Latest Posts:

20 de septiembre de 2013

Desarrollan inyección que revierte efectos del síndrome de Down en ratones


Un equipo de científicos estadounidenses ha logrado revertir los efectos del síndrome de Down en ratones de laboratorio recién nacidos por medio de una inyección que contiene un compuesto especial que genera que el cerebro crezca y se desarrolle sin dificultades. 

El equipo de investigadores de la Escuela de Medicina de la Universidad John Hopkins experimentó con ratones de laboratorio, que fueron manipulados genéticamente para obtener copias adicionales de la mitad de los genes equivalentes a los que se encuentran en el cromosoma humano 21; este cromosoma es el que genera las condiciones para la caracterización del síndrome, como el cerebro más pequeño o las dificultades cognitivas de procesamiento lógico.

En un estudio publicado en la revista Science, explican como las copias fueron tratadas en el laboratorio para elaborar un compuesto, hecho a base de proteínas sonic hedgehog, que por contener diferentes concentraciones proteicas establece vías a nivel molecular de transmisión de información. Este compuesto permite impulsar el crecimiento normal del cerebro y el cuerpo, mediante la activación del gen denominado SHH. Una vez desarrollada esta sustancia, fue inyectada en ratones que acababan de nacer.



Los resultados mostraron que la sustancia pudo normalizar completamente el crecimiento del cerebelo de los ratones hasta la edad su edad adulta y con una sola inyección. Según explica el Dr. Roger Reeves, miembro de la Escuela de Medicina de la Universidad John Hopkins, "la mayoría de las personas con síndrome de Down tienen un cerebelo que alcanza alrededor del 60% del tamaño normal"; y la inyección ha sido capaz de incrementar estas proporciones¨.  
Incluso, se registraron beneficios inesperados en el aprendizaje y la memoria, por el desarrollo del hipocampo a través de pruebas psicomotrices. Los ratones tratados respondieron tan bien como los ratones sin Síndrome de Down a  las pruebas de localización y de laberintos.

No obstante, a partir de estos avances no se puede afirmar que el síndrome de Down pueda ser revertido en humanos. Los investigadores sostienen que ajustar este tratamiento para los humanos sería mucho más complicado, ya que al alterar el crecimiento del cerebro de las personas se podrían producir consecuencias nocivas, como cáncer u otras insospechadas. "El síndrome de Down es muy complejo y nadie piensa que [la inyección] va a ser el elixir que normalice la cognición [...]. Se necesitan enfoque múltiples", puntualizó el Dr. Reeves.

Tomado de:

La Mula

No hay comentarios.:

Publicar un comentario