Latest Posts:

3 de febrero de 2014

Esta es la fábrica de cerdos clonados más grande del mundo


Cerdo en el centro de clonación de BGI

El centro de clonación porcina de BGI es el más grande del mundo.

Los gruñidos de los cerdos se oyen mucho antes de llegar a una serie de largos edificios ubicados entre colinas ondulantes en el sur de China.

La hora de la comida provoca frenesí y los animales se empujan contra las rejas que rodean sus rediles.

Centro de clonación porcina en China

La BBC visitó las instalaciones de BGI en Shenzhen, en el sur de China.
Sin embargo, esta no es una granja cualquiera.

Dirigido por una compañía en rápido crecimiento, BGI, este establecimiento se ha convertido en el centro de clonación de cerdos más grande del mundo.

Aunque la tecnología que emplea no es particularmente nueva, lo sorprendente es su aplicación para la producción en masa.

El primer establo contiene 90 animales en dos largas filas.

Parecen perfectamente normales, pero cada uno es portador de embriones clonados. Muchos de ellos también son clones.

Este lugar produce la extraordinaria cifra de 500 cerdos clonados al año: China está explotando la ciencia a escala industrial.

Para mi sorpresa, nos llevan a ver cómo se hace el trabajo.

Cerdos como modelo

Una habitación contigua a los rediles sirve como sala de operaciones y en ella yace una cerda anestesiada, con una máscara de oxígeno en el hocico. Unas bolsas plásticas cubren sus pezuñas.

Cerda en sala de operaciones del centro chino de clonación

En el centro se realizan dos implantaciones de embriones cada día.

Dos técnicos han insertado una sonda de fibra óptica para localizar su útero. Un tercero trae un pequeño tubo de ensayo desde una nevera: en él están los blastocistos, células embrionarias preparadas en laboratorio, que serán implantados en breve.

El espacio no tiene aire acondicionado ni está particularmente limpio; de hecho algunas moscas merodean alrededor de la cabeza de la cerda.

Da la impresión de que esta operación se lleva a cabo con un aire de rutina.

Incluso la presencia de periodistas extranjeros no parece llamar la atención en absoluto.

El animal parece estar cómodo y no se percibe ninguna preocupación ante cómo podemos reaccionar ni ante lo que podrían pensar quienes defienden los derechos de los animales.

Este equipo es capaz de realizar dos implantaciones al día, con un nivel de éxito de alrededor de 70-80%.

Lea el artículo completo en:

BBC Ciencia

No hay comentarios.:

Publicar un comentario