Latest Posts:

12 de agosto de 2014

La cogeneración: un futuro más eficaz

La cogeneración es un ejemplo de alta eficiencia pues utiliza el calor surgido de la producción de electricidad en el mismo centro o instalaciones próximas. Sin aplicar esta tecnología de alta eficiencia, el calor generado al producir electricidad se perdería disipado en el ambiente. Por ello, la cogeneración en una opción atractiva tanto para el bolsillo como para el medio ambiente.

cogeneracion grafico La cogeneración: un futuro más eficaz



Las grandes centrales térmicas solo buscan generar electricidad. Al generarla, estas centrales solo aprovechan del 25 al 46% de la energía del combustible, perdiendo el resto en forma de calor que debe disiparse fuera de la central. Esto produce un fuerte impacto medioambiental debido a los problemas generados por la contaminación térmica.

En la cogeneración se busca un sistema distribuido de producción de electricidad. Con más plantas de pequeña potencia cerca de los centros de consumo se reducen las pérdidas por su transporte y distribución que son casi del 10%. Esto supone una gran mejora de la eficiencia energética, herramienta fundamental en la lucha contra el cambio climático y es que además la cogeneración ahorra un millón y medio de tep/año (tonelada equivalente de petroleo consumida en un año) evitando la emisión de 7 siete millones de toneladas de dióxido de carbono al año.

La cogeneración asegura el abastecimiento, gracias a la reducción de las perdidas generadas por el transporte y la utilización de la energía calorífica cerca de la central, permitiendo un acceso permanente a las fuentes de energía primaria a precios asequibles. La eficiencia energética por su parte potencia el crecimiento económico y el empleo, mejorando el bienestar social, además de contribuir a cuidar el medioambiente por la reducción del consumo de energía.

Pero la cogeneración no solo está pensada para centrales térmicas, cualquier actividad en la que se necesite energía térmica puede beneficiarse de esta tecnología. Desde procesos productivos, climatización o tratamiento de residuos. Con este sistema se reducen los costes energéticos pues maximiza el aprovechamiento de la energía primaria del combustible, e incluso permite obtener ingresos extra si se opta por inyectar a la red parte de la energía eléctrica producida.

En España, esta tecnología de alta eficiencia, está sufriendo muchas trabas para su desarrollo debido a las políticas tomadas en referencia al sistema eléctrico. La Comisión Nacional de los Mercados y la Competividad (CNMC) exige a las industrias cogeneradoras que financien los desajustes del sistema eléctrico abonandoles solamente el 25% de sus facturas. Además, siguiendo la regulación del Gobierno, la CNMC retrasa los pagos de las facturas de venta de electricidad a los cogeneradores, lo cual unido a los recortes que sufre la industria desde 2013, hace imposible la supervivencia de las mismas.

La cogeneración es una mirada al futuro que apuesta por la eficiencia energética, ahorrando combustible al generar de forma simultanea calor y electricidad. Además, la construcción de centrales menos potentes más cercanas a los centros de consumo permite minimizar las perdidas y generar un ahorro del cual nos beneficiamos todos. Sin embargo, debido a los impagos del Gobierno y la situación de incertidumbre, se han parado hasta un 40% de las plantas cogeneradoras, suponiendo un descenso del 35% de la electricidad producida por cogeneración.
Fuente:
Conciencia Eco

No hay comentarios.:

Publicar un comentario