Latest Posts:

26 de agosto de 2013

La Antártida, los gusanos ‘zombis’ y los barcos hundidos


El barco de madera Endurance ('resistencia' en inglés) descansa en el fondo del océano Antártico.

El bergantín Endurance del famoso explorador Ernest Shackleton, que tuvo que ser abandonado en 1915 durante su desgraciada expedición antártica, probablemente aun esté en buenas condiciones en el fondo marino. 

Esta es una de las conclusiones de un estudio que observó cómo se degrada la madera hundida en las aguas polares del sur.

Para ello se sumergieron tablas durante más de un año, y los científicos observaron que después de ese tiempo volvieron a la superficie prácticamente intactas.

La razón, señalan los investigadores, es la ausencia en la región de una especie de moluscos que se alimentan de madera.

En cualquier otra parte del mundo estos moluscos habrían devorado rápidamente las tablas sumergidas.

Pero Adrian Glover, del Museo de Historia Natural en Londres, dice que las corrientes que circulan en el océano Antártico probablemente impiden que estos organismos se acerquen al continente.

Eso significa que los restos de antiguos barcos de madera –como el Endurace, hecho de pino y roble, que fue perforado por el hielo– podrían estar notablemente bien conservados en sus tumbas acuáticas del fondo del mar.

Lea el artículo completo en:

BBC Ciencia

No hay comentarios.:

Publicar un comentario