Latest Posts:

5 de abril de 2013

El Universo no conspira (por si acaso)

Cuando te dicen que puedes alcanzar tus sueños si pones en ellos todo tu empeño, ¿te están animando o te están hundiendo? Si, al cabo del tiempo, tu esfuerzo ha dado los frutos esperados, se lo agradecerás a quienes te impulsaron y a quienes te alentaron por el camino. Si no se cumplen tus expectativas, no podrás regresar al momento inicial y querrás asumir tu error, no sin algún resquemor a terceras personas. Pero, de ahí a que todo el Universo conspire para ayudarte a conseguir una cosa que quieres realmente...

NASA: Andrómeda
Miles de personas que aspiraron a tener una vivienda y ahora están en la calle, y sin trabajo. Miles de personas que quisieron curarse de su enfermedad y murieron antes de conseguirlo. Miles de artistas que dejan su vocación pictórica, literaria, teatral o musical cuando es tarde para salir de la indigencia. Cientos de investigadores a los que se les cierran las puertas y deciden emigrar, no volver o cambiar de actividad. Cientos de empresarios que apenas lograron mantener unos meses sus iniciativas.

No, el Universo no conspira a favor de los sueños de cualquiera.

Libros como El Alquimista o El Secreto se han vendido como churros y han contribuido a cumplir los sueños de sus autores, pero no a los de todos sus lectores. Y no porque no se entregaran a sus sueños con total amor, perseverancia, ilusión o confianza, sino porque en el Universo, el resto de las variables humanas aspiran a cosas similares. A deseos comunes en muchos casos: sólo hay una campeona del mundo en gimnasia rítmica.
No trato de demonizar el ansia del resultado, porque no siempre basta con haberlo intentado. Pero la mayoría de las veces basta con haberlo intentado, porque, en el fondo, la vida no parece otra cosa que un camino de intentos, con sus logros y sus fracasos.

NASA: Nebulosa de Orión
No es de justicia reírse de las personas que te ayudan a cumplir tus sueños. Es inmoral y repudiable aprovecharse de ellos creándoles expectativas de triunfo y logro ante cualquier cosa. Pero, además, es pernicioso para el resto, quienes no conocen los contenidos de esos libros y se encuentran con lectores ambiciosos que les miran por encima del hombro. Como si ellos hubieran dispuesto que todo el mundo (o, aún más, el Universo) tuviera que estar a su servicio.

No, no es así, el Universo es desconocido, nuestra mente es desconocida y podemos elucubrar lo que queramos sobre nuestros poderes, pero no tenemos acceso a todo. Estamos conectados, tenemos cosas en común, pero desconocemos cómo funcionan esas conexiones. Cada cual es libre de creerlo, pero no tiene fundamento. Y la engañifa de los santones tiene que ser al menos advertida.

Ése ha sido el propósito de esta entrada, si no es de vuestro agrado, que el Universo me castigue y conspire contra mí.
Fuente:

No hay comentarios.:

Publicar un comentario