Latest Posts:

10 de marzo de 2013

Informes internacionales señalan contaminación en cuenca del Pastaza y alertan sobre salud de pobladores



La lamentable situación de la cuenca del Pastaza.

Reconocidas organizaciones internacionales dedicadas al análisis ambiental y la defensa de la salud y derechos, reconocieron que existen altos índices de contaminación en la cuenca del Pastaza, como consecuencia de la actividad petrolera en el lugar y además, alertaron sobre la salud de los pobladores de las comunidades indígenas.

Los informes corresponden a Source Internacional y Environmental Law Alliance Worldwide (ELAW) y fueron realizados por encargo de la Federación Indígena Quechua del Pastaza – Fediquep. Las interpretaciones se basan en los reportes e informes emitidos por OEFA, ANA y DIGESA, producto del primer diagnóstico ambiental que realizó la Comisión Multisectorial N°200-2012-PCM en la zona.
En los documentos se señalan las graves consecuencias a las que está expuesta la salud de los pobladores. Afirman, que la exposición mediana o permanente a sustancias tóxicas como TPHs o algunos metales pesados encontrados en el alto Pastaza, podrían ocasionar desde alteraciones al sistema nervioso hasta, incluso, la muerte.

Un dato importante que surge de los informes es que muchos de los elementos contaminantes reconocidos, como el Bario, los TPHs (hidrocarburos totales de petróleo) o HAPs (hidrocarburos policíclicos aromáticos), derivan casi exclusivamente de la actividad petrolera.

Además, los informes indican que la contaminación en la zona se encuentra en estado “difuso”, esto es disperso en todos lados. Asimismo, de los resultados se deduce que la zona ha estado expuesta a contaminación por petróleo de forma recurrente, desde hace mucho tiempo atrás.

Parte del informe de Source – Scientists for Human Rights se basa en el reporte público realizado por el Organismo de Evaluación y Fiscalización Ambiental – OEFA, dedicado a muestras de suelos. Para esto, Source tomo como referencia de calidad de suelos los indicadores de Bolivia, Canadá y Holanda. Esto fue así porque nuestro país aún no cuenta con un estándar ambiental definido para este caso.

Flaviano Bianchini, fundador y director de Source, llama la atención sobre la presencia de Bario en la zona. “El bario es utilizado para la barite: sustancia que se usa en los lodos de perforación para la extracción de petróleo”, señala el especialista. En 7 puntos del total de muestras, el Bario sobrepasa el límite permitido según la guía candiense.

Uno de los lugares donde se ha encontrado mayor cantidad de Bario procede de la tierra de lo que fue la laguna Shanshococha. En este punto, el bario supera hasta en 31 veces el límite de referencia.

Se indica además que casi el 70% de las muestras tomadas por OEFA superan el límite permitido de TPHs. Incluso, hay puntos que llegan a altísimos índices, como en la quebrada Ismacaño (92 veces más) o la quebrada Ushpayacu (23 veces más).


Source se dedica también a interpretar el reporte público de la Autoridad Nacional del Agua – ANA, dedicado a aguas y sedimentos. En esta parte, se señala la alarmante presencia de metales pesados como Aluminio, Plomo, Manganeso y Arsénico, algunos de estos muy venenosos.

El informe además se detiene en los sedimentos: “estos pueden considerarse como la “memoria” de un río”, dice. “El agua fluye de manera rápida en los ríos, si hay una contaminación esta fluye con el agua. Sin embargo, parte de esta contaminación se depositará en los sedimentos del río”.

La quebrada Ullpayacu y la cocha Chirunchicocha “se encuentran altamente contaminadas por hidrocarburos”, afirma Source. Respecto a los TPHs, es alarmante señalar que ambos puntos superan hasta en 222 y 382 veces más, los estándares nacionales de calidad de aguas. Las consecuencias pueden ser terribles: “cáncer, mutaciones congénitas y otras enfermedades muy graves”, señala el informe.

El informe de la organización norteamericana ELAW analiza los reportes emitidos por la Autoridad Nacional del Agua – ANA y la Dirección General de Salud Ambiental – DIGESA, este último abocado a las muestras de aguas superficiales y de consumo humano.

“El 72% de las muestras de sedimentos (informe de ANA) tienen niveles de hidrocarburos totales de petróleo que sobrepasan el valor óptimo según la norma canadiense para sedimentos”, señala en sus observaciones el informe.

Por otra parte, se precisa que el análisis microbiológico de DIGESA señala que las aguas están altamente contaminadas de coliformes totales y fecales. Las muestras fueron tomadas en aguas subterráneas, superficiales, pozos, piletas y grifos de las comunidades.

Según referencias de la Organización Mundial de la Salud – OMS, el informe de ELAW señala que dichas aguas no son aptas para el consumo humano.


“El nivel de contaminación del agua de las muestras descritas indica que la población que consume agua de los puntos que exceden la norma indicados arriba, está expuesta a bacterias que ponen en riesgo su salud”, señala ELAW.

Leer informe Source Internacional.
Leer informe Environmental Law Alliance Worldwide (ELAW).

Fuente:

AIDESEP

No hay comentarios.:

Publicar un comentario