Latest Posts:

12 de junio de 2018

El 'niño genio' despedido de Facebook ahora quiere construir el muro de Trump

Palmer Luckey desarrolla junto a antiguos empleados de Palantir un sistema de detección de inmigrantes ilegales para la frontera de EEUU y México.

Palmer Luckey es una figura polémica de Facebook pese a no ser tan conocida como su CEO, Mark Zuckerberg, y pese a que ya no trabaja en la empresa. Fue despedido (pero sin usar esa palabra) por apoyar de una forma bastante extraña la campaña de Donald Trump: dio fondos a foros y webs de trolls que hacían memes sobre el político. 

Sea como fuere, tras un año fuera de Facebook, ahora tiene una empresa llamada Anduril (como la espada del Rey Aragorn en El Señor de Los Anillos) y está desarrollando, junto con antiguos empleados de Palantir, un sistema de videovigilancia y de reconocimiento que pretende proponer a la administración Trump como sustituto del muro que este prometió construir en una parte dla frontera entre EEUU y México.

Como revela Wired en un reportaje, no se trataría de un muro físico, sino de uno virtual que nacería de la particular fusión entre la realidad virtual y el reconocimiento facial. Dado que Luckey entró en Facebook tras la adquisición de Oculus, su empresa de realidad virtual de la que no forma ya parte, no suena descabellado que este proyecto llegue lejos. 

Su funcionamiento es fácil: hay una línea invisible en la frontera, o en el caso de la prueba que está presentando Anduril, en la linde de una granja en Texas. Quien pase esa línea, será identificado. Si es un ser humano, se le identifica como tal. Si es un animal, también se le puede reconocer. 

La idea sería adaptar este concepto al reconocimiento de inmigrantes legales e ilegales, sobre todo en zonas donde cubrir el terreno es más difícil y en la que construir un largo muro físico sería demasiado costoso. Con la tecnología de Anduril, se podría detectar la entrada de un inmigrante ilegal por una parte de la frontera y enviar entonces a una patrulla para que lo intercepte. 

De momento, nada es oficial, pero los ensayos realizados durante 10 semanas por la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de los EEUU se han saldado con 55 detecciones de accesos no autorizados por la frontera en Texas.

Los objetivos de esta tecnología, apodada inicialmente como Lattice, son ambiciosos y van más allá del control fronterizo modernizado: Luckey considera que puede funcionar como un 'ojo' omnisciente a nivel estatal con miles de sensores y bases de datos en el país y a cuyo funcionamiento y mantenimiento ayudaría la inteligencia artificial.

El artículo completo en:

El Mumdo Tecnología