Latest Posts:

4 de noviembre de 2013

Raquel Villaseca: "Elegir la educación privada en lugar de la pública es el camino equivocado"

La especialista en educación Raquel Villaseca Zevallos, directora asociada de educación básica de la Universidad Cayetano Heredia, alertó que en nuestro país una gran cantidad de colegios privados brinda un bajo nivel de educación.

Además, aseguró que instituciones y universidades locales no están formando a los docentes que el país necesita en zonas rurales.

¿Por qué se ha devaluado la profesión docente?
No ha sido prioridad el mejorar la educación en el Perú. Los presupuestos asignados al sector educación han sido muy bajos, recién han crecido en los últimos años. Los sueldos han sido tan bajos que los jóvenes no aspiraban a ser maestros. Además, jóvenes de baja economía y formados en escuelas de mala calidad han accedido a institutos pedagógicos que estaban en sus comunidades, que tampoco tenían la calidad deseada. El círculo de la pobreza está ligado al círculo de la mala calidad educativa.

¿Y eso no es aún una realidad?
En los últimos años ha crecido la expectativa por ser maestro. Se están dando los primeros pasos. Sí encontramos a jóvenes motivados, que tienen acceso a varias iniciativas interesantes. Nos toca a todos motivar a jóvenes líderes y capaces a que se involucren en la formación de las personas, que es la columna vertebral de la formación de la sociedad peruana.

¿Dónde se encuentran los mejores maestros?
Están en Lima y otras capitales de departamentos. Están en las ciudades. Los maestros que se encuentran en zonas rurales alejadas buscan venir a la ciudad porque no tienen vivienda ni alimentación, viven de manera precaria, no están comunicados ni tienen acceso a la cultura. Hay que invertir más y darle posibilidades. Necesitamos estimularlo y acompañarlo para que sea atractivo trabajar en zonas alejadas.

¿Qué otros problemas enfrentan los docentes?
La formación que dan algunas universidades e institutos pedagógicos está desvinculada de los diferentes contextos que existen en el país. No se forma a los maestros para que trabajen en el ámbito rural o para que manejen escuelas uni docentes o multigrados, que existen en las zonas más pobres y de menores niveles de aprendizaje, donde están los excluidos.
Además, necesitamos recobrar el profesionalismo en la educación. Son los mismos maestros los que deben emprender la tarea de revalorar su labor. Hemos encontrado que algunos trabajan mecánicamente y no comprenden su rol.

Y están aún enfocados en la educación memorística
La educación que hemos recibido y que aún se da está centrada solo en aprender ciertos conocimientos. Estos son importantes, ya que permite transmitir la cultura de generación en generación; sin embargo, no es suficiente. Estamos en un mundo muy retador. El mundo globalizado requiere que todas las personas seamos capaces de aprender y tener capacidad para innovar.
No solo se trata que el alumno conozca, sino que desarrolle procedimientos, que tenga opinión propia, que comprenda lo que lee, que sean capaces de innovar y den propuestas.

¿Cómo logramos que comprendan lo que leen si no tienen el hábito de la lectura?
En las escuelas de varias comunidades, a los niños les encanta leer. Lo que hacemos es seleccionar lecturas que son significativas de acuerdo a la edad. Además, motivamos a que los estudiantes se sientan capaces de escribir. Desde el primer grado elaboran pequeños textos, sobre anécdotas familiares.

El rol de la familia es fundamental. Hoy se dice con orgullo que muchas de ellas forman parte de la clase media emergente, y se destaca su poder adquisitivo. ¿Qué tanto interés tiene ese sector en invertir en educación?
Hemos encontrado que en todos los niveles, incluyendo los sectores más pobres, hay interés de los padres de familia por la educación. En la clase media emergente sí hay inversión. Los niños están acudiendo a buenos colegios y universidades.

Tengo la percepción que nuestra nueva clase media opta por abarrotar los centros comerciales y gastar el dinero en bienes suntuosos antes que pagar por educación de nivel en escuelas privadas.
Está equivocado. En Lima, el 50 % de los centros educativos son privados. Eso muestra que en realidad los estudiantes están dejando la escuela pública para ir a la privada. Sin embargo, aprovecho la pregunta para decirle al país que ese camino es equivocado. Los países desarrollados, los que tienen mejor educación, tienen una sólida educación pública. Las universidades y los maestros tenemos que apostar por una escuela pública de calidad para conseguir educación sostenible e igualitaria. Esa es la base para construir una sociedad que se desarrolle.

¿Pero cómo decirle a los padres que no elijan los colegios privados si las escuelas públicas presentan muchas deficiencias?
En realidad, en los últimos años se han dado pasos para mejorar la escuela pública. Además, muchas veces se huye de una escuela pública de regular calidad para migrar a una escuela privada de pésima calidad. Las evaluaciones nacionales muestran que solo las escuelas privadas de nivel ‘A’ son de buena calidad. Tenemos muchas escuelas privadas que son pésimas.

¿Falla el control de los colegios privados?
Las direcciones regionales de educación y las unidades de gestión educativa local son las encargadas de monitorear la calidad educativa no solo de la educación pública, sino también de la privada, pero sentimos que no es está siendo supervisada de manera apropiada. Es una labor que tiene pendiente el Ministerio de Educación.

Fuente:

La República (Perú)

No hay comentarios.:

Publicar un comentario