Latest Posts:

16 de octubre de 2016

Perú: Piden salvar de la extinción al suri o ñandú de la puna

Sacar a esta ave gigante de la frontera de extinción depende de una política de Estado.


El primer ejemplar de Suri o ñandú de la puna nacido en cautiverio, vio la luz el 2014 en el criadero que funciona en el distrito de Pimentel-Chiclayo. (Difusión) 

Una de las aves emblemáticas del Perú se encuentra en peligro crítico. El suri o ñandú de la puna es una de las seis especies de aves gigantes corredores descubiertas en el mundo. Dos ya se extinguieron y otras dos, entre ellas el suri, se encuentran en la frontera de la desaparición.

El fundador del Centro de Conservación Sicán-Suri Lambayeque, Ricardo Castañeda, inició en el 2012 un esfuerzo por reproducir el suri (Pterocnemia pennata tarapacensis) en cautiverio y garantizar su conservación. Sin embargo, su iniciativa, ejecutada con recursos propios, resulta incompleta debido a un problema: estas aves gigantes no presentan dimorfismo sexual, es decir, macho y hembra son muy parecidos. De hecho, solo es posible detectar su género cuando llegan a la madurez sexual y cambia su comportamiento reproductivo y los sonidos que emiten.

¿Cómo afecta esto el plan de protección y conservación a de los ñandús de la puna? Castañeda explica que bajo estas circunstancias resulta imposible definir cuántas hembras o machos nacen por camada. Incluso si un experto en crianza los identifica, no podría determinar cuáles califican como potenciales reproductores o a cuáles se tendría que descartar.


 Proyecto de investigación

Frente a esta realidad, un grupo de profesionales liderado por el Phd. Luis Rodríguez Delfín, Damaris Esquén y Pilar Bazán, de la facultad de Biología de la Universidad Nacional Pedro Ruiz Gallo (Unprg), y el Centro de Conservación Sicán – Suri, de Lambayeque, decidieron asociarse para ejecutar el proyecto de investigación en sexaje a través del ADN y variabilidad genética. Esto permitiría resolver en las primeras semanas de vida el género sexual y a los potenciales reproductores.

Al mismo tiempo, hará posible descubrir los índices de  endogamia que presenta la reducida población de ñandús de la puna existente en silvestría y en los centros de crianza de los Andes Sur de nuestro país.

Para tal fin se requiere impulsar un plan eficaz para la recuperación y conservación del suri en cautiverio que involucre las siguientes áreas: incubación artificial, manejo de charitos o bebés, sexaje a través del ADN y variabilidad genética, manejo de púberes y juveniles, incluso manejo de reproductores por familia.

“Es evidente que existen otras áreas por resolver relativas a enfermedades infecciosas que pueden causar la muerte o disminución de la fertilidad y el mejoramiento reproductivo”, señala Ricardo Castañeda.

Para el conocido criador de aves gigantes si bien se siente satisfecho con el esfuerzo desplegado hasta ahora, corresponde a la Comisión de Agricultura del Congreso, al SERFOR, OSINFOR, al Ministerio de Ambiente y al Presidente de la República “comprender que sacar a nuestra ave gigante de la frontera de extinción depende de una política de Estado y apoyo tangible a los peruanos que se han propuesto conscientemente actualizar la cultura de nuestros ancestros en materia de crianzas”.

Una cruzada en favor de su rescate de la extinción permitirá seleccionar y obtener mejores ejemplares que garanticen la salud y el buen desarrollo de las futuras generaciones de suris.

DATOS

-El suri o ñandú de la puna fue un recurso natural alimenticio por excelencia durante el Imperio del Tahuantinsuyo. Esta fue la razón de su crianza abundante durante dicho periodo.

-El primer ejemplar de Suri nació en cautiverio en el 2014, dos años después que Ricardo Castañeda (incasuri@gmail.com) iniciara la crianza de suris que trajo desde Puno. El nacimiento ocurrió en el criadero que funciona en el distrito de Pimentel-Chiclayo. En Llusta y Tupala (Puno) también existe criaderos desde hace dos décadas.

- Las aves gigantes ya extintas son el ave elefante (Madagascar) y el ave moa (Nueva Zelanda). Las otras especies son el avestruz (África), emú (Australia), casuario (Nueva Guinea) y suri o ñandú (América).

Fuente:

El Comercio (Perú)