Latest Posts:

12 de junio de 2018

Pánico en Hillsborough: el día que un estadio de fútbol se convirtió en una trampa mortal

Probablemente, en ningún estadio de fútbol se vivirán escenas tan terribles como la imagen con la que abrimos. Lo que ocurrió unos segundos después de aquella situación límite cambió para siempre la seguridad de los recintos. El 15 de abril de 1989 murieron 96 personas aplastadas en un estadio.

La tragedia de Hillsborough, Sheffield, Inglaterra, se produjo el día de la semifinal de la F.A. Cup entre el Liverpool y el Nottingham Forest. Días antes, las entradas para el evento se habían agotado, 53 mil seguidores de ambos equipos llenarían las gradas del estadio para un partido que debía comenzar a las 15:00.


Curiosamente, y a pesar de ser un club mucho más grande, a los seguidores del Liverpool se les asignó el extremo más pequeño del estadio, Leppings Lane, para que su ruta no los pusiera en contacto con los fans del Forest que llegaban del sur. Tenía mucho sentido. Las grandes multitudes de fútbol en aquellas fechas eran sinónimo de guerra campal, tenían una reputación de vandalismo, por lo que se aplicaba una estricta separación.

Para completar lo que se iba a convertir en el día más negro de la historia del fútbol, el jefe de la policía para el partido fue David Duckenfield, un tipo nuevo en su puesto que tenía una experiencia limitada en el control de partidos de este calibre.

El artículo completo en:

Gizmodo