Latest Posts:

4 de diciembre de 2016

3 cosas (y un mito) que quizás no sabías de los edulcorantes artificiales

Quizás una de las cosas más difíciles a la hora de hacer dieta es eliminar de nuestro paladar el gusto a dulce. (¡Qué difícil es resistirse a esas galletas, bizcochos y bebidas gaseosas!)
La industria de los alimentos bien sabe de este esfuerzo y lo ha sabido capitalizar con los conocidos edulcorantes artificiales.
En el mercado hay decenas de estos sustitutos, aunque los más conocidos son el aspartame, la sacarina y la sucralosa.
Si bien es mucho lo que hemos escuchado hasta ahora de estos productos, es posible que todavía queden algunacosas que quizás no sepas.

1. ¿Hay edulcorantes artificiales naturales?

Si hablamos de los edulcorantes en general, la respuesta es afirmativa, puesto que de acuerdo con la Real Academia Española de la Lengua, la miel y el azúcar son edulcorantes naturales.
Ahora bien, si lo que tienes en mente es la stevia como sustituto natural del azúcar, la respuesta es más complicada.
La stevia, una planta que durante mucho tiempo se ha usado en Paraguay y Brasil para endulzar, se puede encontrar en supermercados de buena parte de los países desarrollados.
Ha sido anunciada como el "edulcorante milagroso" y el "santo grial de la industria de la comida", debido a sus orígenes naturales y sus aclamados beneficios para la salud.
Pero la clínica Mayo de Estados Unidos, advierte que esta también es artificial, debido a que se trata de un producto refinado y procesado.
Y si la razón por la que la consideramos natural es porque viene de una planta, entonces hay que tomar en cuenta que no es la única: la sucralosa (Splenda) se saca del azúcar.

2. No todas son buenas para todo

El artículo completo en la BBC

No hay comentarios.:

Publicar un comentario