Latest Posts:

18 de octubre de 2013

¿Puede la ciencia explicar por qué soy pesimista?

Pesimistas

Debbie y Trudi son gemelas.

Tienen mucho en común excepto que Trudi es alegre y optimista mientras que Debbie sufre de ataques de depresión profunda.
Es posible que su depresión fuera provocada por un evento importante en su vida, aunque no está claro cuál podría haber sido.

Estudiando a un grupo de mellizos idénticos como Debbie y Trudi, el profesor Tim Spector, del hospital St. Thomas de Londres, Reino Unido, ha estado tratando de resolver interrogantes fundamentales sobre la manera que se forma nuestra personalidad.

¿Por qué hay personas más positivas sobre la vida que otras?

Spector ha podido identificar un puñado de genes que están activos en un gemelo y no en el otro.

¿Inmutable?

Michael Mosley con Trudi y Debbie

Mosley con Trudi y Debbie, gemelas que ayudan a descubrir qué pasa en nuestro cerebro.

Con gemelos como Trudi y Debbie se encontraron cambios en sólo cinco genes en el hipocampo del cerebro, los que sospechan disparan la depresión de Debbie.

Los estudios con mellizos indican que, cuando se trata de la personalidad, cerca de la mitad de las diferencias entre seres humanos se debe a factores genéticos.

Pero Spector anota que a lo largo de nuestras vidas, respondiendo a factores ambientales, nuestros genes constantemente van ajustando la intensidad con que se expresan, en un proceso conocido como epigenética.

El profesor, que se describe como un optimista, espera que esta investigación lleve a mejores tratamientos para la depresión y la ansiedad.

"Solíamos decir -le explica a la BBC- que no podemos cambiar los genes. Ahora sabemos que existen estos minimecanismos que pueden prenderlos o apagarlos. Estamos recobrando el control de nuestros genes".

Culpa de la mamá

Michael Mosley en examen

Michael Mosley en examen para ver si efectivamente hay evidencia de su pesimismo.

Aún más sorprendente es la investigación que ha identificado cambios en la actividad de los genes causada por la presencia o ausencia del amor maternal.

El profesor Michael Meaney, de la Universidad McGill en Canadá, está investigando la manera de medir cuántos receptores de glucocorticoides están activos en el cerebro de una persona.

El número de receptores de glucocorticoides activos es un indicador de la habilidad de la persona para soportar el estrés. Y es posible que también sea una medida de cuán bien fue cuidada cuando era joven, reflejando cuán ansiosa o estresada estaba la madre y cómo eso impactó en la cantidad de afecto que recibió en los primeros años.

Yo soy uno de un pequeño puñado de personas a las que les han hecho el examen y tiene los resultados. Aún no le he dicho nada a mi madre.

Fuente:

BBC Ciencia

 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario