Latest Posts:

4 de marzo de 2013

¿Tienen los donantes de esperma responsabilidad sobre los hijos?

William Marotta

William Marotta firmó un acuerdo en el que renunciaba a sus derechos de paternidad.

A medida que más mujeres quedan embarazadas con esperma donado por hombres que conocen, la ley debe establecer qué papel, si lo tienen, deben desempeñar estos hombres en la vida de sus hijos biológicos.

Cuando William Marotta contestó un anuncio del sitio Craigslist buscando un donante de esperma, sólo estaba tratando de ayudar a dos mujeres a formar una familia.

Durante un par de días en 2009, les dio varias donaciones en vasos de plástico y firmó un acuerdo en el que renunciaba a todos sus derechos de paternidad. Y pensó que nunca las volvería a ver.
Pero en octubre recibió una carta alarmante: si bien las mujeres no querían que fuera parte de la vida de la niña, el estado de Kansas, en Estados Unidos, lo demandaba por manutención de menores.

Marotta, de 45 años, descubrió que las mujeres que crían a su hija biológica se habían separado y la madre de la niña, en dificultades financieras, la inscribió en Medicaid, un programa de salud del gobierno para los pobres.

El estado le preguntó por el nombre del padre, y los funcionarios dijeron que era responsable financieramente de los gastos médicos incurridos.

"Claramente obsoleta"

Expertos observan un aumento en el número de disputas legales sobre las relaciones que los donantes de esperma tienen con las familias receptoras en los casos en que se conoce la identidad del donante.

En algunos casos, como el de Marotta, los donantes no quieren ser reconocidos como padres legales. Pero los abogados también observan más casos en que los donantes buscan el contacto con sus hijos biológicos.

En Reino Unido, el Tribunal Supremo recientemente dictó un fallo histórico que dio a dos hombres homosexuales, en una unión civil, el derecho a solicitar el contacto con sus tres hijos biológicos, criados por parejas de lesbianas con los que los hombres mantienen una relación de amistad.

Los hombres podrían incluso ganar el derecho a jugar un papel en la crianza de los hijos.

En Estados Unidos, analistas como Charles Kindregan, profesor de derecho de familia en la Universidad de Suffolk, en Boston, dicen que el caso de Marotta demuestra por qué la ley es "claramente obsoleta".

La ley que protege a los donantes de esperma de la responsabilidad por paternidad fue aprobada en los setenta, cuando la mayoría de las mujeres que buscaban un tratamiento para la fertilidad estaban casadas. Dado que el tratamiento era nuevo e incómodo debía ser administrado por un médico.

Pero gracias a los avances médicos ahora se ofrecen alternativas más baratas y fáciles.

Las madres solteras constituyen el 49% de las mujeres que reciben este tipo de tratamiento, dice Wendy Kramer, directora de Donor Sibling Registry.

Lea el artículo completo en:

BBC CIENCIA 


No hay comentarios.:

Publicar un comentario