Latest Posts:

12 de marzo de 2013

¿Es realmente posible el celibato?

Celibato

¿Es realista esperar que una persona viva sin sexo de forma permanente? Los escándalos que envuelven a altos cargos de la Iglesia Católica reavivan dudas y preguntas sobre el celibato.

No es lo mismo que abstinencia. Para los puristas, el celibato –derivado del latín "no casado"– significa un estado permanente sin sexo.
La abstinencia puede ser temporal. Y es posible ser abstinente manteniendo una relación. El "verdadero" celibato significa una vida sin sexo y sin una compañero/a o cónyuge.

Pero muchos le dan una definición más amplia: es simplemente una especie de compromiso a vivir sin sexo.

El tema ha vuelto a suscitar interés después de que el cardenal de Escocia Keith O'Brien admitiera que su "conducta sexual" había caído por debajo del estándar que se esperaba de él, en medio de acusaciones de "comportamiento inapropiado".

Como sacerdote católico, debía abstenerse de toda actividad sexual y consagrarse a Dios y a los fieles de la iglesia.

Batalla contra el deseo

No es la única religión que promueve el celibato: también lo hacen los monjes budistas. En ambas religiones, la masturbación es considerada como una violación al celibato.
"No hay dudas de que algunas personas pueden practicarlo felizmente. A veces puede costar un poco, pero la idea de que no puedes por razones biológicas es falsa."

Vishvapani, budista

Sin embargo, para aquellos que no profesan ninguna fe, una vida sin sexo puede ser difícil de comprender.

Los sacerdotes católicos son todos hombres y aunque hay mujeres célibes –usualmente monjas– gran parte del debate se centra en el celibato masculino.

Tomado en su definición más estricta, surge una pregunta: ¿es realmente posible el celibato?

Los hombres quieren sexo motivados por la testosterona, dice John Wass, profesor de endocrinología en la Universidad de Oxford.

Las mujeres están motivadas en menor grado por una mezcla de testosterona y estrógeno, explica Wass.

"Yo vería el celibato como un estado totalmente anormal", dice el especialista, consultado por la BBC.

Muchas personas no pueden siquiera imaginarse vivir toda su vida sin sexo de ninguna clase.

Jimmy O’Brien, que dejó el sacerdocio para formar una familia, recuerda lo difícil que puede ser para un hombre joven. "Tienes que pelear contra el deseo. Para algunas personas puede llegar a ser una batalla cotidiana, pero a otros no les afecta tanto".

Desafío y sacrificio

Monjes budistas

Los monjes budistas recurren a la meditación para acallar el deseo físico. 

El poder de la mente a través de ejercicios como la meditación puede desvanecer las ansias físicas, afirma Vishvapani, budista.

"No hay dudas de que algunas personas pueden practicarlo felizmente. A veces puede costar un poco, pero la idea de que no puedes por razones biológicas es falsa", asegura Vishvapani.

El padre Stephen Wang, decano del Seminario Allen Hall, en Londres, dice que es un sacrificio que muchos sacerdotes logran.

"Es posible cuando las personas tienen una madurez interior y la fe y las estructuras del apoyo están en su lugar", explica Wang.

Para él no se diferencia del desafío de un esposo que trata de ser fiel a su mujer.

Lea el artículo completo en:

BBC Ciencia

Contenido relacionado

No hay comentarios.:

Publicar un comentario