollo de las ciencias de la computación y el padre de la inteligencia artificial. Teniendo esto en cuenta, más de 21.000 personas firmaron una petición para que se le otorgara un perdón póstumo al matemático, requerimiento que fue rechazado por el gobierno británico.

Turing fue acusado de “grave indecencia” – es decir, ser homosexual – y fue encarcelado por ello en 1952. Luego aceptó someterse a la castración química para evitar estar en prisión, pero terminó suicidándose dos años después, en 1954 a la edad de 42 años.

En 2009, tras una campaña en la web, el primer ministro Gordon Brown se disculpó públicamente a nombre del gobierno británico por la manera en que Turing fue tratado, pero este mes la Cámara de los Lores rechazó entregar un perdón póstumo al crimen de “indecencia grave” por el que fue encarcelado en 1952.

Un perdón póstumo no fue considerado apropiado, debido a que Alan Turing fue correctamente apresado por lo que en ese tiempo era una ofensa criminal. Él habría sabido que esta ofensa estaba en contra de la ley y que él sería perseguido.

Es trágico que Alan Turing fuera apresado por una ofensa que hoy se ve tanto cruel como absurda, algo particularmente patético dada su destacada contribución al esfuerzo de la guerra. Sin embargo, la ley de ese momento requería un juicio, y como tal, la política de largo plazo ha sido aceptar que tales detenciones ocurrieron, y en lugar de tratar de alterar el contexto histórico y arreglar ahora lo que no puede ser arreglado, nos aseguramos de que en el futuro nunca volvamos a esos tiempos“, explicó Lord Tom McNally.

Es cierto que ya no podemos arreglar lo que ocurrió en el pasado, por lo que el perdón no sería nada más que algo simbólico – y quizás es mejor que la condena quede como una marca de la injusticia que ocurrió con Turing.

Alan Turing trabajó en la Escuela Gubernamental de Código y Cifrado (GCCS) de Inglaterra, decodificando las comunicaciones enemigas en la Segunda Guerra Mundial. Descifró las comunicaciones navales alemanas, y desarrolló una serie de técnicas para entender los cifrados germanos. Después de la guerra, Turing creó uno de los primeros diseños para un computador programado, y luego trabajó en los primeros computadores de la Universidad de Manchester.

Algunas de las cosas por las que es más conocido fue la creación en 1936 de la “Máquina de Turing“, un modelo formal de computador, que se puede adaptar para simular la lógica de cualquier algoritmo de computadora, útil para explicar las funciones de una CPU dentro de un computador en la actualidad. Se trató de un “computador hipotético”, usado para comprender los límites de la computación mecánica.

También está el test de Turing, que se sigue usando hoy y que pretende medir la habilidad de una máquina para mostrar comportamiento inteligente. Un humano debe conversar con una máquina diseñada para comportarse como un humano. Si la persona no puede determinar si su interlocutor es una máquina o una persona, la máquina superó el test.

Fuente:Enlace

FayerWayer

16 de diciembre de 2011

Kivalina, la aldea que demanda a las petroleras por el cambio climático

Niños de Kivalina Foto gentileza Matt Pawa

Niños de Kivalina. Debido al derretimiento del hielo y la erosión masiva, los pobladores de la aldea aseguran que deberán buscar un nuevo hogar en los próximos cinco a diez años. Foto: gentileza Matt Pawa

La batalla legal de una aldea remota podría tener a largo plazo más impacto en la lucha contra el cambio climático que las negociaciones internacionales.

Kivalina

Kivalina se encuentra en la punta de una franja estrecha de tierra en Alaska.

Ésa es la opinión de algunos abogados y científicos expertos en el clima, para los cuales el pequeño pueblo de Kivalina podría hacer historia y llevar a una reducción en la emisión de gases de efecto invernadero.

La aldea de cerca de 400 pobladores Innuit se encuentra en la punta de una franja estrecha de tierras bajas en el extremo noroeste de Alaska, en Estados Unidos.

Los habitantes de Kivalina reanudaron recientemente su lucha judicial contra más de 20 de las mayores compañías de petróleo y gas a nivel mundial, incluyendo ExxonMobil, BP y Shell.

Los líderes de la comunidad aseguran que la aldea, situada dentro del Círculo Ártico, solía ser protegida durante gran parte del año por el hielo marino que aminoraba el impacto de las violentas tormentas que golpean la costa del Mar Chukchi.

"El aumento en la temperatura del aire y del agua, la falta de hielo marino y el derretimiento de la capa helada permanente sobre tierra, permafrost, llevaron a una erosion masiva que está socavando la infraestrucutra de la aldea", dijo a la BBC Heather Kendall Miller, abogada que representa a la comunidad.

Los pobladores están pidiendo indemnización por los daños y perjuicios a su propiedad que, según aseguran, fueron causados por la contribución de las empresas petroleras al calentamiento global.

"Kivalina está siendo literalmente tragada por el océano y la comunidad deberá reubicarse en otro sitio en los próximos cinco a diez años", aseguró Kendal Miller.

Caso similar al de las tabacaleras

Hombre fumando

El caso ha sido comparado a la demanda exitosa contra las tabacaleras en la década de los 80.

El caso se encuentra actualmente ante un tribunal de segunda instancia de tres jueces en San Francisco, luego de que Kivalina apelara una decisión previa que desestimó la demanda en 2009. El veredicto podría tardar varias semanas.


"Lo que suceda en el caso de Kivalina es potencialmente más importante que las negociaciones internacionales sobre cambio climático", asegura Christoph Schwarte, abogado de FIELD, una ONG estadounidense.

"Si la comunidad resulta victoriosa, la perspectiva de una avalancha de casos similares podría empujar a la acción no sólo a las compañías de energía sino a las agencias reguladoras del sector, que también podrían ser demandadas".

Los abogados de las empresas ya presentaron sus argumentos, asegurando que es muy difícil determinar con exactitud quién es responsable en última instancia por las emisiones de gases de invernadero. También señalan que Kivalina podría haber demandado a fábricas de acero o incluso a cualquier persona que tenga un auto.

Sin embargo, los abogados de la aldea afirman que simplemente deben probar que las compañías petroleras contribuyeron a las emisiones globales, sin necesidad de establecer la trazabilidad de cada molécula de gases de invernadero para determinar qué empresa causó qué impacto en particular.

Los representantes legales de Kivalina aseguran además que el caso tiene similitudes con la demanda exitosa de los fumadores contra las tabacaleras en la década de 1980.

"El paralelo con el caso de las tabacaleras reside en las acusaciones de conspiración, ya que las compañías petroleras demandadas financiaron estudios de bases científicas dudosas, destinados a convencer al público de que el cambio climático no es real", dijo Kendall-Miller.

Causalidad

Estudios científicos recientes sobre la probabilidad del vínculo entre eventos climáticos extremos y el calentamiento global podrían reforzar los argumentos de Kivalina, según algunos abogados.

Pobladores de Kivalina

La demanda de los pobladores de Kivalina podría sentar precedente para muchos casos similiares.

El profesor Myles Allen, de la Universidad de Oxford en Inglaterra, y la Oficina Metereológica del Reino Unido, Met Office, examinaron por ejemplo la ola de calor que azotó a Europa en 2003 y dejó miles de muertes por causas relacionadas con el aumento intenso de temperatura.

El estudio concluyó que era muy probable que el calentamiento global debido a la acción humana hubiera aumentado en más del doble la probabilidad de las altas temperaturas registradas ese año.

Richard Lord, coeditor de un reciente libro sobre responsabilidad legal y cambio climático, asegura que una duplicación del riesgo puede tener implicaciones significativas desde el punto de vista legal.

"Demandas como la de Kivalina enfrentan numerosos obstáculos ante la justicia", dijo Lord a la BBC.

"Uno de los principales es la necesidad de demostrar que el cambio climático 'causó' un evento climático extremo, cuando esos fenómenos siempre han ocurrido y la otra parte podría argumentar que ese episodio en particular podría haberse dado de cualquier forma".

"En algunos casos el requisito legal de establecer el vínculo causa-efecto podría satisfacerse cuando se demuestra que una cierta causa aumenta al doble, o más del doble, la probabilidad de que un evento ocurra".

Demandas futuras

Shell

Shell, ExxonMobil y BP son algunas de las empresas demandadas por Kivalina.

Eventualmente, otras comunidades o países vulnerables como los estados isleños podrían presentar demandas contra las grandes naciones emisoras como Estados Unidos.

Lord señala que es necesario distinguir entre los casos contra empresas privadas y las demandas contra estados según el Derecho Internacional Público.

También debe diferenciarse -según el experto legal- entre la responsabilidad por eventos climáticos extremos y la responsabilidad por fenómenos graduales como el aumento progresivo en el nivel del mar.

"Pero en cualquiera de los casos, cuanto más avance la ciencia sobre causalidad y cuanto más tiempo las compañías sigan adelante con sus acciones, más difícil será para estas empresas evitar ser responsabilizadas ante la justicia".

Por su parte, el profesor Allen está convencido de que un mayor énfasis en la identificación e indemnización de las víctimas del cambio climático alentará recortes en las emisiones de gases de invernadero.

"Si toda la energía que se dedica a negociar un acuerdo internacional sobre recortes de gases de invernadero se destinara a asegurar que las víctimas sean indemnizadas, esto bien podría resultar en avances más rápidos en la reducción de emisiones", dijo Allen.

En la cumbre de cambio climático que concluyó este mes en Durban, Sudáfrica, se decidió negociar para 2015 un acuerdo de recortes de emisiones que entraría en vigencia en 2020. Pero aún hay muchos obstáculos en este camino.

La vía de las batallas legales también podría ser lenta y costosa, según Schwarte.

"Estamos apenas en el comienzo de este proceso y probablemente llevará al menos otra década convencer a algunos jueces. Los modelos sobre cambio climático son muy complejos, y la presentación de evidencia por parte de expertos climáticos ante la justicia podría ser muy costosa".

Fuente:

BBC Ciencia

Contenido relacionado

19 de septiembre de 2011

Increíble: La ciencia llevada a juicio en Italia

Terremto en L'Aquila, junio de 2009

La próxima semana, seis científicos y un funcionario serán enjuiciados en Italia por homicidio por el terremoto de L'Aquila, en el que hace dos años murieron 309 personas.

¿Se repite lo de Galileo o es un psicosocial (cortina de humo) del inefable Berlusconi?

El caso ha atraído la atención de medios del mundo porque parece que la que se sentará en el banquillo es la ciencia.

Los siete acusados parecen ser culpables de no predecir el terremoto de 6,3 grados en la escala de Richter que asoló la localidad la noche del 6 de abril de 2009.

Los científicos insisten en que con los medios de que disponen, no pueden prever con precisión dónde va a ocurrir un terremoto, ni siquiera en una zona de gran actividad sísmica.

Unos 5.000 científicos de todo el mundo han firmado una carta en la que apoyan a sus compañeros italianos de cara al juicio.

Según le dijo a la BBC el abogado de uno de los acusados, es posible que su cliente acabe condenado y encarcelado.

"Temo que, como en un terremoto, nada en este caso es predecible. No nos olvidemos que este juicio está teniendo lugar en L'Aquila, donde toda la población ha sido afectada personalmente y está a la esperar de una sentencia que no debería existir", dijo Marcello Milandri.

Los sismólogos pueden evaluar las probabilidades de que un terremoto pueda ocurrir, pero con una enorme falta de precisión sobre sus características.

Los signatarios de la carta piden a las autoridades que se concentren en la protección ante los terremotos en lugar de en perseguir científicos en lo que sienten como un proceso inquisitorial al estilo del que sufrió Galileo.

¿Juicio a la ciencia?

Los fiscales que llevan adelante el caso aseguran que no se trata de un juicio a la ciencia y que son perfectamente conscientes de que no se puede predecir un terremoto.

Onna, aldea devastada por el terremoto

La población estaba nerviosa por semanas de temblores. Los científicos sólo llamaron a la calma.

Lo que cuestionan es si los acusados, miembros de la Comisión Italiana de Grandes Riesgos, hicieron su trabajo de forma adecuada.

Se trata pues de eso, ¿supieron evaluar los riesgos y los comunicaron con claridad a las autoridades que se servían de su asesoría?

Un inspector local, Lorenzo Cavallo, recordó que "la comisión calmó a la población tras una serie de temblores de tierra". "Después del terremoto, mucha gente comentó que cambiaron de actitud por los consejos de la comisión".

"Es nuestro deber investigar lo que se dijo en cada caso y pasarlo por el filtro de las autoridades legales", afirmó.

Gas radón

Giustino Parisse, periodista que vivía en Onna, una pequeña aldea cercana a L'Aquila, es uno de los que ha impulsado el caso.

Las semanas anteriores al terremoto había habido una serie de temblores. En la víspera, la noche del 5 de abril, varios sismos llegaron a despertar a su familia.

Estaban ansiosos, pero les dijo que volvieran a dormir, que no había necesidad de preocuparse porque eso era lo que habían dicho los científicos.

El día del terremoto de L'Aquila su hija de 16 años y su hijo de 17 murieron por el terremoto, junto a su padre. Todos porque su casa se desplomó.

Parisse le explicó a la BBC que la población estaba nerviosa por los avisos de un científico nuclear, Giampaolo Giuliani, que había dicho que los altos niveles de gas radón sugerían que un terremoto era inminente.

La fiabilidad de ese indicador es algo ampliamente discutido. La mayoría de los expertos creen que no es algo a lo que hacer demasiado caso.

La localidad de L'Aquila quedó devastada.

En aquel momento, el responsable de la agencia de protección civil italiana, Guido Bertolaso, tomó una decisión inusual al pedirle a la Comisión de Grandes Riesgos que viajara a L'Aquila para discutir la situación.

Allí se reunieron durante una hora con el funcionario que ahora también está siendo enjuiciado, Bernardo de Berandinis, quien era vicedirector del departamento de Protección Civil.

Dos de los que se sentarán en el banquillo de los acusados tienen vínculos con el Instituto Nacional de Geofísica y Vulcanología (INGV).

El responsable de Relaciones Públicas del INGV, Pasquale de Santis, le dijo a la BBC que el juicio es una distracción, que desde 1998, los sismólogos venían diciendo que el área era de alto riesgo y que la población debía poner en su punto de mira a quienes no hicieron nada por endurecer la regulación de la construcción.

Fondos

Cuestionado sobre el asunto, el alcalde de L'Aquila, Massimo Cialente, dijo tener esperanzas de que el juicio provoque un debate nacional que facilite el conseguir fondos para proteger a su población ante futuros sismos.

Seis días antes del terremoto, Cialente había trasladado a los alumnos de la escuela local porque el edificio había sido dañado por terremotos anteriores. Pero, según denuncia, sin presupuesto para hacerlo porque, afirma, la prevención no es una prioridad.

Quienes impulsan el proceso, dicen que la población de L'Aquila tiene derecho a saber lo que pasó. Muchos esperan que el juicio les dé algo de paz.

Pero quienes firmaron la carta de apoyo a los acusados temen que el caso sirva para disuadir a los científicos de dejar sus laboratorios para trabajar con las autoridades y el público.

John McCloskey, profesor de Geofísica de la Universidad del Ulster, dijo los acusados son científicos que se pasaron la vida produciendo los mapas sísmicos más sofisticados.

Para McCloskey, es un "ultraje" que ahora se enfrenten a un proceso por homicidio. El profesor fue uno de los que firmó la carta. Y su opion no deja lugar a contemplaciones: "Su cuenta y riesgo son los nuestros".

Fuente:

BBC MundoEnlace

Contenido relacionado