Latest Posts:

Mostrando las entradas con la etiqueta cicatriz. Mostrar todas las entradas
Mostrando las entradas con la etiqueta cicatriz. Mostrar todas las entradas

27 de noviembre de 2018

El científico peruano que busca regenerar tejidos quemados

Investigación. El doctor en química Juan Carlos Rodríguez trabaja en la creación de nanopartículas antibacteriales para agilizar el proceso de cicatrización de heridas. Acá su historia.


"Ese sábado era de noche. Yo me desperté por los gritos, me acerqué a la sala donde funcionaba el negocio de la familia y vi a todos en llamas. Luego les eché agua, los auxilié. A los segundos, vi que mi mamá tenía fuego en el brazo. Me asusté".

Días después de ese incidente, a los diez años, Juan Carlos Rodríguez se dio cuenta de que debía estudiar ciencia porque veía sufrir a su madre de 50 años por unas severas quemaduras.

Todo sucedió cuando cogió la crema que se echaba su mamá en el brazo para que no se infecten las ampollas y leyó la palabra "silverdiazina". Luego, buscó sus compuestos y descubrió que la plata servía para evitar las infecciones y apoyar a una cicatrización. Fue así como empezó sus averiguaciones.

Hoy, treinta años después, Juan Carlos Rodríguez es profesor de Bioquímica de la Universidad de Ingeniería y Tecnología (UTEC) y es uno de los coautores del proyecto interdisciplinario llamado de forma resumida "Nanopartículas para la regeneración de tejidos".

Contra cicatrices

Cuando alguien tiene una herida, el cuerpo genera nuevo tejido, pero también aparecen bacterias que estropean este proceso, lo que genera la formación de cicatrices. Pues bien, la investigación consiste en el desarrollo de dos tecnologías: nanopartículas antibacteriales y moléculas para la regeneración de tejidos. Las primeras cumplirán la función de matar los microbios que quisieran intervenir en la cicatrización.

Estas, unidas a las moléculas para la regeneración de tejidos, tienen la función de estimular el proceso. Se pueden usar en cualquier tipo de lesión de tejido: quemaduras, heridas externas e internas. Podrían resolver incluso una úlcera estomacal.

El proyecto está liderado por Javier Paíno como investigador principal, Juan Carlos Rodríguez y Anand Ramamurthi como coinvestigadores. Al equipo se suman químicos, biólogos, médicos cirujanos y especialistas del Lerner Research Institute de Cleveland Clinic (Estados Unidos).

"Queremos ayudar a la cicatrización correcta y más rápida de la piel que es el tejido que cuida a nuestros órganos", cuenta Juan Carlos Rodríguez, quien tiene un posdoctorado en la Universidad de Harvard.

Buenos resultados

El equipo regenerador de tejidos usa equipos muy avanzados para ver las nanopartículas de oro y plata (millonésima parte de un milímetro). No pueden usar microscopios normales sino técnicas complementarias.

Ellos ya han comprobado que las nanopartículas antibacteriales funcionan. "Ahora probaremos en un tejido. Si en el laboratorio, al unirla con las biomoléculas, los dos actúan de forma simultánea y regeneran el tejido, pasaremos a la etapa clínica para probar con animales y humanos", aclara.

Este proyecto empezó hace dos años y concluirá a fines del 2019. Los científicos esperan tener buenos resultados para masificar este instrumento que hoy cuesta muy caro (solo las nanopartículas de plata) en el Perú por las importaciones. Rodríguez piensa lograrlo por su mamá.

Fuente: La República (Perú)
 

24 de diciembre de 2017

La razón por la que las heridas que sufrimos durante el día se curan más rápido que las que sufrimos por la noche

Si vas a hacer algo que conlleve el riesgo de sufrir heridas, mejor hazlo durante el día. Esa es la sorprendente conclusión a la que ha llegado un grupo de expertos en biología molecular de la Universidad de Cambridge. No es solo eso, es que las heridas sufridas de noche tardan el doble en curarse.



El doctor Nathaniel Hoyle, de la Universidad de Cambridge, lleva tiempo estudiando como afectan los ciclos de día y noche a la recuperación de tejidos y sus conclusiones son sorprendentes. En el organismo humano hay un tipo de células llamadas fibroblastos que son responsables entre otras cosas del proceso de cicatrización. Lo que Hoyle y sus colegas han descubierto es que hay varios genes responsables de la actividad de los fibroblastos que se desactivan por la noche.

Sorprendidos por el hallazgo, el equipo consultó miles de expedientes de la unidad de quemados en el hospital de Manchester. Lo que descubrieron es que si el mismo tipo de quemadura tarda unos 17 días de media en cicatrizar cuando se sufre por el día, tarda 28 días en hacerlo cuando se sufre de noche.

Los experimentos con células de ratón también confirmaron que los fibroblastos tardan mucho menos en llegar a una herida cuando esta se sufre de día. La razón es una serie de alrededor de 30 genes que regulan la producción de una proteína llamada actina. Esta proteína es precisamente los que ayudan a los fibroblastos a moverse y los genes que la expresan se desactivan durante la noche. A resultas de ello las heridas diurnas se curan hasta un 60% más rápido.

Fuente:

Gizmodo