23 de junio de 2010

Experimentos: Velocidad de reacción

Miércoles, 23 de junio de 2010

Experimentos:

Velocidad de reacción


Si hay algo de lo que normalmente no somos muy conscientes es de que no somos Lucky Luke, el pistolero que era más rápido que su sombra. Porque lo que estos dibujos del belga Morris nos muestran es el tiempo de reacción... de la sombra.



Lo que demostramos con este experimento es que desde que recibimos la información por nuestros sentidos hasta que reaccionamos a ella pasan unas décimas de segundo, lo justo para que el cerebro procese la información del exterior, mande las órdenes pertinentes a nuestras extremidades y estas actúen en consecuencia. El primer científico que describió este concepto fue el persa Al-Biruni (973-1048) y también el primero en darse cuenta que cuando tenemos nuestra atención dividida, el tiempo de reacción sube dramáticamente. Que es lo que le ocurre a nuestra ayudante Yolanda.

El otro experimento tiene que ver más con la magia química: prender un billete sin que arda. Para ello basta con mezclar agua con alcohol y empapar bien el billete con dicho cóctel. Si además le añadimos algún compuesto, como en nuestro caso el cloruro de cobre (II), que da una llama violácea, el efecto queda más vistoso. Lo que sucede es que, al untar el billete (que se comporta más como una tela que como un papel, por eso no se estropea si lo mojamos), el alcohol se queda en la superficie y el agua sobre el billete. El alcohol al arder se descompone en agua y dióxido de carbono, y la temperatura que alcanza no es suficiente para hacer hervir el agua, por lo que el billete queda a salvo.

Fuente:

Muy Interesante

No hay comentarios.: